Columnas

Con Peña, AMLO era adversario, con AMLO, Peña goza de impunidad.

Obrador-Peña; un recuento interesante

A casi la mitad de la administración de Andrés Manuel López Obrador, resulta interesante hacer un recuento de las diferencias entre el gobierno de Enrique Peña Nieto y el del compañero presidente y camarada.

Dichos y dislates

Peña Nieto fue un presidente poco afortunado con escasa cultura y preparación académica, que fue víctima - quizá solo superado por Vicente Fox- de la mofa general, del que se recuerdan infinidad de dislates, como sus tres libros y la biblia; hacerse “bolas” al mencionar la capital de Veracruz; no saber en qué estado se ubica Lagos de Moreno y podríamos seguir…

Con López Obrador sucede lo mismo, pero mucho peor, pues en menos de tres años ya superó a Enrique Peña Nieto y a Vicente Fox. Con sus dichos, dislates y de plano su desconocimiento, lo marcan. Andrés Manuel, es el presidente con menos cultura general que haya tenido este país. Confundió a la esposa de Benito Juárez con la de Porfirio Díaz; dijo que Vicente Guerrero dictó los Sentimientos de la Nación… y así en casi todas las mañaneras aporta más y más al anecdotario con el que supera a sus antecesores.

Reformas constitucionales

A pesar de sus carencias, Peña Nieto realizó 11 reformas estructurales que pasaron un proceso de negociación con todas las fuerzas políticas representadas en la Cámara de Diputados, incluyendo a Morena, a través del “Pacto por México”. Este Pacto, que por cierto, lo coordinó uno de los principales aliados y amigos de AMLO, José Murat Casab y votado por muchos legisladores de la 4T.

Ahora AMLO considera que el "Pacto por México", fue corrupción a pesar de que las iniciativas fueron modificadas y acordadas.

López Obrador no promueve, cabildea, es más ni discute con las fuerzas políticas representadas en el Congreso, no busca acuerdos, simplemente impone su criterio como sucedió con la iniciativa de Ley de la Industria Eléctrica, que no se le cambió ni una sola coma y, cualquier propuesta distinta o contraria la descalifica como un ataque personal por parte de sus adversarios conservadores y corruptos.

Corruptos e impunes

Hasta 2018, el gobierno que podría considerarse como el más corrupto era, sin lugar a duda, el de Peña Nieto.

Sin embargo, durante esa administración se procesaron y encarcelaron a funcionarios públicos, líderes sindicales y más de 10 gobernadores como Luis Armando Reynoso Femat de Aguascalientes; Roberto Borge de Quintana Roo; Javier Duarte y Flavino Ríos de Veracruz; Guillermo Padrés de Sonora; Tomás Yarrington de Tamaulipas; Jesús Reyna García de Michoacán y de Tabasco, Andrés Granier Melo.

Se iniciaron procesos contra funcionarios de la administración pública federal como es el caso de Rosario Robles y el ex titular de PEMEX, Emilio Lozoya. Además, fue encarcelada la profesora Elba Esther Gordillo, aliada en su momento de Salinas, Vicente Fox, Felipe Calderón y hoy, ya en libertad, del compañero presidente y camarada.

La corrupción ha sido el signo distintivo en la administración de AMLO en igual o mayor medida que en el de Peña. Frente a la Casa Blanca, están las 25 casas del director de la CFE, Manuel Bartlett y las seis de la secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval y el hecho de que fueron exonerados por la propia secretaria en funciones.

Han sido solapados los presuntos actos de corrupción de Amílcar Sandoval -hermano de Irma Eréndira- del ex super delegado en Jalisco Carlos Lomelí; de sus familiares como Pío López Obrador y Felipa Obrador; funcionarios como Ana Gabriela Guevara, Julio Scherer, Alejandro Esquer, Rocío Nahle y muchos más. Para AMLO no importan las pruebas, quienes los acusan son sus adversarios porque “estamos en temporada electoral”.

Hay tanta impunidad que otros, aunque indiciados, gozan de plena libertad y de protección del gobierno como Emilio Lozoya o Félix Salgado Macedonio.

Cuando fue detenido Alonso Ancira en una entrevista expresó que su error fue “no haber estado con el Peje en sus momentos de elección. No haberle metido dinero a la campaña”. “A lo mejor eso hubiera suavizado o pavimentado muchas cosas”. Ya entregó dinero, ya está libre.

Inseguridad

Aunque en el periodo de Enrique Peña Nieto la inseguridad se incrementó, más que con Felipe Calderón, se detuvieron importantes capos del crimen organizado; entre ellos los Zetas, Miguel Ángel y Alejandro Omar Treviño, Joaquín el Chapo Guzmán y 21 integrantes más del cartel de Sinaloa; a Vicente Carrillo Fuentes, alias “El Viceroy” del cartel de Juárez y en Michoacán, la cúpula de los Caballeros Templarios quedó prácticamente desmantelada.

En la administración de los abrazos no balazos no se tiene control del crimen organizado y la violencia y las masacres siguen a la orden del día. López Obrador saluda a la madre del Chapo Guzmán, deja en libertad al Chapito y recibe al líder de la mafia rumana…

Poder Judicial

Para una impartición eficaz de la justicia, Peña Nieto reformó el Sistema Penal que tenía más de 100 años con la participación de las fuerzas políticas, organizaciones sociales, barras de abogados, universidades y académicos. Con el nuevo sistema se privilegian los juicios orales, la transparencia y la conciliación sobre el castigo.

Mientras que AMLO, desde “lo oscurito”, lanza una reforma al poder judicial que violenta la Constitución al imponer la extensión del mandato del actual presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Arturo Saldívar; porque, según él, es el único que puede llevar a cabo su reforma y nadie más, porque a él ya lo bendijo y el resto de los ministros dice: son corruptos.

Por cierto, este transitorio para la ampliación del periodo del magistrado Zaldívar, fue presentado de último momento, sin que lo supieran las fuerzas opositoras.

A López Obrador candidato le sobraba claridad para señalar los errores y corruptelas de sus antecesores y no le faltaban propuestas. Con el compañero presidente lamentablemente lo que hay es corrupción, impunidad, autoritarismo, crisis económica, de salud y pobreza. 

Un daño que podría ser irreparable a la democracia y a la vida institucional y, claro la plena vigencia del pacto de impunidad.

Con Peña, AMLO era adversario, con AMLO, Peña goza de impunidad.

...