Opinión

    Separar la basura y sus beneficios para el medioambiente

    Compartir en
    Por Mónica EsquivelAugust 28, 2017 at 9:36 am CDT

    El problema de la basura en México representa un gran desafío  a nivel ambiental, cultural y social. Según datos de la Gaceta Oficial capitalina, los ocho millones 851,080 residentes de la Ciudad de México generan 12,893 toneladas de basura diariamente, lo cual nos habla de un problema grave y urgente de resolver.

    Hace unos años, conscientes de la problemática que ya existía y viendo de manera futurista el problema que podría crearse  más adelante en el 2006, se aprobó una ley que prometía regular la recolección de basura y el aprovechamiento de ésta, pero desgraciadamente nunca fue aplicada correctamente y mucho menos con  rigor.

    El 8 de agosto del año en curso se puso en marcha la acción de  recolectar basura de manera separada, con la finalidad de aprovechar casi por completo todo tipo de desechos  depositados 

    Haciendo una hipótesis. En caso de  que se llevara correctamente la aplicación del proyecto de separación de basura tendríamos incontables beneficios, por ejemplo:

    1.Los empresas, al utilizar productor reciclados, disminuyen costos de  fabricación y por consecuencia el precio de venta al consumidor.

    2.Al utilizar materiales reciclados, tendríamos menor necesidad de extraer  continuamente  recursos naturales de la tierra como el petróleo y evitaríamos poner  en riesgo el agotamiento de dicho material.

    3.Con la correcta separación de la basura, se planea generar suficiente energía para la utilización del metro y luminarias públicas.

    4.Al  separar la basura, las empresas pueden aprovechar las materias primas  reutilizándolas para que de esta manera gasten menos energía en la creación de nuevos materiales vírgenes y por consecuencia, lograr generar  menos emisiones de dióxido de carbono que surgen al crear energía por medio de la combustión de petróleo y gas.

    Recuerda que los miércoles y viernes se recogerán los residuos inorgánicos, los martes, jueves y sábados los residuos orgánicos y por último, los domingos, la basura de manejo especial.

    Es fácil aprender a separar la basura, lo que es  difícil, es crearnos el hábito; pero con esfuerzo y sobre todo, con un gran compromiso al medio ambiente y a tu país, podrás lograrlo.