Primera carta astral de Margarita Zavala: vive para la política, hoy es una mujer reconstruida

Margarita Zavala
La luz del Sol alimenta el núcleo de la célulaInternet

Margarita es el tipo de persona que trata de buscar estabilidad entre la gente que quiere y los amigos. Ella lleva la estabilidad de su matrimonio.

Básicamente es una mujer buena y sensible. Una persona con gran empatía y entendimiento para con los demás.

Primera carta astral de Margarita Zavala: vive para la política, hoy es una mujer reconstruida

De niña fue muy lista en la primaria, quizá no hablaba mucho pero levantaba la mano para pasar al pizarrón, inclusive, el maestro o la maestra bien pudieron decirle que le diera oportunidad a otros de sus compañeros para que los dejara pasar al pizarrón.

Le ha gustado estudiar siempre, y pese a que era muy bien aceptada y querida entre sus amigos, algún tipo de complejo cargaba, ya que le costaba un poco comunicarse. Seguramente por su estatura.

Algún tipo de dificultades había en su casa que le gustaba buscar a sus tías o primas, quizá vivió con alguna prima o tía. Muy trabajadora desde jovencita.

Su papá no pudo darle más esencia de fuego a ella, hay un faltante por eso luego siente que le falta carácter.

La luz del Sol alimenta al núcleo de la célula, ofrece un tipo de proteína, tomar de vez en vez un baño de Sol es muy bueno.

Los padres dan la estructura del fuego y las madres la del agua. Su mamá le heredó la sensibilidad y la buena intuición.

Margarita es el tipo de persona que trata de buscar estabilidad entre la gente que quiere y los amigos. Ella lleva la estabilidad de su matrimonio. Tiene grandes ideales en la vida. Es una mujer disciplinada.

Cuando vivió en Los Pinos, contra lo que pudiera pensarse, podríamos decir que ha sido la peor etapa de su vida, la pasó muy, muy, muy mal, es posible que haya vivido episodios depresivos o estados de muy baja energía, pero gracias al tránsito de Urano ella pudo levantarse y regenerarse, prácticamente renació de entre las cenizas como el Ave Fénix.

Hoy es una mujer reconstruida, menos tolerante; hasta puedo pensar que es capaz de darle unos manotazos al ex presidente, seguramente ya hace valer sus casi 1.80 metros de estatura. Eso de peleas y reconciliaciones a estas alturas de la vida ya no van con ella.

Margarita ama la política, vive para la política y le encantan los hombres y las mujeres de la política. Margarita es feliz en el ambiente de la política.

Le recomendamos que una vez al mes, al terminar de bañarse, se enjuague con un litro de agua preparada con yerbabuena y canela muy calentita para limpiar su Aura.

El 2018 podría ser un buen año para ella. Ya habrá oportunidad de analizarlo con mayor detalle.

0
comentarios
Ver comentarios