Percepciones. Inversos

Popotes
PopotesGalo Cañas / Cuartoscuro

 Lo de las “pajillas” (así se les conoce también a los popotes), pasa y hay formas de suplirlos con otros materiales, ¿pero las bolsas?

 

“¿Cuándo dejarán de hacer las cosas al revés?”Yomero

 

En esa loca manía moderna de hacer, decir y estar siempre en lo “políticamente correcto”, un día todos nos enteramos de que los plásticos de todo tipo estaban causando daño al planeta porque pueden tardar cientos de años en biodegradarse y por ello de inmediato fueron calificados como “productos non gratos”.

Los gobernantes y políticos para verse “nice” de inmediato pusieron manos a la obra y además de pronunciarse públicamente contra los plásticos de un solo uso, indicaron a sus achichincles que se pusieran en friega a redactar propuestas y leyes para prohibir que se distribuyesen bolsas plásticas en supermercados y tiendas de conveniencia. Ya antes habían empezado con los popotes en los restaurantes.

Lo de las “pajillas” (así se les conoce también a los popotes), pasa y hay formas de suplirlos con otros materiales, ¿pero las bolsas?

No cuestiono las buenas intenciones de nuestros apresurados políticos, sino su falta de visión y planeación para hacer las cosas, porque antes de lanzarse al abismo aprobando leyes, tendrían que haber encontrado los mecanismos necesarios y suficientes para ofrecer alternativas a la ciudadanía.

Hubiese sido ideal el convocar a la academia y también a los expertos, a usuarios e interesados para diseñar otro tipo de contenedores y bolsas para cambiarlas por las de plástico; pero no, aquí hay prisa y urgencia, así que se prohíbe y se prohíbe y quien no acate la prohibición será sancionado con chorromil cuotas, es decir lo de siempre, mejor castigo que crear conciencia.

Ya han estado apareciendo algunas opciones de bolsas que dicen que son biodegradables, pero en términos de realidad su resistencia es mínima, así que habrá que seguir probando.

“Hagamos bolsas de papel” dijo un listo, sin tomar en consideración que para hacer ese tipo de bolsas se requiere talar árboles, tan o más necesarios para la vida, además de que resultan imprácticas cuando se derraman líquidos.

Sí, por ahora son las molestias que causan cuando vas al súper o que no puedas pedir hielo regalado en la tienda de conveniencia cuando compras unas cervezas, pero dentro de poco, dentro de muy poco, se verá el alcance real de esta tarugada cuando toneladas de desechos de todo tipo que antes estaban contenidos en bolsas plásticas en los basureros queden al aire libre diseminando enfermedades.

A ver si entonces entienden.

0
comentarios
Ver comentarios