El regreso a clases y los problemas de siempre

Como todos los años, surgen dudas e inconformidades por parte de los padres de familia de todos los niveles educativos, porque ninguna de las educaciones que brinda el Estado,  está exentas de los abusos típicos del inicio de clases. 

El artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, establece: 

Todo individuo tiene derecho a recibir educación. El Estado - Federación, Estados, Distrito Federal y Municipios -, impartirá Educación Preescolar, Primaria, Secundaria y Media Superior. La Educación Preescolar, primaria y secundaria, conforman la educación básica; ésta y la media superior serán obligatorias. 

(Reformado mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 9 de Febrero de 2012) 

Párrafo IV 

Toda la Educación que el Estado imparta, será gratuita 

(Reformado mediante decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 05 de marzo de 1993) 

Por supuesto, en todas las escuelas públicas de México, no opera condición alguna en lo anterior, es decir 

1.- Ningún director de escuela puede condicionar la entrega de boletas o aplicación de exámenes o evaluación alguna, al pago de cuotas escolares 

2.- La inscripción al plantel no está condicionada por el pago de cuota alguna, adquisición de determinado material didáctico o la compra en un sitio específico de la lista de útiles 

3.- No es función del Director de Escuela cobrar cuotas de inscripción o tener a su disposición las mismas, para eso existe la Asociación de Padres de Familia, cuyo presidente debe asumir la responsabilidad de administrar las cooperaciones voluntarias de los padres de familia 

4.- Ninguna cuota de la asociación de padres de familia tiene carácter de obligatoria, todas son voluntarias, en el entendido de que serán destinadas al mantenimiento e infraestructura del plantel escolar o cualquier otra necesidad de la comunidad educativa. 

5.- Es obligación de toda escuela promover el consumo inteligente, lo que incluye el reciclaje de cuadernos, libros y material didáctico en general. 

6.- El director de escuela es, entre otras cosas, un gestor ante el gobierno del estado y la iniciativa privada de recursos para la infraestructura del plantel. 

La profesión docente presenta un rasgo muy peculiar: mientras más se asciende en la escala jerárquica de puestos en el sistema educativo, se necesitan más las habilidades de gestión que las que utiliza un docente frente a grupo, por ejemplo. 

Es evidente, por otro lado, el grave problema de fondos que presentan casi todos los planteles de nuestro país, para hacer frente al mantenimiento del inmueble o la construcción de nuevas áreas de trabajo. La inmoral paradoja es que mientras los políticos de turno se dedican a comprar aviones, autos de lujo y texto servidores ad hoc a sus intereses, miles de niños padecen las consecuencias de la corrupción imperante en México. 

El director de escuela es una pieza clave en el desarrollo de la infraestructura educativa en México y es uno de los factores determinantes en el problema de la calidad, la pertinencia y la cobertura de escuelas en nuestro país. Merece, sin duda, un mayor estímulo y un total reconocimiento. 

¿Usted qué opina, estimado lector?

0
comentarios
Ver comentarios