Columnas

En España cierran y en Monterrey abren restaurantes y comercios

En España los fumadores en la calle deben guardar su sana distanciaEspecial

Veamos a España como ejemplo que están cerrando lo que ya habían abierto

El ministro de sanidad de España, Salvador Ilia, anuncia 11 medidas para contener un nuevo pico de Covid-19 en el país ibérico, pero en Monterrey vuelven a abrir los restaurantes en fin de semana.

España

España y toda Europa van en otra etapa en materia de la pandemia. Los controles que ellos están proponiendo los están haciendo desde la “tranquilidad” de tener una mejor situación que la que tuvieron en abril donde la situación era caótica.

En la nota de prensa publicada en el sitio web del Ministerio de Sanidad de España dice lo siguiente: “El ocio nocturno es actualmente el origen de los brotes epidémicos con mayor número de casos asociados, una media de 31, y además son dichos brotes el origen de una gran parte de la transmisión comunitaria actual y de casos en varias comunidades autónomas”.

Se cerrarán discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones musicales en directo. Los hoteles y restaurantes deben garantizar la distancia mínima interpersonal de 1.5 metros entre las mesas con un máximo de 10 personas por mesa.

En la vía pública solo se puede andar sin cubrebocas al momento de fumar y solo se puede fumar si se está a más de dos metros de distancia de otras personas.

Estas acciones entraron en vigor en el momento que el número de contagios empezó a subir y estuvieron de acuerdo todas las comunidades autónomas sin que hubiera alguna que se negara o pusiera otra condición.

Las 11 medidas y 3 recomendaciones son la medida mínima que se debe tener, si hay condiciones adicionales a estas eso lo determina cada comunidad.

 

Monterrey

En Monterrey vamos un poco al revés. Después de no operar durante 6 fines de semana, los restaurantes de la ciudad de Monterrey y su zona metropolitana podrán operar con limitaciones correspondientes a la etapa del semáforo en la que se encuentra la entidad. El semáforo continúa en rojo, pero aun así los restaurantes podrán operar al 30 por cuento de su capacidad y hasta las 22:00 horas como lo están haciendo entre semana.

Los centros comerciales pueden abrir hasta las 22:00 horas, pero sus áreas de uso común se mantendrán cerradas.

Las iglesias tienen permitido abrir al 30 por ciento de su capacidad, pero la Arquidiócesis de Monterrey permitirá un cupo máximo de un 10 por ciento. Se pueden celebrar bodas, 15 años y bautizos, pero manteniendo las restricciones y medidas sanitarias.

 

Los picos, los valles y las mesetas

Cuando usted grafica datos se puede encontrar comportamientos ascendentes, descendentes o una línea horizontal continua. Como en las montañas, lo más alto son los picos, lo que va hacia abajo son los valles y algo plano es una meseta.

Lo que había entendido de las aperturas y cierres de restaurantes y centros comerciales tenía que ver con el comportamiento de los picos y valles. Cuando surgieran picos (ascensos) se iba a cerrar, cuando sugieran valles (descensos) prolongados se iba a abrir, lo de las mesetas no lo tenía registrado.

La apertura de los comercios en Monterrey se está dando cuando las ultimas dos semanas no se está mejor ni peor, se está igual. Se contagian los mismos, se mueren los mismos, la ocupación de los hospitales es prácticamente la misma.

Entendería que esta apertura se diera en un color de semáforo diferente al rojo. Si se estuviera en semáforo amarillo pensaría que hacer cosas adicionales cuando se está en una meseta no debería de traer ningún problema adicional, pero ¿en semáforo rojo?

Entiendo la presión de los restauranteros y los comerciantes y creo que eso llevó a que se tomara esta decisión. Entiendo la decisión de la Arquidiócesis de Monterrey al solo permitir el 10 por ciento de asistencia, no entiendo a los restauranteros que quieren subir el límite de 30 a 50 por ciento de ocupación en tiempos de semáforo rojo.

Esperemos que esta apertura parcial cuando no hay descenso en el número de contagios no traiga consecuencias. También espero que todos, comensales y restauranteros, sean responsables en la aplicación de las medidas de higiene. También le pediría al gobierno del estado que les diera una revisada a los comercios informales, a los mercados y lugares naturales de aglomeración de personas, también se les apliquen estas medidas. Las multas y cierres deberían de aplicarse “sin piedad” o advertencias pues ya las advertencias están hechas. Esperemos que la tendencia baje de ser meseta a ser un valle lo más pronto posible con todo y las aperturas, veamos a España como ejemplo que están cerrando lo que ya habían abierto.