Columnas

¿Por qué en USA admiran a AMLO? ¿Por qué la mayoría apoya consultas ciudadanas?

AMLO en la mañanera.Andrea Murcia / Cuartoscuro

Hay evidencia de un buen trato de EU hacia el presidente de México. 

Contrario a aquellos o aquellas que siendo estudiosos--desafortunadamente parciales-- en la materia de la política, que han determinado que México y Estados Unidos no cuentan hoy día con una relación amistosa de cooperación mutua, pienso que la evidencia muestra que el gobierno de AMLO apoyado en el inteligente trabajo de su cancillería, pero sustentado principalmente en la indiscutible autoridad moral que porta ante el mundo el actual presidente-- pese a quien le pese-- la relación con otros gobiernos sea el de Estados Unidos--republicano o demócrata-- o de cualquier otro país, es y seguirá siendo inmejorable, respetuosa, justa, pues por fin se ha logrado llevar un diálogo con la cabeza en alto, sin que nos vean para abajo. Son más de 30 millones de mexicanos en USA que admiran a AMLO. La razón es obvia, observan la paulatina liberación del yugo de la corrupción, de la añeja inmoralidad disimulada entre los pliegues de la simulación. 

Lo que pareciera no toman en cuenta los cotidianos escríbanos anti AMLO, a quienes se mira con compasión porque les úlcera cualquier acción positiva para bien de gobierno o gobernado, es que nosotros la mayoría de los mexicanos estamos deseosos y orgullosos de participar en cualquier consulta que sea necesaria, puesto que por primera vez en nuestra historia nos están dando la oportunidad de expresarnos, nos están tomando en cuenta para coparticipar en el acto de gobernar, en la meta de recuperar el estado de derecho, de aportar a la justicia siempre respetando los derechos humanos. 

La consulta pública no es un juicio sumario, no calumnien. Juzgar conforme a la ley corresponde al poder judicial. Digo lo anterior, porque se intenta confundir al respecto aduciendo que la consulta sobre el tema de enjuiciar a los expresidentes confabulados con actos criminales es una acción anticonstitucional porque no es la ley sino la saña del pueblo quien dictamina. No mientan. No inventen. Nada ni nadie en la 4T está por encima de la ley, eso era antes. Ya despierten. Ya abran los ojos, porque México ya cambió. 

La 4T se ha dedicado a exponer la verdad sobre la podredumbre en la que se encontraba la vida pública nacional. Cabezas al mando que huyeron a Estados Unidos están siendo detenidos, serán juzgados, ha sido vital el apoyo de las autoridades estadounidenses en efectiva cooperación con México. La encomienda es desarraigar la peste, sacar a las ratas, desenmarañar la relación pactada que existía entre los poderes dominantes, desmantelar la logística del saqueo, una tarea titánica que en algún momento de nuestra historia habría de ser. 

Se requería de una alta misión, de una convicción férrea, de una inacabable sed de justicia y solidaridad con el pueblo mexicano. Confieso que siempre dudé de nuestra capacidad para llevarlo a cabo sin violencia, sin guerra civil, pues lucía infranqueable el anquilosamiento de estas malignas patologías sociales, se miraba imposible luego de casi 40 años secuestrado nuestro gobierno por funcionarios neoliberales, por “la dictadura disfrazada de democracia” que tanto daño ocasionó a nuestro tejido social. Termino este breve comentario desde el México profundo agradeciendo la noble tarea encaminada por el gobierno de la 4T para lograr la impostergable regeneración nacional. AMLO, el pueblo honesto y trabajador está contigo, e iremos avanzando juntos.