En órbita. En Cozumel ya respiran

Joaquín Delbouis
Joaquín DelbouisInternet

 

¿Se acuerdan de que Cozumel estuvo sumido en el caos? ¿Que la misión era rescatarlo? Se olvidó pronto aquel mal recuerdo porque la isla se recuperó en tiempo récord de una crisis heredada por la administración 2016-2018, de la panista Perla Tun Pech, cuando la relación con otros niveles y poderes fue deficiente, por decir lo menos. Eso, y las innumerables pifias conocidas.

Quizá el componente más destacable de su recuperación sea el nombrado en el primer párrafo: la coordinación de las autoridades bajo una causa común, compartida por los diversos actores, inclusive más allá de sus fronteras. Porque Cozumel interesa más allá del mar que le rodea. Su historia, peso político y posición turística lo convierten en referente indiscutible.

Dicha relevancia quedó en evidencia en días pasados, cuando su presidente municipal, Pedro Joaquín Delbouis, puso en marcha en la capital del país las campañas “Esto es #Cozumel” y “Share #Cozumel”, para que continúe en aumento el flujo de visitantes, que en enero pasado tuvo un incremento de 11% y 8%, vía crucero y aérea respectivamente, al compararlo con el mismo periodo del año pasado.

La nueva apuesta es mantener y fortalecer el liderazgo turístico en los ámbitos nacional e internacional, mediante la promoción, los encuentros culturales y los eventos deportivos, lo cual beneficiará directamente a su población, donde el 95% de los económicamente activos está vinculado al sector.

Cozumel es el destino más visitado de Quintana Roo: el 2018 recibió a más de siete millones de turistas, entre cruceristas, los de pernocta y los que llegan provenientes de la Riviera Maya y Cancún, que cruzan desde Playa del Carmen. A estos se suma un millón y medio de tripulantes de cruceros que arriba a éste, el puerto más importante de esa industria en el mundo.

Ambas campañas tienen el respaldo de los gobiernos estatal y federal, de los empresarios quintanarroenses y de otros estados, y seguramente de la mayoría de los cozumeleños. En ese municipio se habla, pues, de trabajo en equipo, de colaboración, de respeto a las autonomías administrativas… En definitiva, que el panorama pinta bien.

Entrando al sexto mes de encargo, en el gobierno de Joaquín Delbouis sacan cuentas alegres en las distintas materias, pese a desafíos que no faltan; por lo mismo, van quedando atrás los sinsabores provocados por funcionarios de trato déspota y desinteresados en la coordinación, la que hoy rinde frutos.

0
comentarios
Ver comentarios