Deportes

Capturan una de las fotos más tristes en la historia del Barcelona

AficionadoAFP

La imagen retrata a un pequeño aficionado que acudió a las instalaciones del club a esperar a Messi, quien nunca apareció.

El FC Barcelona atraviesa, quizá, por la crisis más importante de su historia y así quedó reflejado en una serie de fotos que se ha hecho viral en redes sociales y que tiene potencial para convertirse en una de las más tristes en la historia del club. 

Como contexto, los jugadores del primer equipo fueron citados este domingo para realizarse las pruebas del Covid-19. Es por lo anterior que un pequeño aficionado decidió acudir a las instalaciones para ver si veía a Lionel Messi y tratar de convencerle de que no se fuera. 

Sin embargo, como había anticipado el sábado, el argentino jamás apareció, dejando con el corazón roto al pequeño aficionado, que representan el sentimiento que tiene en estos momentos toda la afición del club catalán tras la inminente salida del futbolista argentino. Las fotos fueron tomadas por el fotógrafo Pau Barrena para la agencia AFP.

Aficionado esperando por MessiPau Barrena/AFP

Cabe mencionar que otros jugadores que están en la cuerda floja en el proyecto de Ronald Koeman, como lo son Luis Suárez, Arturo Vidal y hasta Sergio Busquets, sí se hicieron presentes para realizar las pruebas de cara a la pretemporada del equipo. 

Salida de Messi, inminente 

Es prácticamente un hecho que Lionel Messi saldrá del FC Barcelona, ahora sólo falta saber cuándo y a qué equipo se marchará, aunque todo parece indicar que en Manchester ya le tienen un sitio preparado. 

Su futuro se tendrá que decidir lo más rápido posible, ya que la próxima temporada del futbol europeo está por comenzar. La clave se encuentra en una famosa cláusula en el contrato del argentino. 

¡LO MÁS TRISTE QUE VERÁS EL DÍA DE HOY!

Un pequeño aficionado cule asistió hoy a los entrenamientos con la esperanza de conocer a su ídolo, Lionel Messi, lo triste fue que el argentino no se presentó. pic.twitter.com/SXZcuvRixJ

— FAN10 (@SoyFan10) August 30, 2020

El equipo de abogados del argentino señala que se puede ir libre al equipo que deseé. La directiva del Barça asegura que no, que el equipo que lo quiera deberá pagar la cláusula de rescisión de 700 millones de euros (casi 18 mil millones de pesos), argumento que también comparte La Liga. 

Mientras tanto, Messi parece no reculará y el Barça tampoco, consumando un divorcio en el que, como casi siempre, termina afectando al que menos culpa tiene, en este caso la afición.