¿Por quién o por qué votar?

Una nación sin elecciones libres es una nación sin voz, sin ojos y sin brazos.

» Octavio Paz 

 

El 1 de julio los mexicanos votaremos para renovar el congreso de la unión y al Presidente de México, pero ¿las propuestas que tenemos enfrente son las que en verdad necesitamos los mexicanos? ¿Votamos por los que elegimos o votamos por los que nos impusieron? Enseguida daré algunos argumentos de por que a estas alturas de la contienda electoral aun no tengo definida a la persona a la cual le daré mi sufragio;  para iniciar, como estudiante de Derecho no pasa por mi cabeza el anular mi voto ya que es una obligación consagrada en el Articulo 36 (fracción III) de la Constitución Mexicana y  que por falta de cumplimiento, sin causa justificada de cualquiera de las obligaciones que impone el Artículo 36, los derechos o prerrogativas de los ciudadanos se suspenderán hasta por un año (articulo 38, fracción I).

 

Pero el votar es una responsabilidad muy alta para cualquier  ciudadano, y máxime si se trata del próximo Presidente del  país, la persona que guiara las riendas de toda una nación en cuanto a temas como: la política interna y externa, la economía tan desestabilizada que tenemos, la estrategia en materia de seguridad publica, la educación que tan rezagada esta, etc. Evidentemente elegir por quien votar no es algo sencillo, no es algo en lo que te tengas que basar en cuanto a quien es mas popular, mas aceptable, mas carismático, no es algo que lo tengas que decidir al ver sus spots televisivos, ni por quien salga mejor en sus espectaculares, pero lamentablemente la gran mayoría de mexicanos decide su voto de esta manera, como si se tratase de un reality show, los mexicanos tenemos que estar conscientes de que para tener un país mejor, tenemos que elegir mejor,  y para ello tenemos que informarnos mas, tenemos que interesarnos  acerca de política, escuchar y analizar propuestas que sean efectivamente viables para el desarrollo de nuestro México, y sobre todo ser críticos y no agacharnos.

 

Aun cuando no tenga definido mi sufragio, estoy tratando de ser consciente, no regalando mi voto, no dividiendo, no sembrando más el encono que ya hay, por eso es más importante votar por una propuesta que por una cara, por un proyecto que por un partido. Llamo a ser responsables, por que en nuestras manos esta el destino de este país. Así que piensa y luego vota.

0
comentarios
Ver comentarios