Alfredo del Mazo y el proselitismo priista en el Estado de México

Alfredo del Mazo
Mismas tácticas populistas, diferentes candidatos.Internet

El pasado 6 de marzo el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) autorizó la cantidad de 285 millones 566 mil pesos como tope de gastos de campaña para las próximas elecciones estatales que se llevarán a cabo en la entidad. Con tan exorbitante suma de dinero, dicho presupuesto se posiciona como el más elevado en la historia de este territorio, y eso que no estamos contando las siempre cuestionadas donaciones privadas, que sin temor a errar, podrían duplicar la cantidad hasta con 200 millones de pesos más, o sea que, en total se sumarían más de 500 millones de pesos para las campañas políticas. De acuerdo a un análisis comparativo realizado por el periódico local de Toluca Alfa Diario, con el presupuesto anteriormente señalado se podrían construir más de 1000 hogares de interés social, aproximadamente. Ya que se estima que el padrón electoral estatal asciende a poco más de 11 millones 120 mil electores, el IEEM justificó la elevada cantidad con el argumento del crecimiento en el número de votantes, pese a que el Estado de México es una de las entidades con los índices más elevados de pobreza. Esto se puede observar en los llamados “cinturones de pobreza” que de manera acelerada se están extendiendo en los límites de la entidad con la Ciudad de México.  

Por otra parte, es importante recordar que en el año de 2011, el IEEM aprobó un presupuesto de 203 millones 893 mil pesos para las elecciones que dieron como ganador al actual gobernador priista, Eruviel Ávila Villegas. Asimismo, en el año de 2005, ésta misma institución otorgó la cantidad de 216 millones 760 mil pesos al ahora Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en ese entonces ganador de la contienda electoral estatal con 47% de los sufragios, o sea, más de 1 millón 750 mil votos. Como se puede dar cuenta, en las dos campañas anteriormente mencionadas el presupuesto no varió de manera significativa a diferencia del actual, que en proporciones estadísticas, podría deducirse en más de 4 millones por candidato a gobernador, así resulte derrotado en la contienda electoral.

Tal situación ha provocado la crítica tanto de mismos políticos como de intelectuales, ya que el presupuesto asignado a estas elecciones se duplicó para este año. Las hipótesis son diversas, una de ellas es la incertidumbre que está creciendo al interior de la maquinaria priista que apostó por un integrante del llamado “Grupo de Atlacomulco” para mantener la hegemonía en una entidad que ha estado gobernada durante más de 80 años por el Partido Revolucionario Institucional. Tal incertidumbre, como lo expresa el ex consejero electoral del PRD, Rubén Islas: “Lo que está reflejando es el nivel del miedo frente a la posible derrota del candidato priista Alfredo del Mazo Maza” (Proceso, 11/III/17). Y es que después de todas esas décadas estando al frente del Ejecutivo, ¿Qué nos hace pensar que el PRI va a aceptar el cese a sus privilegios que mediante una dinastía han mantenido y acrecentado? Por lo tanto, es importante recapitular algunos hechos que de manera extraña se han suscitado a lo largo de este periodo de campañas.

El día 05 de abril del año en curso, el diario de circulación nacional –El Economista- dio a conocer una nota en la que pone en tela de juicio a la candidata por MORENA, Delfina Gómez Álvarez, por haber recibido una “autoliquidación” de 440 mil pesos como compensación a sus años de trabajo al mando de la presidencia municipal de Texcoco. De acuerdo al periódico, la pedagoga autorizó cheques procedentes de las arcas municipales para enriquecerse de manera ilícita. Aprovechando tales cuestionamientos, el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, solicitó a la candidata aclarar públicamente la procedencia de dichos recursos, ya que según él, con el cobro de esa suma de dinero se ve vulnerada la normatividad jurídica de la entidad: “Claramente tiene que señalar de manera transparente y pública esa irregularidad”, señaló. Ante la petición del priista, es importante que recuerde que en el mes de septiembre del año 2016, medios de información como –Aristegui Noticias- y –Animal Político- dieron a conocer documentos en los que se exhibe una liquidación del economista y también abogado, Ochoa Reza, por la exorbitante cantidad de un millón 200 mil pesos como compensación por abandonar el cargo de director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), ya que fue requerido para ocupar el cargo de presidente nacional de su partido. Tenga presente que no únicamente es cuestionable la cantidad con la cual fue liquidado (que por  cierto, es muy superior a la de Delfina Gómez), sino también la legalidad de dicha liquidación, ya que de acuerdo al “Manual de Trabajo para Servidores Públicos de Mando de la CFE”, si un funcionario abandona por voluntad propia su cargo, las compensaciones correspondientes serán válidas sólo después de los tres años de servicio, y el dirigente trabajó no más de 2 años con 195 días en la dependencia.

De igual manera, el día 11 de abril del año en curso, en las principales redes sociales se dio a conocer un video donde se muestra el momento en el que varios volantes que son lanzados desde un helicóptero durante la Feria Internacional del Caballo, en el municipio de Texcoco, Estado de México, son recogidos por personas para posteriormente ser leídos. Dichos volantes estaban dirigidos hacia integrantes de un supuesto grupo del crimen organizado; “Oso, Tito, Beny y toda su banda, ya pasaron la raya, no más extorsiones y secuestros de los suyos. ¡¡¡Ya muy chingones!!! ¡Se acabó! Y contentos con su fiesta del pueblo, para robar más a la gente. Andamos despiertos. Atte. La Familia Unida” (Proceso, 11/IV/17). Como era de esperarse, la candidata egresada del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, durante una entrevista con MVS aseguró que dichos “narcomensajes” son parte de una guerra sucia llevada a cabo por su opositor priista. Y es que da la casualidad que tales advertencias fueron lanzadas desde un helicóptero por quien sabe que narco, justo en un evento de tal importancia como lo es la mencionada feria. ¿Coincidencia o estrategia política? Las conclusiones usted las saca, estimado lector.

Y por último, la tarde del jueves 20 de abril del año en curso, el político de las liquidaciones millonarias y también presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, de nueva cuenta hizo un llamado a las autoridades federales para que profundicen las investigaciones contra AMLO por supuestos nexos con el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, ya que presume, desde que estaba al mando del Ejecutivo en el estado de Veracruz mantenía una estrecha relación de hermandad política y criminal con el candidato a la Presidencia de la República por MORENA: “Que quede claro, no puede ni debe haber mantos protectores para nadie, la complicidad de Duarte con López Obrador se debe señalar y se debe castigar” (ElUniversal, 20/IV/17).

Si Delfina sigue subiendo en las preferencias electorales del Estado de México, el PRI podría estar en un grave peligro de perder la Presidencia de la República para el 2018, así que no resulta descabellado suponer que no únicamente se está buscando desprestigiar la imagen de la candidata, sino también la de su principal soporte político: Andrés Manuel López Obrador.

0
comentarios
Ver comentarios