Hay de sepulcros a sepulcros, Javier Sicilia

El 26 de febrero en el diario digital Sin Embargo, Javier Sicilia publicó un artículo titulado el “Sepulcro de las elecciones” En él se duele de que “la documentación de los asesinados, de los desaparecidos, de los despreciados de esta nación, continúa creciendo en la Comisión de víctimas del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad (MPJD). Lo que no crece, -agrega- es la justicia que reclaman y que continúa sepultada en las procuradurías”

 

En su crítica Sicilia señala como responsables al gobierno,  a la ausencia de un estado de derecho y a la impunidad. Pero en punto y seguido se lanza contra los partidos, contra sus campañas electorales y dice- sin establecer diferencia alguna- que “todos repiten hasta la náusea, que ellos sí pueden resolver esos graves problemas” Esta crítica es insostenible. Aunque haya partidos que se la merezcan. Pero es evidente que no todos son iguales, ni ofrecen lo mismo

 

Javier Sicilia se equivoca porque hasta ahora, no son los partidos sino los precandidatos que en su afán de subirse al poder, andan embarrando las ciudades y las carreteras de propaganda que no dice nada. Es pura basura. Los precandidatos a la Presidencia son otra cosa. En el caso de Andrés Manuel, lo que propone, lo que dice, son las elaboraciones de cientos de intelectuales y de años de ir y venir recogiendo las demandas de la gente. En todo lo que dice, señala con toda claridad de qué manera enfrentará –si gana la Presidencia- el problema de la violencia, cómo y cuándo va a devolver al ejército a sus cuarteles y de cómo piensa acabar con la corrupción y la impunidad.  

 

Entiendo y me explico que hay una franja social que ha sufrido la agresión y la impunidad del Estado entre los cuales está Javier. Su irritación lo ha llevado a aventarle a los candidatos, especialmente al de la izquierda, la responsabilidad de que los nombres y las “historias de los muertos, de los desaparecidos y de los que sufren por su ausencia, no sólo continúen sepultados, sino aumentando su número” Pero de eso a que tengan razón, me parece que hierra. Que los candidatos deben responder por sus propuestas, por sus omisiones y sus conductas, de acuerdo. Lo que no se vale,  es que el MPJD y Sicilia, conociendo las diferencias que hay, entre AMLO y los otros, con bastante mala leche metan a éste en el mismo costal y se obvien las propuestas concretas que sobre estos asuntos, ha venido planteando en distintos foros realizados en varias ciudades del país

 

En cambio, a los ojos de los ciudadanos que han luchado siempre, no de manera coyuntural, por los derechos humanos, por la paz y la justicia, vemos con seria preocupación que parcialicen sus críticas contra el candidato de la izquierda  mientras el MPJD y Sicilia no han sido capaces de deslindarse aún, clara y públicamente, de las políticas gubernamentales que tienen al país en la zozobra y en la violencia permanentes. Sobre todo cuando bien saben que estas políticas y no la izquierda, son los responsables de lo que hoy vive la Nación   

 

Yo creo que el MPJD y el Movimiento Regeneración Nacional, MORENA, que no es lo mismo que el PRD, debieran ser las piezas principales para construir una política unitaria. El 4 de marzo en el zócalo podría ser el 1er acto conjunto de lucha contra la violencia y la paz con dignidad, en lugar de estar dinamitando estos esfuerzos un día sí y otro también. 

 

En nada ayuda su opinión, por falsa, de que “las redes de solidaridad que los ciudadanos tejieron en el 2011 para defenderse de la violencia y de la impunidad, y que generaron una fuerza verdaderamente democrática en la búsqueda de la justicia, la paz y la participación ciudadana, han quedado deshechas” por el llamado a la participación electoral ¿Cómo se puede afirmar esto? ¿A qué hay que llamar, entonces, Javier? ¿A mearnos en el mar, como dice Víctor Orozco? Dices también que el derecho a tener “candidatos civiles, iniciativas ciudadanas, referendo, voto blanco y revocación de mandato” ha sido quitado al movimiento que encabezas. ¿Quién te lo ha quitado? ¿Acaso no son los legisladores del PAN, del PRI, y el gobierno de Calderón los que han desoído los planteamientos que han hecho?  Tampoco hay razón cuando se afirma que “los ciudadanos yacemos sepultados bajo los monumentos mortuorios de esas muecas de plástico, de esa musicalidad monocorde de voces y eslóganes, y de esa autosuficiencia cosmética de los candidatos que se disputan, no la vida democrática del país, sino los sepulcros de la patria que los criminales han cavado” 

 

¡No te mediste, Javier! La causa de la violencia no está en la existencia de la izquierda o en las propuestas del candidato de esta a la Presidencia de la República. Sabes bien de donde viene y hay que disponerse a combatir este problema con todas las fuerzas posibles. Hay que superar la miopía de varios liderazgos sociales y eliminar la posición prejuiciada contra quienes están proponiéndose el cambio verdadero por la vía electoral y de manera pacífica. A la vista de millones de mexicanos; nadie que no sea MORENA ha planteado una alternativa real parea cambiar la situación que vive el país. Menos tienes razón cuando hablas de que las elecciones son las responsables “de la pérdida del derecho a tener candidatos civiles, iniciativas ciudadanas, referendo, voto blanco y revocación de mandato” Excepto el voto en blanco que planteas y contra el que estamos millones de mexicanos porque eso significa fortalecer a los que nos mantienen en la violencia y en la desesperanza; los demás puntos de los que hablas los ha documentado en repetidas ocasiones AMLO como parte de su proyecto de gobierno

 

Si tenemos que hablar de sepulcros, no hagamos frases para desacreditar el proceso electoral ni mucho menos a la izquierda. Mejor hablemos de construir puentes entre las fuerzas democráticas, entre los liderazgos sociales y políticos. Y si un día tenemos que construir un sepulcro entre todos, que sea para enterrar la violencia, la corrupción y la impunidad. ¿No sería mejor eso que andar criticando a la izquierda como si esta fuera la responsable de lo que les pasa a los ciudadanos? ¿No te parece desproporcionado tu planteamiento, mi respetado Javier Sicilia?

0
comentarios
Ver comentarios