Columnas

Tengo otros datos. Aumento de la tarifa a Netflix, pactado desde el año pasado

NetflixAP

La mayor parte de las personas que se quejan de este impuesto aplicado a Netflix son contrarios al gobierno de Andrés Manuel López Obrador

La plataforma Netflix informó el día de hoy que aumentarán sus precios en México, debido a que la empresa incorporará el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los servicios que ofrece. Esto ha causado malestar entre los usuarios de este servicio.

El incremento de la tarifa era esperado, ya que el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, entregó a la Cámara de Diputados desde el pasado 8 de septiembre el Paquete Económico 2020, en donde se pedía cobrar impuestos a las plataformas.

Dentro de las propuestas que hizo el gobierno federal al Congreso de la Unión en el Paquete Económico, incluyó que todas las plataformas que ofrecen servicios y productos por internet como Uber, Didi, Rappi, Netflix, entre otras deberán pagar impuestos.

La medida propuesta por la Secretaría de Hacienda para que usuarios de apps de streaming de audio y video, así como los servicios de transporte y juegos paguen el IVA del servicio ha causó mucha polémica y enojo entre los consumidores por el posible aumento del precio de los servicios que prestan estás empresas.

Los servicios digitales no los pagaban debido a que el marco legal de México se encuentra desactualizado ante el avance tecnológico de la última década. Por eso, en el Paquete Económico 2020 se plantea que deberán pagar Impuesto Sobre la Renta (ISR), IVA y regalías, aunque para el caso de empresas como Netflix, Facebook y Twitter se gravarían hasta que se llegue a una cuerdo internacional. Se estimó que esta iniciativa entrará en vigor a partir de abril del próximo año.

Cobrar impuestos a empresas que ofrecen la exhibición por internet de series, películas y otros contenidos visuales es complicado ya que “cuando se consume una película de Netflix no está claro si la transacción se está haciendo aquí donde consumimos la película o en Netflix en Estados Unidos donde se está descargando la película”, aseguró Arturo Herrera, dejando en claro que después de una revisión al tema se tomó la decisión de cobrar el impuesto. La idea acercar nuevos ingresos a las arcas del estado, después de que operaran estos servicios durante años sin obligaciones con el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El gravar con el IVA los servicios de Netflix elevaría el precio a los consumidores de la siguiente forma:

  • Plan básico (para una sola pantalla, sin HD): de 129 a 146.16 pesos

  • Plan estándar (para dos pantallas, con HD): de 169 a 196.04 pesos

  • Plan Premium (para cuatro pantallas, con Ultra HD): de 229 a 265.64 pesos

El cobro del de IVA es aplicable a los servicios digitales que son de consumo final en los hogares o utilizados por las personas para su consumo individual y conllevan la descarga o acceso, como lo son imágenes, películas, textos, video audio, música, juegos (incluidos los de azar), clubs, páginas de citas, entre otros.

La carga fiscal del IVA correspondiente a los servicios digitales que se proponen gravar recaerá en el consumidor final, quien desde el punto de vista económico es el pagador del impuesto.

El pago de impuestos como el ISR es obligación de empresas que hacen negocio en México y en cualquier parte del mundo y los gravámenes que se le cobrarán a los corporativos que ofrecen servicios digitales no pueden ser la excepción.

Llama la atención que la mayor parte de las personas que se quejan de este impuesto aplicado a Netflix son contrarios al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pero es raro de que no se acuerden de todos los impuestos que subió el gobierno calderonista en 2009 y nunca protestaron y no se acuerdan cuando en la crisis del 2009 hubo aumentos a los impuestos de una forma exagerada y no hubo tanta protesta.

En la administración de Felipe Calderón se crearon el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE); se aumentó un punto porcentual a la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA), que quedó en 16 por ciento y de 11 por ciento en las fronteras; se subieron dos puntos a la tasa del Impuesto Sobre la Renta (ISR), a 30 por ciento; se le impuso un Impuesto Especial sobre Producción y servicios (IEPS) de 3 por ciento a las telecomunicaciones, otro de hasta 30 por ciento a los juegos con apuestas y sorteos y de 53 por ciento a las bebidas alcohólicas. .

Pese a la contingencia provocada por la expansión de la epidemia del Covid-19 que ha provocado el cierre de las empresas para frenar el avance de la enfermedad, el gobierno de la Cuarta Transformación no ha subido impuestos ni ha pedido préstamos para enfrentar la contingencia.