Columnas

Sociedad | Gobierno federal va directo contra empresas corruptas

ISSSTE.Cuartoscuro

La familia Reyes Domínguez es acusada de participar en actos de corrupción

Contratos millonarios suscritos entre dependencias del gobierno federal con Grupo Relissa Servicios Corporativos SA de CV y Gerlim SA de CV se encuentran en observación tras surgir denuncias de presuntos actos de corrupción y vínculos con otras empresas que facturan operaciones simuladas.

Entre los principales clientes gubernamentales que podrían rescindir sus contratos —aún vigentes— están el ISSSTE, la Fiscalía General de la República (FGR), Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP), Colegio de Bachilleres, el Instituto Nacional de Pediatría y de la Coordinación Nacional de Becas para el Bienestar “Benito Juárez”.

Una serie de acusaciones en contra de los integrantes de la familia Reyes Domínguez —que operan en Grupo Relissa y Gerlim—, llegaron hasta la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el Servicio de Administración Tributaria (SAT), FGR, Función Pública (SFP), así como la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La familia Reyes Domínguez es acusada de participar en actos de corrupción y de relacionarse con las llamadas empresas “factureras”; acciones ilegales que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha decidido combatir y llevar a los responsables ante las autoridades, acusados por corrupción.

En las denuncias se lee: “Presento denuncia de hechos y solicito que se abran líneas de investigación por la presunta participación en delitos y actos de corrupción cometidos por José Juan Reyes Mote, José Juan Reyes Domínguez, Luis Gerardo Reyes Mote y Francisco Javier Rodríguez Mote, quienes a nombre de Grupo Relissa Servicios Corporativos SA de CV y Gerlim SA de CV habrían negociado, fuera de la ley, para obtener millonarios contratos como proveedoras gubernamentales”.

Otro dato importante es la denuncia de Melissa Suárez Velázquez, cuyo esposo, José Juan Reyes Mote, la golpeó hasta sufrir un traumatismo craneoencefálico 33 días después de haber dado a luz. Aunado a que en redes sociales, adelantó que revelaría una lista de funcionarios y operaciones “con recursos extraños”.

José Juan Reyes es hermano de Luis Gerardo Reyes Mote, quien figura como representante legal de Gerlim, tal como se observa en el poder público No. 42,457, expedido por la Notaría número 193 de la Ciudad de México.

Lo mismo ocurre en el caso de Francisco Javier Rodríguez Mote, quien ha tenido el mismo desempeño en Grupo Relissa, de acuerdo con la información presentada ante Hacienda y la Función Pública para acreditar su personalidad jurídica para que la compañía fuera considerada como parte de los contratistas inscritos en el Contrato Marco para los servicios de limpieza, elaborado por ambas dependencias.

En el acta de apertura del Procedimiento de licitación Pública Nacional Numero METROBUS/LPN/002/2019 llevado a cabo por el Metrobús el día 08 de marzo de 2019, Gerlim presentó el Formato de Acreditación de poderes en el que se observa que tiene como Accionistas a Raúl Reyes Domínguez y a Santiago Reyes López.

Por si fuera poco, en 2019 esta familia se llevó 35 contratos por poco más de 268 millones de pesos, a los que se suman otros 53 millones 734 mil pesos de 2020, de acuerdo con los registros de Compranet.

Entre las contratistas figuraron el Fonatur, Secretaría de Salud (SSA), Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg), Secretaría de Cultura, INBA, Metrobús y Secretaría de Salud de la Ciudad de México.

Tan solo en 2020 signó otros diez acuerdos entre los que se encuentran uno con el Instituto Nacional de Desarrollo Social, otro con el SIAP, además de repetir a la Conaliteg en dos ocasiones, una por la que cobró más de 277 mil pesos por un mes de servicio y 24 operarios comprometidos, además de otra por la que solo obtuvo 108 mil pesos, pese a que el periodo fue de enero a julio e incluía 12 colaboradores.

Por su parte, Grupo Relissa cuenta entre sus principales clientes de este año al ISSSTE, donde se encarga de la limpieza de todas la instalaciones del Instituto a Nivel Central, incluyendo el Superissste y los Cinco Hospitales Regionales, desde el 1 de enero y hasta el próximo 31 de diciembre, por los que cobra 385 millones de pesos.

En el fallo de la licitación LA-051GYN005-E105-2019 se vio envuelto en sospechas de una licitación con ‘traje a la medida’, “además de una supuesta recomendación de una persona llamada Rodrigo Vera, quien gestionó todo lo necesario con Pedro Zenteno, quien recientemente dejó su cargo como director normativo de Administración y Finanzas del Instituto para comandar Birmex, la distribuidora de medicamentos del gobierno federal”.

A la fecha, tiene tres contratos vigentes, uno con el ISSSTE, uno con Liconsa y otro más con la Secretaría de Salud, no obstante, ha signado seis en lo que va de 2020 por más de 429 mil 723 pesos totales.

Eso no es nada, si se compara con 2019, en donde sumó 3 millones 120 mil pesos por tres contratos, otro con Liconsa, y dos más con la Fiscalía General. Entre los clientes de la familia Reyes Domínguez también han estado Nutrisa, Industrias Herdez de México y el Tren Suburbano.

Punto Cero

De manera formal el proceso electoral para 2021 ya empezó este lunes, el más complejo de la historia democrática de México. Ya no sólo se trata de elegir 21 mil cargos de elección popular, la cantidad más grande en la historia del país, sino también llega el reto de hacerlo con la austeridad decretada por el gobierno federal y en medio de la pandemia de Covid-19.

Toda la estructura del Instituto Nacional Electoral (INE) se puso en marcha para hacer posible que, el 6 de junio del año próximo, 95 millones de mexicanos acudan a las urnas para elegir, entre otros, a 500 diputados federales, 15 gubernaturas, mil 63 diputaciones en 30 congresos locales y mil 926 ayuntamientos en 30 estados.

En la capital del país, el PRD trabaja en la reingeniería de su partido, lo que incluye las alianzas con otros institutos políticos y la negociación de las fórmulas con las que pelearán las 16 alcaldías y algunos distritos en las elecciones de 2021. Nora Arias, quien preside el sol azteca en la Ciudad de México, aseguró que va junto al PAN y el PRI. Quizá esta fórmula se repita a nivel nacional y para la sucesión presidencial. Ya veremos.