Respuesta a Federico Arreola

Su error señor Arreola es hacer sinónimos PROTESTA-ODIO. Quien protesta no necesariamente ODIA. Protestamos contra SU ACTUACIÓN no contra su persona. El rechazo que se está expresando por ENRIQUE PEÑA NIETO no es exclusivamente por ser él, sino por lo que ÉL REPRESENTA y, SOBRE TODO, por como ha llegado a donde está.

 

Rechazamos su HACER, no su SER. Rechazamos VOLVER a la historia de siempre y eso NO es odio, es HARTAZGO. ¿Acaso usted no ha rechazado muchas veces alguna o muchas conductas de las personas? ¿Acaso ahora usted considera que las protestas deben ser negadas a fin de no caer "en modas"? No señor, no confunda.

 

El derecho del pueblo a ser escuchado empieza por manifestar sus necesidades y, cuando no se nos escucha hay que hablar más alto. ¿Ha leído usted el poema de León Felipe "Por qué habla tan alto el español"? Él responde: "El español habla desde el nivel exacto del Hombre, y el que piense que habla demasiado alto es porque escucha desde el fondo de un pozo".

 

No entiendo por qué se pueden avalar y hasta festejar las mismas manifestaciones de Egipto, Siria o Túnez, pero se satanizan las que ocurren en México y se descalifican como "campañas de odio". Usted intenta hacer una comparación falaz de los acosos contra AMLO, COLOSIO y PEÑA. Usted sabe perfectamente que no son lo mismo.

 

En el caso de Colosio fue orquestado desde su propio partido y con intenciones puramente internas; en el caso de AMLO fueron promovidas desde el PRI-PAN para bajarlo en las preferencias. En este caso, reconózcalo, han sido desde fuera de las instituciones y de los partidos. Es la población misma la que ha decidido rechazar LA IMPOSICIÓN que todo un sistema (MEDIOS, PARTIDO Y OLIGARQUÍA) está intentando hacer a toda costa.

 

Yo no le repruebo que no coincida con AMLO, para eso sirve la democracia, pero sí me sorprende que siga dirigiendo, incluso que se haya hecho de la dirección de un diario que usted estrictamente no fundó (como a usted mismo le hizo Carlos Marín con Milenio) y cuyo nombre es exactamente EL SENDERO DEL PEJE, aunque usted use sólo las siglas. Le aseguro que cuando uno lo lee no dice "voy a leer el SDP", sino El sendero del peje, tal como lo bautizó su legítimo creador, Víctor Hernández, quien por diferencias terminó de salir de este diario.

 

Pero no, tampoco vea esto como ODIO sino como explicación de hechos.
Los grupos de poder normalmente tienden a DESLEGITIMAR las protestas a fin de desaparecerlas. Definirnos como porros o como violentos o, como en su caso, de manifestaciones de ODIO es muy normal, pero no por eso acertado. Creer que la gente siempre es manipulada por otros (AMLO, FUERZAS EXTERNAS, ETC) no sólo es insultante sino contraproducente, más cuando quien se manifiesta EFECTIVAMENTE es independiente y no está subsidiado por nadie.

 

Sus comentarios sobre el ODIO A PEÑA son infundados. No se preocupe por el lenguaje que se emplea en los carteles, NADIE ESTÁ CONVOCANDO a ninguna guerra, simplemente estamos indicando QUE NO QUEREMOS QUE NOS IMPONGAN A PEÑA NIETO. No creo que eso sea muy difícil de entender y mucho menos evidencias de ODIO, que sí de HARTAZGO.

 

Rechazamos su HACER, no su SER. Rechazamos VOLVER a la historia de siempre y eso NO es odio, es HARTAZGO. ¿Acaso usted no ha rechazado muchas veces alguna o muchas conductas de las personas? ¿Acaso ahora usted considera que las protestas deben ser negadas a fin de no caer "en modas"? No señor, no confunda.

 

El derecho del pueblo a ser escuchado empieza por manifestar sus necesidades y, cuando no se nos escucha hay que hablar más alto. ¿Ha leído usted el poema de León Felipe "Por qué habla tan alto el español"? Él responde: "El español habla desde el nivel exacto del Hombre, y el que piense que habla demasiado alto es porque escucha desde el fondo de un pozo".

 

No entiendo por qué se pueden avalar y hasta festejar las mismas manifestaciones de Egipto, Siria o Túnez, pero se satanizan las que ocurren en México y se descalifican como "campañas de odio". Usted intenta hacer una comparación falaz de los acosos contra AMLO, COLOSIO y PEÑA. Usted sabe perfectamente que no son lo mismo.

 

En el caso de Colosio fue orquestado desde su propio partido y con intenciones puramente internas; en el caso de AMLO fueron promovidas desde el PRI-PAN para bajarlo en las preferencias. En este caso, reconózcalo, han sido desde fuera de las instituciones y de los partidos. Es la población misma la que ha decidido rechazar LA IMPOSICIÓN que todo un sistema (MEDIOS, PARTIDO Y OLIGARQUÍA) está intentando hacer a toda costa.

 

Yo no le repruebo que no coincida con AMLO, para eso sirve la democracia, pero sí me sorprende que siga dirigiendo, incluso que se haya hecho de la dirección de un diario que usted estrictamente no fundó (como a usted mismo le hizo Carlos Marín con Milenio) y cuyo nombre es exactamente EL SENDERO DEL PEJE, aunque usted use sólo las siglas. Le aseguro que cuando uno lo lee no dice "voy a leer el SDP", sino El sendero del peje, tal como lo bautizó su legítimo creador, Víctor Hernández, quien por diferencias terminó de salir de este diario.

 

Pero no, tampoco vea esto como ODIO sino como explicación de hechos.
Los grupos de poder normalmente tienden a DESLEGITIMAR las protestas a fin de desaparecerlas. Definirnos como porros o como violentos o, como en su caso, de manifestaciones de ODIO es muy normal, pero no por eso acertado. Creer que la gente siempre es manipulada por otros (AMLO, FUERZAS EXTERNAS, ETC) no sólo es insultante sino contraproducente, más cuando quien se manifiesta EFECTIVAMENTE es independiente y no está subsidiado por nadie.

 

Sus comentarios sobre el ODIO A PEÑA son infundados. No se preocupe por el lenguaje que se emplea en los carteles, NADIE ESTÁ CONVOCANDO a ninguna guerra, simplemente estamos indicando QUE NO QUEREMOS QUE NOS IMPONGAN A PEÑA NIETO. No creo que eso sea muy difícil de entender y mucho menos evidencias de ODIO, que sí de HARTAZGO.

0
comentarios
Ver comentarios