August 21, 2019 14:10

Radar político. Grave presagio...

radar
radarInternet

 

 

La ilegal y antidemocrática reforma constitucional, que 21 de los 25 diputados locales de Baja California aprobaron para ampliar de 2 a 5 años el periodo del gobernador electo Jaime Bonilla Valdez, debe ser visto no solo como un atentado a la legalidad, sino además como una seria amenaza para la democracia mexicana, pues no son pocos los que ven en esa acción, un ensayo de Andrés Manuel López Obrador para en un futuro buscar perpetuarse en el poder.

Jaime Bonilla, nacido en México pero también ciudadano norteamericano, es diputado federal con licencia por el Partido del Trabajo y fue postulado como candidato a gobernador por la alianza Juntos Haremos Historia integrada por PT y MORENA y ganó la elección de manera holgada, pero quienes votaron por él lo hicieron para que gobierne dos años a partir del 1 de noviembre para que la próxima elección se empate con la de diputados federales en el 2021.

 Sin embargo los actuales diputados locales que en su mayoría son panistas y priistas, votaron en secreto y resguardados por cientos de policías, para que el periodo sea de un lustro y el empate electoral sea hasta el 2024, lo cual se dice, lo hicieron a cambio de diversos cargos para sus partidos y de un millón de dólares para cada legislador, lo cual ya se ha pedido que se investigue, como también se ha solicitado que sea el Poder Judicial de la Federación el que se pronuncie en torno a la legalidad o ilegalidad de la reforma.

El presidente de la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, Porfirio Muñoz Ledo ha ido más lejos, al señalar que lo conveniente sería declarar la desaparición de poderes en Baja California y con ello dejar inhabilitado a Jaime Bonilla. La declaración la hizo al término del primer informe de labores del presidente del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, quien por cierto tiene una propuesta para MORENA Hidalgo, que es su carta fuerte para la presidencia municipal de Huejutla de Reyes; es una mujer y el proyecto ya está en marcha.

SUSTAZO…

El que de plano va a necesitar terapia para superar el susto, es el tamaulipeco Carlos Romero Deschamps, ex-senador de la República por Hidalgo, quien el martes 9 comía en un lujoso restaurante con el abogado Juan Collado Mocelo cuando un grupo de agentes policiacos fuertemente armados ingresaron al lugar, inmovilizaron a los guaruras y se llevaron detenido al litigante, pero no por un asunto tan simple como cuando se negaba a pagar la pensión alimenticia a los hijos que tiene con la actriz Leticia Calderón, sino por lavado de dinero y delincuencia organizada.

Dicen que Carlos Romero se tiró al piso porque pensó que el detenido sería él y que hasta el momento la temblorina del secretario general del sindicato de PEMEX, no se le quita ni con pasiflorine; que de momento no le bastó con su bolillito y que el solo pensar que estuvo a un paso de tener los dos pies en la cárcel –como lo desea el 99.9% de los mexicanos, lo mantiene en el más profundo de los insomnios.

Juan Collado no solo es un prominente que comía en lugares fifís y lo verdaderamente importante de él no es que esté casado con la también actriz Yhadira Carrillo; el hecho que lo vuelve “persona de interés” para las autoridades, es la extraña forma en la que se volvió el jefazo en la Cooperativa Caja Libertad, sus vínculos con Oceanografía y la venta del equipo de futbol Gallos Blancos, pero sobre todo que es y ha sido abogado de personajes como Carlos y Raúl Salinas de Gortari, Carlos Romero Deschamps y Enrique Peña Nieto, es lo que diría López Obrador, el “abogado de la mafia del poder”.

¿NUEVO PAN?...

Y donde parece gestarse una nueva etapa, es en el Partido Acción Nacional en Hidalgo, pues este fin de semana al efectuarse el proceso interno para la elección de consejeros estatales y dirigencias municipales, llevándose a cabo la jornada de votación al parecer de manera civilizada pues no hay señalamientos ni quejas de mapacherías como habría ocurrido en el PRD o de imposiciones como sucede en MORENA y obviamente en el PRI.

Para empezar al Consejo Estatal arribaron de vuelta personajes completamente contrarios e insubordinados al grupo que mantiene casi el control total del partido, lo que significa que el diputado Asael Hernández Cerón y el presidente del Comité Ejecutivo Estatal, Cornelio García Villanueva, tendrán una seria oposición en personajes como los ex-diputados Sonia Cristina López Valderrama, Alejandra Villalpando Rentería, Daniel Ludlow Kuri y Jorge Alfredo Moctezuma Aranda, que junto con la ex-regidora Jenny Marlú Melgarejo Chino son nuevos consejeros que no les permitirán seguir haciendo lo que ellos quieran.

La renovación llegó también a comités municipales como los de Atitalaquia, Cuautepec de Hinojosa, Agua Blanca, Pachuca y Mineral de la Reforma, siendo los más ambicionados estos últimos dos, en los que los incondicionales de Asael y Cornelio también fueron derrotados; por muchas razones sobresale el caso de la capital hidalguense, en donde logró imponerse el grupo de la presidente municipal Yolanda Tellería Beltrán, que a través de las regidoras Ruth León Cruz e Isabel Vite ganaron la dirigencia con una planilla de mucho peso que incluye a Gloria Romero León, Daniel Ludlow y Alfredo Ortega, entre otros.

En Mineral de la Reforma quien dejó sentir su influencia fue el ex-diputado local Luis Enrique Baños Gómez, pues la ganadora de la contienda interna fue su esposa, la regidora Tania Sánchez Farías, que ganó la elección a Maricela Escamilla Baños que fue impulsada por el presidente municipal Raúl Camacho. Este hecho da una idea clara que cómo estará la disputa por la candidatura municipal el próximo año, aunque se dice que ahí la discusión tendrá que ser en familia.  

0
comments
view comments