22 de septiembre de 2021 | 06:50
Deportes

Juegos Olímpicos de Tokio: ¿Quién es Stefania Aradillas, la jugadora del equipo de sóftbol?

Stefanía Aradillas pasó de ser discriminada en el béisbol a representar a México en los Juegos Olímpicos de Tokio con la Selección Nacional de sóftbol.
Stefanía Aradillas
Compartir en

Stefanía Aradillas, se ha convertido en una de las atletas que participa en los Juegos Olímpicos de Tokio con mayores seguidores.

Y es que desde su llegada a Japón, la jugadora de la Selección Mexicana de Sóftbol ha mantenido a todos al tanto del día a día de los mexicanos en Tokio.

Sin embargo, hay muchas cosas que no conocemos de Stefanía Aradillas y dentro de ellas es que estudio en la Universidad Anáhuac de México.

Con una licenciatura en Administración de Empresas y una maestría en Dirección Estratégica de Capital Humana, Stefania Aradillas se convirtió en atleta del máximo evento multideportivo a nivel global.

¿Cómo surgió el sueño de llegar a los Juegos Olímpicos?

Estefanía Aradillas siempre supo de su amor por el béisbol por su padre y abuelo y desde muy pequeña, la atleta olímpica jugaba al béisbol en un equipo junto a varones.

Aunque ese sueño de llegar lejos se quiso ver frustrado en un momento debido a la discriminación que hubo por el hecho de ser mujer, Stefanía Aradillas, no dejó de persistir.

Recordemos que la última aparición de sóftbol de unos Juegos Olímpicos fue en Beijin 2008 y hasta ahora regresó, luego de 13 años llega nuevamente para los Juegos Olímpicos de Tokio.

Durante una entrevista para Récord, Stefanía Aradillas, comentó lo siguiente:

“En el momento en el que se abre la convocatoria de los deportes que regresan para los Juegos Olímpicos, ahí se desesperó ese sueño en mí. Ya tenía un sueño de representar a México en un Mundial , hecho que me negaron en el pasado jugando béisbol, entonces traía esa espinita”

Stefanía Aradillas

A pesar de que las Seleccionadas del equipo nacional de sóftbol han perdido ambos encuentros que han tenido en los Juegos Olímpicos de Tokio, el sueño de las jugadoras no ha desistido.