Tiempo de debates; ajuste de cuentas; triunfo de redes sociales

Ayer se realizó el debate entre el candidato y las tres candidatas al gobierno del Distrito Federal.

En estos tiempos ya no se puede hablar con aquella jerga casi deportiva que propondría adivinar ¿quién ganó el debate?

El inminente ganador del proceso para elegir al sucesor de Marcelo Ebrard, Miguel Ángel Mancera, simplemente se fue pegadito a la pared en el ejercicio de ayer y seguramente las encuestas no lo bajarán de la ventaja que tiene sobre sus tres disímbolas y despistadas adversarias.

Mancera lleva casi 45 puntos sobre su más cercana competidora que es Beatríz Paredes. Esa parece una diferencia casi irreversible a solo 30 días de que finalicen oficialmente las campañas y apenas 34 de la jornada electoral del 1 de julio.

En el caso de la competencia por la presidencia de la república ocurrirá algo similar. Muy probablemente Gabriel Quadri, esa espléndida selección que cabildearon con Elba Esther Gordillo dos inteligentes personajes como son Luis Castro y Luis Carlos Ugalde, volverá a ser en el siguiente debate quien se distinga por su coherencia, velocidad y capacidad de respuesta e incluso pertinencia para ironizar. No atacará pero volverá a proyectarse, si no le pasa algo muy grave en su condición mental, como una gente muy cercana al sentimiento popular de desencanto que existe en México.

Y sin embargo lo mas seguro es que ya no crecerá más de los 3.8 puntos (que para un partido fantasma y con un origen muy cuestionado y lleno de desprestigios de sus fundadores como el PANAL, es una cifra muy por arriba de sus expectativas y sus merecimientos.)

En el debate de ayer se percibió que el ambiente previo al mismo lo construyeron nuevamente las redes sociales.

Los debates, según los especialistas, se ganan antes y después de celebrarlo.

Con mucha más presencia que el movimiento 132, que sigue acaparando  gradual pero consistentemente la atención de la sociedad mexicana, twitter y facebook fueron los espacios mediáticos en los cuales se “tropicalizó” el evento que, sin duda, fue favorable nuevamente a Miguel Ángel Mancera.

Hoy las redes sociales empezarán a dar cuenta de ello. Y, repetimos, no para decir algo como: “Mancera ganó el debate”; sino para hacer ver que esos eventos tienen filones rescatables de denuncia (que no es lo mismo que ataques personales (Rosario le dijo a Betaríz que es una candidata “golondrina que no ha hecho nada por el DF en 6 años)

Yo iría más lejos y diría que nunca lo ha hecho.

Pero el caso es que las redes sociales, hasta el momento de redactar estas notas (6 am del 28 de mayo) han emitido más de 10 mil mensajes sobre el debate celebrado entre los candidatos al DF, mensajes que con sus retwits, crecen de manera geométrica. O sea que se pueden convertir en decenas de miles en unas horas.

El periódico REFORMA, que montado en la soberbia enfermiza de sus dueños, da como nota principal hoy el resultado de un foro entre líderes de algunas organizaciones juveniles, su “descubrimiento” de que los jóvenes despiertan y serán factores claves en la elección de julio.

Vaya novedad del REFORMA. Quién le dijo que los jóvenes nunca han estado dormidos como para que despierten, como dicen los organizadores de ese oportunista montaje.

Lo que deja en claro el resultado del debate entre los aspirantes al gobierno del DF,  es que la sociedad fue defraudada nuevamente.

Los temas del agua, la inseguridad y los lugares comunes de “compromisos” volvieron a llenar el tiempo del debate.

Nada nuevo.

Hay que esperar con más interés lo que exprese la sociedad en las redes sociales.

Ese nuevo pulso ya irremplazable de nuestro tiempo, será quien manifieste qué fue lo que más interesó a los ciudadanos del encuentro de opiniones ligth celebrado ayer.

Es muy poco probable que con el debate los números le cambien a Mancera.

Quedará claro que el PRI y los que aconsejaron a Enrique Peña Nieto que Beatríz Paredes sería una candidata competitiva en el DF se equivocaron rotundamente.

El PAN está sin cuadros de batalla, como lo muestra el hecho de que están en un penoso tercer lugar en las campañas por la presidencia, el DF, Jalisco y Morelos donde son gobierno; Tabasco y Chiapas.

Y el PRD, la fuerza más consistente de las llamadas izquierdas, sigue siendo la estructura más confiable de ellas y López Obrador la tiene que tomar en cuenta si quiere seguir siendo el aspirante que marcha en el segundo lugar de las preferencias electorales en el contexto de las presentes campañas.

Nada nuevo después del debate en el DF.

Las redes sociales serán al final de este día, los jueces inapelables.

Y parece que increíblemente todavía no lo aceptan los candidatos Peña y López Obrador. Sus equipos de redes sociales no están en el verdadero contexto de fuerza de opinión. Son bobas, ingenuas y predecibles.

El caso del PAN y sus redes se cuece aparte porque Josefina ya no está en la competencia.

Mancera Gana. Las redes sociales de Peña y AMLO no penetran. Faltan apenas 4 semanas para que terminen las campañas.

Habrá tiempo de corregir algo dentro de las estrategias del PRI y el PRD?

No lo creemos. Peña ganará y AMLO iniciará el 2 de julio una nueva jornada en busca del voto por voto y casilla por casilla.

0
comentarios
Ver comentarios