Columnas

Los fuegos que encendió la detención del General

Cienfuegos. Detención en EU.Moisés Pablo / Cuartoscuro

La detención de Salvador Cienfuegos.

El anterior 15 de octubre el país se enteraba a través de la cuenta de twitter del canciller Marcelo Ebrard, que en Estados Unidos de América era detenido quien fuera el secretario de la Defensa Nacional en el gobierno del Presidente Peña Nieto, el general Salvador Cienfuegos.

De inmediato esta noticia causó revuelo en todo el entorno político mexicano y desde luego, en la comentocracia, lo cual era de esperarse, debido al papel tan importante que desempeña el ejército en la estructura institucional de los Estados.

El ejército desarrolla una función que no puede ser delegada a los particulares, porque de acuerdo a la ley orgánica del ejército y fuerza aérea mexicanos, éste lleva a cabo la función pública de la defensa de la nación y la seguridad interior, por lo cual su trabajo es asegurar la independencia del país. Por ello, recibir una noticia de este tipo genera suspicacias para las administraciones anteriores y enciende los focos rojos a la actual.

Las suspicacias derivan del clásico lugar común respecto a si es posible que el general Cienfuegos pudiera haber actuado a favor de las fuerzas delincuenciales sin que el Presidente en turno lo supiera. Por si fuera poco, el contexto de la detención del General coincide con el proceso que también se le lleva a cabo en los Estados Unidos de América a Genaro García Luna, quien fuera el secretario de seguridad pública del Presidente Calderón.

Por su parte, el problema para el actual gobierno radica en las múltiples tareas que se le ha asignado al ejército desde que inició su mandato, algunas de ellas consistentes en construcción de obra pública, capacitación policiaca, apoyo para aplicar programas sociales, administración de aduanas, es decir, la vida civil está impregnada del ejército, por lo cual las interrogantes por la detención del general se extienden a todos los rubros de la sociedad en donde éste intervenga. En este marco no hay que olvidar que la milicia es un universo muy reducido, ello implica que casi necesariamente todos los generales activos en el presente estuvieron de algún modo bajo las instrucciones del hoy detenido, incluido el actual titular de la secretaría de la defensa nacional.

Es por todo esto que cualquier ciudadano preocupado por la vida pública y social debe de estar atento a las noticias que entorno a este tema se desarrollen con miras a exigir cuentas y ver el sentido en el cual se desarrolla el proceso en la unión americana, bajo el entendido que hasta en tanto no se declare la responsabilidad definitiva, cualquier persona es inocente, sin que eso implique hacer caso omiso a las evidencias y en su caso, estar pendientes de los resultados que existan o pudieran existir por la realización de actitudes ilícitas.

Yuri Pavón Romero

Profesor de la Facultad de Derecho de la UNAM