Columnas

Servidora de la Nación apodada #LadyProle por negar el servicio a varios adultos mayores que llegaron a clínica del IMSS, en Puerto Vallarta, Jalisco.

#LadyProle

Pregunta: ¿Cuántos empleados de la CFE son necesarios para cambiar un foco..?

Respuesta: Diez: uno para sostener el foco y nueve para darle vueltas a la escalera.

Pregunta sin respuesta, porque es obvia: ¿Qué carajos hacen los autonombrados “siervos de la nación” coordinando las filas de los viejitos que buscan la vacuna contra el Covid-19?

Como digo, la respuesta es obvia y más que obvia: sacar lo peor de su ignorancia y desquitarse, en lenguaje que aparenta venir del cerebro lavado de un militante, más que de un servidor público.

El caso más sonado de lo que hablo lo protagonizó en Puerto Vallarta, Jalisco, una joven servidora de la nación quien fue apodada como “Lady Prole” por negar el servicio a varios adultos mayores que llegaron buscando ser inoculados en la clínica 179 del IMSS.

“Ayúdame, no estoy haciendo nada malo…” le suplica una dama mayor a la joven “Lady Prole”, quien altanera le contesta “es que si la paso a usted voy a tener que hacer lo mismo con todos los ricos que mandan aquí y que le roban la vacuna a la prole…” Y a pesar de que un hombre en la fila le pide que no politice, la joven hizo oídos sordos.

En San Andrés Cholula, Puebla, hace unos días en un caso similar que reportó el periodista Ciro Gómez Leyva los promotores de vacunación cuando los adultos mayores y sus familias les reclamaron por la falta de vacunas contra respondieron prepotentes: “Te hubieras ido a tu casa, nadie te dijo que te quedaras”.

Estos casos y la trascendencia de que los “Siervos de la Nación” recibieron la vacuna por adelantado ha levantado ámpula, porque se tiene que estar ciego para no ver la labor dogmática y doctrinaria que un esconde lo que podría ser un simple servicio de salud.

Aunque se me olvida que vivimos en México y si necesitamos 10 empleados de la CFE para cambiar un simple foco, las brigadas de militares y “Ladys Prole” para repartir y aplicar las exiguas cantidades de vacunas que nos han llegado, están más que justificadas.

EL BRONCO Y EL COVID

El gobernador de Nuevo León Jaime Rodríguez balconeó a su secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos, al hablar sobre los supuestos ofrecimientos políticos que le llegaron para ser candidato, quien dijo que decidió quedarse a acabar el sexenio.

Asimismo, tras la denuncia del desperdicio de vacunas del Covid-19, la Secretaría de Salud de Nuevo León pidió a la federación que permita aprovechar el excedente que detectaron que queda en los frascos de las dosis luego de que “El Bronco” afirmó que en el contenido hecho por el fabricante solo vienen 5 aplicaciones cuando se puede obtener una más y ya aclaró que solicito que se envíen aguja y jeringas correctas para poder usar las dosis sobrantes y así ampliare la protección.

ALCALDES OPACOS QUE BUSCAN REELEGIRSE

De los alcaldes en Nuevo León que buscan relegirse, los que menos han sido transparentes son el ex chofer Carlos Guevara, del municipio de García, con 47.16 puntos, seguido del de Cadereyta, Ernesto Quintanilla, quien fue calificado con un 52.16; caso contrario, la alcaldesa de Guadalupe, Cristina Díaz, obtuvo un promedio de 100, seguida por Cesar Garza, de Apodaca, con un 98.03 y Miguel Treviño, de San Pedro Garza García, quien obtuvo un 97.83 de calificación.

[email protected]