Columnas

Tengo otros datos. Economía mexicana blindada ante la crisis de la baja del precio del petróleo y el Coronavirus

Los ingresos petroleros son importantes para las finanzas públicas de MéxicoArtemio Guerra Baz / Cuartoscuro

Actualmente la economía mexicana se encuentra mejor preparada y blindada para resistir la baja de los precios del petróleo

La decisión de Arabia Saudita que tomó este sábado 7 de marzo para empezar a producir más de 10 millones de barriles de petróleo por día a partir de abril y aplicar el mayor recorte a los precios en los cuales vende crudo al extranjero, después de no llegar a un acuerdo de producción con Rusia, provocó que la cotización del crudo en el mundo cayera a nivel mundial y que los mercados bursátiles se desplomaran.

El precio de la mezcla mexicana de petróleo crudo de exportación cerró este lunes con una baja del 31.66 por ciento con respecto a su cotización de pasado viernes 6 de marzo. Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que el precio del crudo se ubicó en 24.43 dólares por barril, lo que significó una caída de 11.32 dólares por barril.

La caída del precio del petróleo mexicano de exportación aunado a los problemas para la economía que ha causado la expansión del Coronavirus provocó que la moneda mexicana tuviera una fuerte depreciación frente a la divisa estadounidense, con lo que el tipo de cambio alcanzó una cotización de más de 21.17 pesos por dólar, el peor nivel en 3 años.

Los ingresos petroleros son importantes para las finanzas públicas de México, para este año representan el 3.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), y significan aproximadamente el 15 por ciento del total del Presupuesto de Egresos de la Federación del 2020.

Las entradas petroleras consideradas en la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) para este año se componen por los ingresos propios de Pemex y las transferencias al Fondo Mexicano del Petróleo (FMP). Dos factores influyen sobre los ingresos petroleros en este paquete económico: la reducción del Derecho de Utilidad Compartida, que pasa de 65 por ciento a 58 por ciento, con lo cual se busca aligerar la carga tributaria de la hoy empresa productiva del estado para liberar recursos, pero al mismo tiempo disminuye los ingresos del FMP y la producción petrolera, la cual estiman que crecerá durante 2020. Lo anterior tendría como consecuencia el incremento de los ingresos propios de Petróleos Mexicanos.

La dependencia de los ingresos petroleros en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no es tan grande como era en las anteriores administraciones, como con la de Felipe Calderón. El presupuesto de egresos del 2008 los ingresos petroleros significaron el 44.3 por ciento del total

El gobierno de la Cuarta Transformación, para garantizar los ingresos provenientes de la actividad petrolera estimados en la Ley de Ingresos de la Federación del 2020, los cuales estarían en riesgo por una baja brusca del precio del barril de crudo de exportación, ha instrumentado una estrategia de cobertura petrolera que protege un precio de 49 dólares por barril.

La cobertura petrolera significa que si el precio promedio del crudo de la mezcla mexicana de exportación está por debajo de los 49 dólares por barril, el diferencial de estos ingresos será garantizado al gobierno federal por este instrumento.

La Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP), indicó que la adquisición de las coberturas se financió con recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), y tuvo un costo de alrededor de 20 mil millones de pesos.

La caída del precio de la mezcla mexicana del petróleo en los mercados internacionales a finales del 2008 y que continuo al siguiente año en la administración de Felipe Calderón debido a la crisis hipotecaria de los Estados Unidos, hizo que el PIB cayera un 5.3 por ciento, esto a pesar de que también se tenían coberturas petroleras, pero había un manejo irresponsable de la economía sobre todo en lo que se refería a los precios de las gasolinas.

En el sexenio calderonista se perdieron casi un billón de pesos, es decir, un millón de millones subsidiando el consumo de gasolina, lo que significó grandes pérdidas para Pemex.

El precio del petróleo tuvo un desplome a finales del 2014 y continuo al siguiente año por lo que el gobierno de Enrique Peña Nieto se vio obligado hacer un recorte al gasto público federal de 2015 por un monto de 124 mil 300 millones de pesos, equivalente al 0.7 por ciento del PIB.

El monto incluyó ajustes al presupuesto de Pemex por 62 mil millones de pesos y de 10 mil millones de pesos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), además de la cancelación del proyecto del Tren México-Querétaro.

Actualmente la economía mexicana se encuentra mejor preparada y blindada para resistir la baja de los precios del petróleo y reto que significa la expansión de la epidemia del Coronavirus, ya que no hay una gran dependencia de los ingresos petroleros como antaño para la formación del gasto público.

Otros factores que ayudarán para que la economía mexicana resista esta coyuntura se encuentran los siguientes aspectos:

1.Hay disciplina en las finanzas públicas y no hay un sobreendeudamiento

2.Se cuenta con las coberturas petroleras y con 110 mil 185 millones de pesos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

3.Las reservas internacionales del Banco de México al 28 de febrero se ubicaron en 184 mil 249.5 millones.

4.No ha crecido en términos reales la deuda externa ni interna en la actual administración.

5. Las remesas de los mexicanos que trabajan en el extranjero, principalmente en Estados Unidos, alcanzaron 36 mil 48 millones de dólares en 2019, cifra superior en 7.04 por ciento a la obtenida en 2018, cuando ingresaron 33 mil 677 millones, informó ayer el Banco de México.

6.La Inversión Extranjera Directa (IED) en México llegó a los 32 mil 921 millones de dólares durante 2019, un crecimiento de 4.2 por ciento frente a los 31 mil 604 millones de dólares del año anterior.

El precio de las gasolinas podría bajar en el corto plazo debido al derrumbe de los costos del petróleo que es la principal materia prima para la producción de los energéticos.

El año pasado México gastó 14 mil 746 millones de dólares con el fin de importar el combustible del extranjero, pero esta cantidad podría ser mucho menor este 2020 debido a que ya se está produciendo más en las refinerías del país y a la baja de precios de las gasolinas.

La economía mexicana podría salir bien librada de esta crisis debido al blindaje que se tiene, pero es indispensable que se ejerza el gasto público que no haya subejercicios y que se llegue a un acuerdo para que los privados inviertan en México.