Hasta la seguridad nos quitaron

El desorden, rapiña y asalto en las dependencias del Gobierno del Estado de Sonora 2009-2015 han sido devastadoras, así lo han señalado los responsables de cada secretaría que ha rendido un ?corte de caja?, de lo encontrado, de lo no encontrado y lo que falta por encontrar, tal y como lo señala el comunicado de prensa del Gobierno del Estado:

Desorganización, falta de ética y dispersión en manejo de recursos públicos, alrededor de 300 empleados sin asignación específica, así como un quebranto financiero de 75 millones de pesos y un déficit presupuestal para este año por 294.75 millones de pesos, es lo que se encontró en la Secretaría de Seguridad Pública.

En el informe, que estuvo al frente el Secretario de Seguridad, Adolfo García Morales mencionó que se incrementó el presupuesto en 83 por ciento en seis años, de acuerdo a datos de la Secretaría de Gobernación, en ese mismo período aumentó la percepción de inseguridad en los sonorenses en un 57.20%, la confianza en las instituciones de seguridad pública se desplomó en un 74.6%, mientras que la cifra negra de los delitos aumentó en 74.6% del 2008, a 87.9% en 2014.

En el C4 la coordinación nunca existió, además de que 154 plazas de honorarios fueron asignadas, y 57 de estas contrataciones no han sido ubicadas.

Respecto a la red de comunicación, solo se cubre el 28 % de la red estatal, sí, tal como lo lee, solo el 28%.

De las 189 cámaras instaladas en el Estado, eran monitoreadas por 8 personas, un solo monitor refleja 22 cámaras, esto, cuando los estándares internacionales indican que una persona puede monitorear de 13-15 cámaras.

También hizo mención de lo que ya era vox populi, la famosa falta de gasolina para las unidades.

El descontrol también resultó evidente en el registro de empresas de seguridad privadas de 70 que había el 2009 pasó a 160 empresas el 2015

Agregó que en el período 2009-2015 se ejerció 10,443 millones de pesos y no existe inventario que ubique mobiliario y equipo adquirido.

Y por si fuera poco el presupuesto 2015 se entregó ejercido y sólo cuentan con el 2.79%

Es decir, se encuentran con un déficit de 294.75 millones de pesos, ya que en caja se encuentran disponibles 51 millones de pesos para lo que resta del año, mientras que las necesidades son de 117.5 millones para gastos irreductibles, como alimentación de reos y combustibles, 72 millones de pesos a facturas por pagar, y 40 millones de pesos a deudores del erario, además de 116.1 millones de pesos registrados como deuda.

El quebranto del que se habla, corresponde a sobregiros en obra pública, obra pagada y no ejecutada, contratos de servicios pagados y sin cumplir, deudores del erario a nombre de ex servidores públicos, deudores del erario a nombre de proveedores varios, adquisiciones y servicios sin documentar, y 34 vehículos sin localizar.

En cuanto al semáforo delictivo, señaló el engaño y la manipulación de cifras que presentaban a los Sonorenses, al engañar al Sistema Nacional de Seguridad Pública para que en las publicaciones se viera otro resultado.

En lo que se refiere al Sistema Penitenciario el presupuesto 2015 fue ejercido en su totalidad en el ramo de la alimentación para los internos y se recibió con avisos de corte de energía eléctrica por falta de pago; el quebranto financiero asciende a 96 millones de pesos, que corresponde a 70 millones de deuda contraída y 26 millones necesarios para la alimentación de los reos de octubre a diciembre.

Y por si esto no fuera poco, uno de los encargados en la anterior administración es el diputado Javier Dagnino, quien está al frente de la comisión de seguridad en la cámara de diputados del Estado de Sonora, lo cual deja mucho qué desear, ante los desfalcos ya mencionados por el Secretario, lo mejor debe ser, que se separe de la comisión hasta deslindar responsabilidades.

Otra situación que no logramos entender, es, por qué si en el informe presentado (y simplemente en la percepción que tenemos los Sonorenses de la inseguridad), por qué dejar a los mismos Directores de la Policía Estatal así como de la Policía Estatal Investigadora, que además estuvieron al frente de detenciones como la de Mario Luna, Gisela Peraza, represión a malnacidos, etc., creo que existen muchos elementos con capacidad para estar al frente, considero que sería un gran error dejar a los mismos al frente de la Seguridad.

Ya hablaremos de las acciones inmediatas que propone la Secretaría de Seguridad.

0
comentarios
Ver comentarios