El soldado incómodo. #JusticiaParaGonzalo

Ejercito
“Tanto daño me han hecho que hasta el miedo me quitaron”.Internet

 

Gonzalo Elías Flores Tecalco fue discriminado por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional al ser evidenciado ante sus compañeros y personas de otras áreas del Estado Mayor de la Fuerza Aérea Mexicana como portador de VIH y su orientación sexual con la complicidad de sus jefes con su agresor. Aclaro que él mismo ha dado su consentimiento de que se conozca su nombre.

“Tanto daño me han hecho que hasta el miedo me quitaron”.

Ya agotó todos los recursos legales que ofrecen los Órganos Autónomos: CNDH, INAI y CONAPRED.

La CNDH de plano lo discriminó por ser militar. El INAI (Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales) entró cuando su estado clínico se transmitió por un medio inseguro y muchas personas tuvieron acceso a su padecimiento. Sus Datos Personales incluso fueron hechos del conocimiento del Banco Nacional del Ejército, Fuerza Aérea y Armada (Banjercito) y que pertenece a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, pero el INAI opinó que ese banco tenía que saber su situación clínica porque es quien le paga, cosa completamente falsa ya que Banjercito solamente maneja y guarda los recursos de la SEDENA, ya que para pagar lo hacen las Unidades Ejecutoras de Pago de la misma SEDENA. Por parte de CONAPRED todo quedó en oficios de petición para dar pláticas sin especificar a quién.

El bullying, la incapacidad de ascender para mejorar tanto laboral como económicamente, incluso hacer cursos técnicos le están impedidos, vendados, prohibidos, por no cumplir, a consideración de la SEDENA, con “buena salud”.

“Estoy hasta el cuello de deudas por pagar a tres abogados que me estafaron, la verdad ya no sé qué hacer, a veces quisiera echarme a las vías del metro por todo esto. La SEDENA dice que tengo trastornos de adaptación, lo que tengo ni yo lo entiendo pero no duermo, no estoy contento, me irrito, fantaseo con morir a pesar de estar tratado por Psiquiatría”.

Sabe que su última opción es acudir al Poder Judicial de la Federación.

Pero “¿con qué? Esos tres sinvergüenzas casi me han dejado en la calle”.

Gonzalo necesita ayuda, ha atentado contra su vida dos veces.

“Si esto lo escuchan (leen) las personas y me ayudaran con un abogado sincero o una moneda, de una en una serán muchas, seguiría luchando.”

Él ha dado un número de cuenta para quien desee apoyarlo: 4152 3132 9328 0785 de Bancomer.

Para ponerse en contacto con él pueden hacerlo a su celular. 5515736833.

0
comentarios
Ver comentarios