El fenómeno del Unicornio

Unicornio
¿Qué es lo que hizo que esta bebida fuera una verdadera revolución durante los cinco días que estuvo en el mercado?Internet

Altamente beneficiada por el mercado de los llamados millenials, Starbucks en Estados Unidos, Canadá y México tuvieron unos días movidos debido a la bebida “Frapuccino Unicornio”.

Ya pasado el furor y la disponibilidad de la bebida, el estudio de este tipo de comportamientos del consumidor debería de ser estudiado por Starbucks y en especial por Alsea, administrador de Starbucks en México dirigido por Federico Tejado.

Una combinación del comportamiento millenial mezclado con la forma de ser de nosotros como mexicanos da como resultado un fenómeno bastante interesante. Tiendas abarrotadas , clientes haciendo fila desde antes de la apertura de los locales, gente disfrazada fue parte de lo qué pasó con el fenómeno causado con esta bebida. Fue tal el impacto que muchas tiendas se quedaron sin los ingredientes necesarios para elaborar la bebida antes del mediodía del día de lanzamiento.

¿Qué es lo que hizo que esta bebida fuera una verdadera revolución durante los cinco días que estuvo en el mercado?

Acceso Limitado

Saber que la bebida solo estará disponible solo en una pequeña ventana de tiempo hace que el producto se convierta en una medalla, en algo que si no lo haz probado no estás a la moda. El saber que solo podrás tener acceso a la bebida de manera limitada hace que el Frappuccino Unicornio se convierta en un objeto de deseo.

Diseño de Producto

El equipo de mercadotecnia de Starbucks se montó a la existente moda de los colores “unicornio”. Diseñaron una bebida vistosa, llamativa para las redes sociales. Una foto de una bebida multicolor en tiempos donde esos colores están de moda es una victoria casi asegurada.

Redes Sociales

La bebida se convirtió en un asunto de redes sociales. Muchos de los medios tradicionales de comunicación voltearon su mirada hacia la bebida. Contenido desde que pensó un experto en cocina sobre la bebida o que le pareció el sabor a tal o cual artista le dieron más empuje a la mercadotecnia indirecta sobre la bebida.

La publicidad llevada por los propios consumidores fue más fuerte todavía. Personas con fotos de la bebida con su nombre, personas disfrazadas de unicornio, hasta personas vendiendo la bebida en grupos de Facebook. A muchos de nosotros nos llegó el mensaje sobre el contenido calórico de la bebida generando más comentarios y aumentando el interés por probar la bebida satanizada por los nutriólogos.

Mi experiencia sobre la bebida

Aunque no soy un consumidor de café diario, tomo una vez cada una o dos semanas una bebida de Starbucks. Me tocó el lanzamiento de la bebida fuera de México. Era jueves y la locura por la bebida ya estaba desatada. Tenía unos asuntos que atender en el centro de la ciudad donde estaba y de regreso al hotel me detuve en un Starbucks por un frapuccino tradicional. Vi la publicidad del Frapuccino unicornio y solamente por curiosidad compré la bebida, no con la intención de probarla, sino para llevársela a mi pareja. En la tienda no había grandes filas, no vi “baristas” molestos por mi pedido y el producto no estaba próximo a agotarse. Es cierto, tuve un frapuccino unicornio en las manos y no lo probé. Y no lo probé por todo el azúcar que me comentaron que tenía. En vacaciones comes mucho fuera de la dieta, no estaba dispuesto a tomarme un misil azucarado de una bebida que ni siquiera es café. En defensa de mi pareja, ella solo le dio dos probaditas, los nutriólogos pueden estar tranquilos.

La verdadera ganancia

Aunque los ingresos que dio esta bebida deben ser bastante importantes, la verdadera ganancia se dará en la publicidad de la marca y el posicionamiento de mercado de esta.

Imagine cuántas personas que nunca habían estado en un Starbucks fueron por primera vez. Si la experiencia de compra, la marca y los productos le parecieron atractivos a un 5% de esos clientes primerizos, habrán aumentado su cartera de clientes habituales de una manera bastante inteligente.

Además, el ingreso adicional de nada despreciables $63 pesos por bebida (en el tamaño más pequeño) le ayudarán a Starbucks a seguir creciendo. En México acaban de abrir su tienda 600 y la expansión de esta marca podría ser más agresiva con los resultados de esta exitosa campaña.

0
comentarios
Ver comentarios