Mercado político. Jubilemos a Héctor Bonilla

La repetición en la propaganda es un aliado, cuando se abusa, es un enemigo.

 

Sin temor a la equivocación el spot donde el señor Bonilla hace alusión al hartazgo de las viejas prácticas del PRI y al desperdicio de la alternancia por parte del PAN, ha caducado. Estudios en psicología política aseguran que “un tema propagandístico debe ser repetido, pero no más allá del punto en que disminuya su efectividad” (Leonard, W. Doob, 1948). Hoy, lejos de persuadir, molesta. Tal percepción corre el riesgo de trasladarse a la imagen del movimiento y en especial, a la de AMLO.

 

Millones de pesos que han caído a las televisoras, recursos económicos y humanos que bien puden ser utilizados con mayor creatividad y dinamismo. No sé por qué apostar tanto a figuras y discursos medianos. No sería mala idea ver a Elena Poniatowska, por ejemplo.

 

Andrés Manuel y su equipo no sólo deben aprender del pasado en materia administrativa y política, deben estar conscientes que la comunicación y la estrategia en el mundo donde reina la mercadotecnia es trascendental, no basta con tener una buena historia, hay que saberla contar.

 

La crítica honesta siempre será constructiva, es tiempo de renovar las ideas y la forma de comunicar. Falta muy poco para el inicio de las campañas y se parte de atrás. Es tiempo de jubilar al señor Bonilla y comunicar con mayor efectividad.

 

 

0
comentarios
Ver comentarios