19 de septiembre de 2021 | 18:06
Opinión

    Bitcoin, la moneda virtual

    Compartir en

    Diseñadores de programas (o  de software) son reconocidos por su profesión en cualquier parte del mundo. El grado de complejidad que merece cada programa va acompañado en satisfacer una gama de necesidades a las que podemos nombrarle reglas de operación. El programador  cumple con el objetivo de hacernos las cosas más fáciles, y asimismo, su profesión representa un crecimiento profesional y económico.

    En el tema del Bitcoin, la moneda digital para realizar pagos de bienes y servicios vía internet  ha causado cierto entusiasmo y revuelo.  Llamó mi atención  su respuesta que da a conocer en su página oficial refiriéndose a la  pregunta de ¿quién controla la red de Bitcoin? Su respuesta dice que, Bitcoin no tiene propietarios y que es controlado por todos los usuarios  en el mundo; pues ellos son libres de elegir el software y la versión que deseen. La respuesta no me convenció y tuve que indagar más sobre este tema. Esto fue lo que encontré…

    El sistema Bitcoin

    Resulta que la plataforma  MT.GOX con sede en Japón  fue (diremos más adelante el porqué fue) la red más grande y utilizada por los usuarios debido a su rapidez y eficiencia en la operación de transacciones de compra y venta de Bitcoin a grandes volúmenes. Estos son intercambiados con dólares, euros o en cualquier otra moneda.

    El software cumple con una función algorítmica que crea Bitcoin de manera regulada y limitada por el sistema. Su creador fue conocido por el seudónimo de, Satoshi Nakamoto, quien lograba comunicarse con otros  colegas a través de un correo criptográfico distinto al correo de uso común. Estrategia de trabajo en el sentido de que las buenas o malas intenciones pudieran haber sido puestas al descubierto.    

    Por su naturaleza, el valor del Bitcoin es muy volátil, por lo que no se recomienda depositar o invertir sus ahorros en dicha moneda. Sin embargo, ya existen cajeros en Canadá y España donde se pueden cambiar dólares por Bitcoin. La pregunta forzada es ¿quién recibe los dólares y por qué motivo?

    Bitcoin dice que su moneda cumple con las funciones del dinero: como una unidad de cuenta, medio de intercambio, patrón de pagos diferidos, y como depósito de valor. Yo difiero de esta idea.

    a)    Como Unidad de Cuenta. En el mundo real el valor de los productos y servicios no están a precios de Bitcoin. ¿Cumple con el punto? No.  

    b)   Medio de Intercambio. Se pueden intercambiar bienes y servicios ofreciéndolos solo en el internet a cambio de Bitcoins por subasta (CoinDL). Aunque en pocos negocios de Estados Unidos funcionen así, la medida no es universal  ¿Cumple con el punto? No.  

    c)    Pagos diferidos. Hasta el momento no existen contratos a futuro en el mercado financiero o comun valorado en Bitcoin. ¿Cumple con el punto? Tampoco.  

    d)   Depósito de valor. Sí el Bitcoin es súper volátil, ipso facto, no cumple con el propósito.    

    Ante el breve análisis, podemos decir que, estamos ante una seudomoneda que pretende ser moneda, y que pudiese prestarse a posibles fraudes, lavado de dinero o a cualquier tipo de mercado ilegal. Las malas noticias para aquellos fanáticos y, sobre todo, para aquellos que están detrás del gran negocio, no se han hecho esperar. La operadora más grande de Bitcoin, plataforma MT.GOX, hace unos días decidió cerrar operaciones (compra y venta de Bitcoin), al parecer, por una supuesta desaparecieron en el  mercado de 300 millones de dólares en Bitcoin.

    En su página, la operadora no explica o detalla las razones del posible robo o pérdida.

     Dear MtGox Customers,

    In light of recent news reports and the potential repercussions on MtGox's operations and the market, a decision was taken to close all transactions for the time being in order to protect the site and our users. We will be closely monitoring the situation and will react accordingly.

    Best regards,
    MtGox Team

    “Se ha tomado la decisión de cerrar todas las transacciones de forma indefinida para proteger la web y a nuestros usuarios”. “Seguiremos supervisando de cerca la situación y actuaremos en consecuencia”, añade el brevísimo comunicado.

    Algunos expertos señalan que este hecho se asemeja a la crisis financiera del 2008 en el modelo Bitcoin. En el trasiego, la crisis lo sitúa en algo comprometedor, incluso, existen comentarios de que pudiera desaparecer. La incertidumbre no se hizo esperar, y varios usuarios molestos por la suspensión,  decidieron vender Bitcoin para recuperar sus dineros en otras plataformas distintas a MT.GOX. Ante la incertidumbre, su valor de cotización a principios del año era de $919 dólares por cada Bitcoin. Hoy, ante la gravedad del asunto, llega al valor $535 dólares.

    Los siguientes cuadros son datos de la segunda operadora de intercambio en importancia BitStamp. En el cuadro de la derecha se señala en un recuadro pequeño el valor al mes  de enero, el segundo a la izquierda, en la parte superior es a valor actual.

    Si convirtiéramos el valor de un Bitcoin a pesos mexicanos, estaríamos hablando de $7,078.05 pesos.

    Si hablamos de una generación de 49833 Bitcoin, traducidos en dólares (535 dólares por cada Bitcoin) nos daría un monto de $26,660,655.00 mdd generados en esta plataforma.  Lo interesante es de que este monto no genera rendimiento, solo es recuperable por vía especulación ¿podría invertirse en alguna acción? Sí, porque contribuye al pago de sus respectivos impuestos dependiendo el país.    

     

    Conclusiones

    Comprar Bitcoin no es convenible, implica un altísimo riesgo al que puedes estar sujeto a posibles fraudes. La idea de la moneda virtual es buena, pero aún le falta mucho por madurar. Las operadoras deberían estar sujetas a un mayor control de calidad en la transacción. El sistema es rígido, porque no permite los reembolsos como comúnmente suceden en el sistema bancario.

    La especulación en su más alta expresión a través del mundo virtual. Da la pequeña sensación de querer  saltar hacía el mercado real y que está tratando en conseguirlo. Apostarle, no sería nada bueno. Lo que sí aconsejaría es mejor evitar ideas extremas y solucionar los que tenemos en el presente.                                         

     

    Sígueme en @robertobouret_