Voto razonado. Ganemos todos

Si bien muchos razonaremos nuestro voto con base en las propuestas más allá de colores de Partido, algunos otros sí se dejarán influenciar por la gran nube de información, en su mayoría tergiversada,

La jornada electoral arrancó hace casi dos semanas y los trapitos al sol de muchos políticos se hacen visibles por todos los medios habidos y por haber. Desde chismes de tendedero hasta crímenes, pasando por infidelidades y demás variedad en el catálogo, existe un festín de notas para hacernos "pensar" nuestro voto.

La ciudadanía nunca ha sido ingenua, aunque muchos tachan al votante de un receptor sin filtro de notas, noticias, boletines, entrevistas, semblanzas y demás; hoy el ciudadano exige propuestas más que chismes, proyectos frente a peleas y sobre todo información veraz que ayude a razonar nuestra decisión en las urnas.

Notas como aquella donde se ve el conflicto de intereses con los funcionarios de la Delegación Benito Juárez en el D.F. quienes fueron llevados al Mundial de Brasil por la empresa proveedora de servicios Oracle y quienes después golpearon al esposo de una mujer brasileña luego de haberla acosado; cooperan al ideario sobre cómo será la siguiente administración si es del mismo Partido y/o grupo político, información valiosa que genera un juicio de valor para el votante y no notas amarillistas como el pleito entre priistas en la delegación Cuajimalpa.

Si bien muchos razonaremos nuestro voto con base en las propuestas más allá de colores de Partido, algunos otros sí se dejarán influenciar por la gran nube de información, en su mayoría tergiversada, tendenciosa y sin fundamentos, para ejercer su obligación de elegir a representantes y gobernantes. Por esto es que hago un llamado a toda la ciudadanía a asumir nuestra responsabilidad social de informarnos sobre nuestros candidatos y sobre nuestros ya representantes legislativos para darle la importancia debida a nuestra obligación democrática de la elección.

No sé si sea mucho pedir, también, que dejemos la ?mochés? de lado, nos liberemos de estereotipos y juzguemos al político en su justa razón, donde podamos ver a un o una candidata que asista a programas por internet, que pueda bromear, jugar, alburear sin el temor latente de ser juzgado por realizar acciones fuera de las tradicionalmente permitidas.

Lo que la democracia mexicana necesita es participación proactiva de la sociedad no violenta para lograr, por ejemplo que casos como Korenfeld y demás se solucionen mucho más rápidamente y sólo por mera ética del funcionario y no a consecuencia de reclamos, gritos, patadas y tuitazos.

Hemos avanzado pasos agigantados en temas de participación ciudadana y su vinculación con la clase política, pero aún sigue siento nota la boda entre Anahí y el ?Wero? Velasco, eso nada tiene que ver con la gestión del gober en Chiapas. Pasemos de temas personales sin sentido, a temas de fondo que superen la forma. Si se casa o no ¿a mí y a ustedes qué?

Nota al pie.

Piden PAN y no les dan. Las encuestas y la percepción del PAN en el D.F. siguen para abajo. En la Miguel Hidalgo, la siempre llamativa Xóchtil Gálvez ya fue alcanzada por la experta en movilidad Laura Ballesteros, quien toma el segundo puesto de la contienda y en la Delegación Benito Juárez, al elegir como candidato delegacional al único que ha perdido una elección, la condena está firmada y todo apunta a que Christian Von Roerich dejará el camino planito para que Xiuh Tenorio se quede en la única delegación blanquiazul. El PAN en el D.F. se quedará como el chinito "nomás milando".

José Martínez Galaviz es egresado de la Licenciatura en Economía con especialidad en Economía del Sector Público de la Facultad de Economía de la UNAM, diplomado en ?Marketing Político? del ITAM. Ha participado en más de 5 campañas políticas como coordinador de promoción del voto, activismo digital y político. Es analista político en diversos medios. Actualmente es Socio Director y consultor en @AtelierPolítico.

0
comentarios
Ver comentarios