Las restricciones en la apertura del Parque Fundidora, ¿serán ciertas?

Padres obesos heredan problemas de salud a sus hijos
 ¿Se niega la entrada a las personas obesas?UNAM

¿Habrá una báscula en la entrada?

Además del Toque de Queda que no es toque de queda en Nuevo León, los administradores del Parque Fundidora se pusieron como cadeneros de antro del Centrito Valle. Según una nota del diario Milenio, además de una restricción de horario del parque se añade que se prohíbe el paso a niños, adultos mayores de 60 años y a personas con obesidad.

Busqué el comunicado en las páginas oficiales del Parque, del Gobierno del Estado de Nuevo León, en el canal 28 y por todo el internet y solo he encontrado esa nota en el periódico Milenio.

Espero, en serio lo espero, que esta noticia solo sea algún error, Fake News o un atrapa clicks de los medios digitales de Grupo Multimedios. La verdad no creo que nadie en su sano juicio se le ocurriera poner restricciones de edad y peso a un parque público.

Conozco a personas mayores de 60 con una condición física superior a muchos jóvenes. También conozco a personas que están haciendo ejercicio buscando bajar de peso. Entiendo lo de los niños porque muchas personas van al parque de paseo y no como una actividad para ejercitarse y esto daría al traste con todo esto del toque de queda light.

La pregunta será: ¿Cuál será el métrico para no dejar pasar a gente que se considera obesa? ¿Habrá una báscula en la entrada? ¿Medirán a las personas? ¿Será a consideración de los guardias? En las entradas del parque, ¿solo habría guardias o policías “fit”? ¿Podría un guardia obeso decirle a un gordo que no entre al parque? ¿Estas métricas no harían que hubiera más contacto con las personas, subiendo el riesgo de contagio?

Para los adultos mayores de 60, ¿pedirán identificación para entrar al parque como si fuera antro? ¿Si la persona no lleva identificación no podrá entrar al parque?

Según lo que he podido leer, los riesgos de contagio se disminuyen considerablemente en los espacios abiertos. En Monterrey no hay algo más abierto y aislado que ir hacer ejercicio al Parque Fundidora. Si esta noticia fuera cierta, ¿no debería de haber las mismas restricciones para ir a restaurantes, centros comerciales, bancos y otros establecimientos que están abiertos ahora?

Si entiendo que las personas mayores de 60, los obesos y los niños tienen un riesgo mayor a las que tienen otras personas, ¿pero este riesgo les hace prohibitivo entrar a un parque público a ejercitarse? Yo creo que no.

Hay que diferenciar una cosa muy sencilla, las personas con condiciones como las que acabo de enunciar tienen una mayor posibilidad de enfermarse gravemente si contraen el coronavirus eso está claro. Pero estas personas son igual de susceptibles a contagiarse que cualquiera. Es decir, si en un cuarto hay un niño, un gordo, un abuelo y una persona joven y sana, cualquiera de ellos, cualquiera, tiene la misma posibilidad de contagio. Como les va después del contagio, eso puede ser diferente y dejamos eso como posibilidad pues he conocido casos de gente sana y joven que lamentablemente ha perecido por el virus y de viejitos, gordos y niños que han sobrevivido.

¿Qué tendría que hacer la gente del Parque Fundidora o del Gobierno de Nuevo León? Fácil, salir a desmentir que se está limitando la entrada del parque a pura gente joven y fit. O si la limitación de la entrada del Parque es cierta, deberían de cerrar el parque para todos y no ser un posible punto de contagio para los demás.

En un mundo racista, clasista y discriminatorio, no se puede hacer este tipo de restricciones solo porque se cree que se hace un bien cuando realmente se está segregando a una parte de la población. Hay que ser muy conscientes de las acciones que se toman sobre todo en tiempos desesperados y de encierro como los que estamos viviendo.

0
comentarios
Ver comentarios