Columnas

Calidad y orden en el Equipo de Protección Personal (EPP), para los que luchan en la primera línea vs el Coronavirus.

El inminente riesgo de contagio 

Por la naturaleza de su labor, el personal de salud siempre está en riesgo de contagio de múltiples enfermedades. En la lucha en la primera línea contra el SARS-CoV-2 el riesgo es latente y se hace necesario fortalecer tanto la capacitación sobre el manejo de pacientes, como la seguridad con insumos necesarios y el adecuado Equipo de Protección Personal (EPP).

Ahora bien, para hacer más eficiente la entrega y el control de estos suministros, desde el 13 de abril del año pasado, por iniciativa del Director General del IMSS, Mtro. Zoé Robledo, decidimos poner en marcha una estrategia denominada Control de Equipo de Protección Personal e Insumos de Salud (CEPPIS).

Los CEPPIS

Desde el comienzo, el objetivo ha sido administrar y entregar al personal, de manera oportuna y eficaz, los EPPs necesarios para llevar a cabo su labor. Para ello, el IMSS ha implementado espacios físicos de almacenamiento, control y distribución en las Unidades Médicas de reconversión y de atención 100% COVID-19 e Híbridas.

Los CEPPIS operan, sin descanso, las 24 horas del día, de lunes a domingo. De esta manera, el personal puede obtener ahí, de manera pronta y expedita, y las veces que sea necesario, los insumos de protección que requiera.

Un equipo multidisciplinario y debidamente capacitado –integrado por personal de enfermería, médicos especialistas en Salud en el Trabajo e ingenieros expertos en Seguridad en el Trabajo⎼ es el encargado de controlar y entregar los insumos.

En los CEPPIS ⎼que basan su operación en la “Guía para el Uso del Equipo de Protección Personal durante la Epidemia por COVID-19 en el IMSS”- se entregan batas desechables, gorros, goggles de seguridad, caretas, guantes, botas desechables, cubrebocas triple capa, así como mascarillas N95, Kn95 y N99, al personal de salud que interviene en las áreas COVID.

Más información aquí

CubrebocasGreenvalley Picture / Unsplash

En los CEPPIS también se reciben y controlan los EPPs que el Instituto obtiene a través de donaciones. En ese caso, todo el material ⎼tanto el que se recibe como el que se distribuye⎼ es minuciosamente revisado con el fin de asegurar que cumple con todos los estándares de seguridad.

Además de proteger al personal de salud, estas medidas han contribuido a romper cadenas de contagio entre el personal y los pacientes. Gracias a la implementación de este importante plan logístico, en 2020, el IMSS logró entregar más de 78 millones de piezas de EPPs.

De hecho, la estrategia ⎼que es un trabajo coordinado entre la Dirección de Prestaciones Médicas y la Dirección de Prestaciones Económicas y Sociales⎼ ha resultado tan exitosa que podría llegar a convertirse en un ejemplo de actuación ante amenazas similares.

Es necesario y vital que continuemos garantizándole protección a nuestro personal de la salud y que redoblemos esfuerzos para controlar el riesgo de contaminación que existe durante la atención a pacientes. 

Y en el IMSS tenemos puestas las manos a la obra, porque mantener la buena salud de la población es nuestro principal objetivo. 

Como dice el Director Zoé Robledo: el cuidado de los derechohabientes  pasa necesariamente por el cuidado y la protección de nuestro personal. 

DR. VÍCTOR HUGO BORJA ABURTO, DIRECTOR DE PRESTACIONES MÉDICAS

DR. MAURICIO HERNÁNDEZ ÁVILA, DIRECTOR DE PRESTACIONES ECONÓMICAS Y SOCIALES