Columnas

La libertad de expresión parcial no es libertad de expresión: Las réplicas que molestan

El presidente López Obrador, respetuoso de la libertad de expresiónVanguardia

La libre expresión está más viva que nunca

La opinión pública se trata de eso, de opinión y como tal cada persona tiene su opinión basada en sus experiencias, conocimiento, inclinación ideológica y política y demás.

Se publicó en las últimas horas una carta de título “En defensa de la libertad de expresión” donde se argumenta que el Presidente de México utiliza un discurso permanente de estigmatización y difamación en contra de quienes lo critican.

Los firmantes de esta publicación piden que el presidente debería de emanar un discurso tolerante. Es complicado que los 650 que firmaron esta publicación pidan tolerancia cuando muchos de ellos no tienen mesura al criticar al presidente.

Veamos las opiniones de algunos de los que están en la lista de la libertad de expresión.

En la Patria empequeñecida de @lopezobrador_ no hay cabida para todos los mexicanos.” Denise Dresser

“El presidente tiene amor al próximo, porque al prójimo, lo detesta, lo injuria, lo humilla.” Juan Ignacio Zavala

“López Obrador ejerce una enorme influencia y cuando deslegitima a voces críticas sin discutir con ellas, genera un espacio público muy ominoso”. José Woldenberg

“El presidente de México atenta contra el periodismo libre y crítico. El presidente de México pone en riesgo la liberta (sic) de expresión”. León Krauze

La verdad a mí me parece que todos están ejerciendo muy bien su libertad de expresión y cada uno está diciendo lo que quiere con la diferencia que desde la presidencia hay una respuesta a los ataques.

Yo esperaba ver en la lista a Héctor de Mauleón, Carlos Loret de Mola, Víctor Trujillo o su Alter Ego Brozo, al monero Calderón, todos ellos críticos asiduos de López Obrador y nada. Tampoco veo a políticos como Felipe Calderón o Vicente Fox uniéndose a esta lista.

No veo a muchos líderes de opinión, columnistas y editorialistas. Veo a los Krauze, veo a Hirart’s pero no veo a Pablo Hiriart. Veo a Juan Ignacio Zavala, pero no veo a Margarita Zavala.

Veamos el ejemplo de los Estados Unidos donde el presidente Trump desacredita a los medios que están en su contra. La libertad de expresión sigue y la gente decide a quién creerle al medio o al presidente.

En México, el presidente responde al ataque continuo que tiene de muchos que integran la opinión pública y en el momento que da réplica a esos ataques muchos se molestan, pero pasa lo mismo que en Estados Unidos, ya la gente decidirá a quien creerle, a los medios, a la opinión pública o al presidente.

Creo que en los medios estaban acostumbrados a que no hubiera réplicas de parte del presidente y ahora sienten que su opinión está siendo invalidada porque el presidente se manifiesta en contra de ella. La verdad seguirá siendo la verdad, dígala quien la diga.

Estamos en los tiempos donde se es permisivo con las expresiones publicas, ¿qué hubiera pasado hace 30 años con el pintor que puso a Zapata en un caballo, desnudo y con tacones o a los que hacen comedia política? Por menos le suspendieron un programa de TV al querido Manuel “Loco” Valdés.

En estos tiempos todos los que emitan o publiquen una crítica saben que el actual presidente ejercerá su derecho de réplica cuando le parezca importante. No se puede tener la razón de un solo lado o no se puede criticar sin esperar una respuesta de la persona criticada.

La libre expresión está más viva que nunca o ¿usted recuerda a un presidente con tantas críticas como López Obrador? “No hay chile que les embone” diría el ex presidente de México, Enrique Peña Nieto.