Televisa en Nicaragua

El incidente protagonizado en Nicaragua por 18 mexicanos detenidos en la aduana y que los medios nacionales aseguran que son empleados de Televisa

La semana pasada TELEVISA desconoció a los 18 mexicanos detenidos en una aduana de Nicaragua y alegó que no tienen ni han tenido relación laboral con la empresa.


La principal televisora mexicana, cuyo dueño es Emilio Azcárraga, rechazó que los vehículos confiscados con el logotipo de TELEVISA hayan formado parte de su flotilla, y detalló en un comunicado (Boletín de prensa T009 del 28 / 08 / 12) que Noticieros Televisa no cuenta con corresponsales en Nicaragua por lo que advirtió que presentará las denuncias correspondientes ya que los detenidos falsificaron documentos para hacerse pasar como empleados suyos y falsearon información sobre los vehículos.


Pero un medio de información nicaragüense asegura que sí hay personal de TELEVISA entre los narcos detenidos. La nota dice que de acuerdo con la publicación de un portal de noticias de Nicaragua, por lo menos entre tres y cinco de los supuestos periodistas que fueron detenidos la semana pasada pertenecen a la empresa TELEVISA y que Raquel Alatorre Correa, prima del conductor del noticiero estelar de TV Azteca, Javier Alatorre, y cuatro de los detenidos en las seis Van que ingresaron a Nicaragua por un punto fronterizo con Honduras, sí son trabajadores de TELEVISA.


Sin embargo, también aclara la nota que la investigación será muy difícil debido al poderío de TELEVISA y de su propietario Emilio Azcárraga.


Aunque TELEVISA tiene que explicar cómo es que se le "perdieron" seis de sus unidades móviles y no reportó la "pérdida" ante las autoridades mexicanas, no le será imposible negar una y mil veces que la información que llega de Nicaragua es falsa, como ha negado siempre su incursión en asuntos de narcotráfico y su complicidad con los personajes más siniestros de la política mexicana. 


No creer en las "verdades" de TELEVISA es problema de unos cuantos revoltosos que han tomado el camino de la "violencia en las calles" para provocar división entre los mexicanos.


Aquí el problema es que en Nicaragua TELEVISA no tienen el poder que tiene en México, y que en ese país los medios de comunicación no están controlados por un monopolio dueño de la verdad absoluta.


Vamos a ver si después de estas revelaciones sobre la incursión de TELEVISA en asuntos de narcotráfico internacional el problema sigue siendo de unos cuantos inconformes.

0
comentarios
Ver comentarios