No entiendo por qué @RicardoMonrealA insiste en hacer crecer su error

Los ricos de Monterrey dicen que no les preocupa que sus hijos pierdan algunas decenas de miles de dólares en Las Vegas. Para eso tienen dinero, para eso lo entregan a sus herederos. Lo que les aterra es otra cosa: que los chamacos quieran recuperarse porque, suponen, conocen la manera de corregir sus errores en el blackjack.

 

Carajo, en las situaciones desesperadas los remedios suelen resultar infinitamente más costosos que los males originales.

 

En un rato, a las dos y media de la tarde, el talentoso senador de izquierda y diputado electo Ricardo Monreal dará una conferencia de prensa para corregir todo lo que salió mal en la conferencia de prensa de ayer. ¿Lo que le salió mal? Ni más ni menos que haber atribuido a Luis Videgaray, hombre fuerte de Enrique Peña Nieto, una cuenta bancaria en ScotiaBank que en realidad es del gobierno del Estado de México. Seguramente Videgaray tuvo que ver con esa y otras cuentas del Edomex ya que, hace unos tres años, fue secretario de Finanzas en la mencionada administración. Pero dejó de serlo porque se le eligió diputado federal. Es todo.

 

El problema es que alguien engañó a Monreal entregándole unos documentos relacionados con esa cuenta en los que aparece el nombre de Videgaray. Están tan mal hechos tales documentos que hablan de movimientos realizados ¡en noviembre de 2012!, es decir, en el futuro que todavía nadie conoce, y además muestran errores “de dedo” impensables en los formatos bancarios estándar.

 

Hay que decirlo con claridad: los de Monreal, los que ayer entregó a la prensa, son documentos falsos o, más bien, falsificados. El propio ScotiaBank dijo que el titular de la cuenta no es Videgaray y que este no ha sido el administrador de la misma en el periodo del que habló Monreal. El gobierno del Estado de México dio una explicación parecida. Y ahí debería quedar la cosa. Ahí debería dejarla Ricardo Monreal.

 

Pero Monreal, en vez de simple y sencillamente admitir su error (insisto, alguien lo engañó) busca, como el muchacho que no ha tenido suerte en Las Vegas, recuperar lo perdido apostando todavía más. Dará una conferencia de prensa este viernes a las dos y media de la tarde, y a mí me parece que terminará mucho más enredado. Sí, como el joven que pierde 20 mil dólares en la ruleta y que, cuando busca recuperarlos en los dados, termina perdiendo 200 mil.

0
comentarios
Ver comentarios