Deportes

Gareth Bale regresa al Tottenham tras brillante paso en Real Madrid

Gareth BaleDavid MIRZOEFF / AFP

El internacional por Gales se marchó de la Casa Blanca en calidad de cedido; ahora su misión será demostrar que sigue siendo un crack.

México.- Se acabó la novela. Gareth Bale regresó al Tottenham tras una larga y exitosa estadía en el Real Madrid. Cierto es que sus últimos días como merengue no fueron los más alegres, pero sus logros quedarán para la historia.

A siete años de haberse despedido del Tottenham para tocar el cielo con las manos, es decir, llegar al Real Madrid, Gareth Bale retorna con el firme propósito de dejar en claro que su calidad fue menospreciada en la Casa Blanca.

De acuerdo con lo dicho por el equipo de la Premier League, el internacional galés se incorporará en calidad de cedido para la temporada que está en curso, de modo que su contrato finalizará en julio del 2021.

Como jugador de Real Madrid, Gareth Bale conquistó dos Ligas de España; una Copa del Rey, dos Súper Copas. Pero su mayor logro fue haber levantado cuatro Champions League, marca que muy pocos pueden presumir y que muchos menos podrán igualar.

Bale. Is. Back.

Welcome home, @GarethBale11 😍 #BaleIsBack ⚪️ #COYS pic.twitter.com/iOIWC2ZwtC

— Tottenham Hotspur (@SpursOfficial) September 19, 2020

Desencuentros con Zidane, las claves de su salida

Un sector de la afición merengue terminó por desencantarse por la falta de compromiso que el velocista mostró en varias ocasiones a través de redes sociales; por ejemplo, se iba a jugar golf mientras el Real Madrid se blandía en citas importantes.

Pero el rompimiento del galés con el equipo blanco probablemente deviene de su mala relación con Zinedine Zidane, con quien nunca llegó a entenderse del todo, tácticamente hablando.

✍️ We are delighted to announce the return of @GarethBale11 to the Club on a season-long loan from Real Madrid!#BaleIsBack ⚪️ #COYS pic.twitter.com/6w8P1CLx61

— Tottenham Hotspur (@SpursOfficial) September 19, 2020

Y es que en los últimos partidos de la temporada pasada se le vio prácticamente mofándose de su eterna suplencia; un día se “puso” binoculares para ver lo que ocurría en la cancha, luego comió gelatina en el banquillo.

De ahí que quizá lo mejor para ambas partes es este respiro, pues Gareth Bale por fin tendrá los minutos que requiere para llegar enchufado a la Eurocopa del siguiente año. En tanto que Zinedine Zidane se quitó una gran piedra del zapato con la salida del extremo rumbo al Tottenham.