Columnas

Contratos abusivos, de larga duración y alto costo en los Centros Federales de Readaptación Social.

En una de sus primeras tareas como Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez evidenció una serie de contratos abusivos, de larga duración y alto costo para la prestación de servicios en ocho Centros Federales de Readaptación Social (Cefereso).

Adquiridos durante la presidencia de Felipe Calderón y la administración de Genaro García Luna — hoy preso en Estados Unidos — como Secretario de Seguridad Federal, los acuerdos se extendieron con Enrique Peña Nieto y están acordados para el 2036 o 2037.

De acuerdo con lo expuesto por la ex Secretaria de Gobierno de la CDMX —posición desde la que administró las cárceles capitalinas—, los concesionarios recibirán, en una proyección a 20 años, cerca de 266 mil 300 millones de pesos.

En tan solo nueve años, el gobierno federal ya lleva un gasto de 75 mil 661 millones de pesos, que representan apenas un 36% del total.

Los contratos se adjudicaron entre 2010 y 2011, de manera directa en forma plurianual para la operación de prisiones bajo el esquema de prestación de servicios.

Además, quedó establecido que al final del plazo de 22 años, los inmuebles seguirán siendo propiedad privada, disponibles para otra contratación, en su caso.

Corregir la situación no será tarea fácil. El mismo presidente Andrés Manuel López Obrador ya previó dos escenarios. O los proveedores se sientan a dialogar y negociar o por la vía civil se buscará concluir con los contratos.

Como muestra del abuso que representan estos convenios, Rodríguez dio como dato comparativo el costo diario promedio por cada interno. Mientras en los penales federales va de 2 mil 558 hasta 6 mil 411 pesos, en prisiones de la CDMX es de 500 pesos.

Una notable diferencia sobre la que el Consejero Jurídico, Julio Scherer, explicó que los contratos tienen diversas cláusulas desventajosas, por ejemplo, el gobierno debe realizar los pagos del 100% desde la fecha de inicio y hasta la fecha de terminación, haya o no internos.

La ocupación al inicio de este año era entre un mínimo de 32% hasta 76%, es decir en ningún caso al 100%, pero se debe realizar el pago completo.

Los ocho centros son: el Cefereso 11, en Sonora; el 12, de Guanajuato; el 13, en Oaxaca; el 14, de Durango; el 15, en Chiapas; el 16, en Morelos; el 17, en Michoacán, y el 18, en Coahuila.

En confianza

José Medina Mora Icaza, nuevo presidente de Coparmex, anticipó crítica y reconocimiento a las acciones del Gobierno Federal. En su primer mensaje, tras sustituir a Gustavo de Hoyos, convocó a organizaciones, academia y autoridades a trabajar en unidad, en la contingencia y en todo momento. La Secretaria de Economía, Tatiana Clouthier, ya vio en el empresario un puente de diálogo con el gobierno.