Desabasto de gasolina en Monterrey: Pánico debido a redes sociales

desabasto
Las redes sociales, ¿responsables?Internet

  

 

Ayer en la noche empezó el rumor que no había gasolina en Monterrey. Hoy en los periódicos y redes sociales reportan desabastecimiento en cerca de 50 de las 700 gasolineras de la zona metropolitana de Monterrey.

El fenómeno es similar al que se tuvo en la Ciudad de México, no existe un desabasto real pero un rumor sacó a la gente a la calle a cargar gasolina. Los periódicos locales empiezan a hablar sobre el desabasto. Las redes sociales están generando una psicosis sobre el supuesto desabasto de gasolina en la ciudad.

El desabasto, en resumen

Ya había explicado en alguna columna anterior cómo se hace un desabasto virtual. Generando un rumor de escasez, lo que quieren generar caos empiezan a generar la noticia de que no hay gasolina. Una persona se lo circula a otra y en muy poco tiempo tenemos filas enormes de automóviles se acaban la gasolina por una sobre demanda y revientan la cadena logística de entrega.

Lo podemos explicar en cervezas. El depósito de la esquina compra un cartón de cervezas (20 cervezas) cada semana para poder cumplir con la demanda de la vecindad a la que atiende. Uno de los vecinos escucha el rumor que se están acabando las cervezas y en lugar de hacer su compra habitual compra el cartón completo cuando los otros vecinos van a comprar cerveza, el tendero les dice que ya no tiene qué vender y los vecinos van a comprar cerveza a otras tiendas y compran de más para que no les haga falta. Las otras tiendas no tienen calculado que otras personas fuera de su área de venta van a comprar y se quedan también sin cerveza por lo que el rumor se vuelve una realidad, al menos en ese momento. Si usted va a la fábrica de las cervezas, se tiene la suficiente cantidad para cumplir con la demanda pero no los medios para entregar las cervezas no son los suficientes pues existe una sobre demanda y no están preparados para atenderlas.

Las redes sociales,  ¿responsables?

Además de lo que llega vía los contactos muchos bloggers e influencers se sumaron a la histeria colectiva por el combustible. Me tocó ver una de estas influencers diciendo algo como “tienen que cargar gasolina ASAP porque no hay” en otras palabras, tienen que cargar gasolina lo más pronto posible porque se va a acabar. Irresponsables comentarios que generan todavía más cola y contribuyen a un desabasto generado por la infraestructura logística y no por la falta de producto.

El Bronco explica

A diferencia de la Ciudad de México, por lo que declaró Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”, los ductos que llegan a los depósitos donde se surte la gasolina no tienen ningún problema y muy pronto se debe resolver el problema. Mientras, los conductores regios tendrán que sufrir por ese rumor. Esperemos que la psicosis baje y la demanda de combustible se regularice. Mientras tanto, muchos regios tendrán que entrar en contingencia y cambiar muchos de sus planes tradicionales que implican el uso del vehículo.

 

Las pequeñas ventajas del desabasto virtual

En la Ciudad de México bajó el tráfico y los niveles de contaminación, al menos unos días pues había muchos menos coches circulando en las calles. Si esto alivia la contingencia ambiental en la Zona Metropolitana de Monterrey esto sería hasta benéfico. Y esto puede dar pie para implementar muchas otras políticas como transporte escolar obligatorio para disminuir el tráfico matutino, entre otras muchas cosas.

Si vieron lo que estaba pasando en CDMX, me parece extraño que los regios hayan caído en lo mismo.

Mientras tanto en CDMX

En la Ciudad de México ya no hay las filas kilométricas para cargar combustible. No hubo un plan de racionamiento, no hubo desabasto en los supermercados. En pocas palabras, no nos convertimos en Venezuela. Todos los heraldos del apocalipsis deberán de estar buscando otras teorías u otras razones para cuestionar el accionar del gobierno federal contra el huachicoleo.

Sabemos dónde le pueden pegar a la sociedad, pero los efectos que hacen los saboteos han ido desapareciendo. Una crisis que no parecía tener fin, ya terminó y hoy, si está en CDMX puede ir a la gasolinera donde siempre cargaba combustible sin la preocupación de no encontrar.

Habrá que esperar los resultados de esta batalla contra el robo de combustibles y esperemos que pronto se encuentren a los culpables de estos robos y que cada día disminuyan los robos a los hidrocarburos.

0
comentarios
Ver comentarios