Paciencia, @lopezobrador , el 11 de marzo sabremos si aumentó y cuánto tu ventaja

Encuesta SDP Noticias
Así estaban los números en febrero... ¿cómo vienen los de marzo? En 8 días lo sabremosInternet

Los números de Andrés Manuel

Ha dicho Andrés Manuel López Obrador —“aquí entre nosotros, como se dice en los medios, off the record”—, que la fuerte disputa entre José Antonio Meade y Ricardo Anaya ha ampliado la ventaja del candidato de Morena a 20 puntos en relación al aspirante que va en la segunda posición.

Son datos de las encuestas del propio Andrés Manuel. ¿Les creemos? Digamos que no son 20 puntos, sino nada más 17…

En el anterior dato que dio AMLO acerca de sus encuestas, su ventaja era de 15 puntos. Digamos que eran 12…

En efecto, los 12 puntos que López Obrador tuvo de ventaja en la anterior encuesta de SDP Noticias, en la que Meade estaba en segundo lugar y Anaya en tercero.

¿Cuánto ha caído Anaya? Los números de Meade y del propio Anaya

En la campaña de Meade dicen que, con las acusaciones de lavado de dinero, Anaya se ha caído 7 puntos. Vamos a dejarlo en 4 nada más…

En la campaña de Ricardo Anaya, en cambio, admiten que este candidato ha perdido 2 puntos. Digamos que son 5…

Esos 5 puntos y cómo los reparte el columnista de El Universal

En su artículo de este sábado en El Universal, el periodista Salvador García Soto menciona —lo “que ya ha empezado a reflejarse en algunos sondeos diarios tracking poll”— que “el santo niño mártir Ricardito Anaya” ha perdido 5 puntos...

García Soto reparte la pérdida de Anaya entre los candidatos del PRI y de Morena: “3 se van para López Obrador y solo 2 para Meade”.

El columnista del diario propiedad de Juan Francisco Ealy Ortiz ha hecho la pregunta fundamental, que ya respondió Andrés Manuel basado en sus propios números: “¿Y si terminan por ampliar la ventaja del puntero?”.

La encuesta en Facebook de México Elige que publica SDP Noticias

Suplico a Andrés Manuel que sea paciente y que no se crea todo, todo, todo lo que dicen sus propias encuestas. 

No es que sean malas las encuestas de Morena —son tan buenas como las del PRI y las del PAN—, pero la experiencia dice que los encuestadores que trabajan para los partidos en las campañas presidenciales normalmente le cucharean un poquito a favor de sus candidatos.

Para conocer si una casa encuestadora es confiable o no hay que analizar sus resultados en anteriores procesos electorales.

Las encuestas de México Elige, aplicadas al universo de usuarios mexicanos de Facebook, han sido las más precisas desde las elecciones de 2015.

De 15 elecciones de gobernador que han encuestado, sus resultados han sido extraordinariamente certeros en 13 de ellas: no solo han pronosticado al ganador, sino también a los que han quedado en segundo y tercero lugares, con porcentajes que prácticamente no han sido distintos a los que dfunden las autoridades electorales después de las votaciones.

El 11 de marzo hay que ver los números

Ese día publicaremos en SDP Noticias otra encuesta de México Elige, empresa de los analistas Sergio Zaragoza y Aldo Campuzano.

Veremos si, en efecto, la ventaja de AMLO ha aumentado y cuánto, o si no ha sido así; la magnitud de la caída de Anaya, si acaso verdaderamente el escándalo le ha perjudicado, y cómo queda Meade con todo el argüende que hemos presenciado.

Los perros del Filósofo

No están equivocados Meade y Anaya al pelear entre ellos, olvidándose por el momento de atacar a López Obrador.

“Si dos perros persiguen a una liebre y el de adelante no la alcanza, el de atrás, menos”.

Lo anterior lo dijo el Filósofo de Güemez y sintetiza perfectamente la principal estrategia —inclusive la única— que los rezagados pueden seguir en una competencia dura y larga, ya sea de ciclismo por etapas, como el Tour de Francia, o una contienda electoral presidencial.

Los rezagados, para todo fin práctico, cuentan con una sola opción para tener posibilidades de alcanzar al líder: ponerse de acuerdo entre ellos, trabajar como un solo equipo para dar alcance al líder.

El problema es determinar a favor de cuál de los perseguidores trabajarán los rezagados.

Antes de unirse —todos sabemos que el PRI y el PAN terminarán haciendo equipo contra López Obrador— Anaya y Meade necesitan ponerse de acuerdo acerca de quién entre ellos dos es el más fuerte, el que mejor puede captar el voto útil, el más calificado para emprender la misión todavía no del todo imposible —aunque ya muy cercana a la utopía— de retar con posibilidades de éxito al candidato de Morena.

En eso andan Anaya y Meade: decidiendo —con algunos pocos argumentos racionales y demasiados golpes bajos— quién es el que debe ser apoyado por la mafia del poder —el PRI, el PAN, los empresarios y todo lo bueno y malo que esté detrás de ellos— en la lucha final contra AMLO.

En efecto, se corre el riesgo de que la pelea Meade-Anaya los desgaste a los dos y logre el efecto de volver invencible a Andrés Manuel.

Pero no tienen opción el PRI y el PAN. Es decir, si quieren unirse para perseguir al líder tienen que elegir al más fuerte de sus candidatos y desechar al otro.

Así, de plano.

0
comentarios
Ver comentarios