Etcétera y el periodismo merolico de Levario Turcott

revista etcetera
En fin, tal vez me convierta en donante de etcétera, le echo un cinco al piano y que siga el vacilón… y sus vaciladas.Revista Etcétera

Lo de etcétera y Marco es propaganda o se desea antipropaganda de la 4T

La revista etcétera necesita lana, entró en crisis o simulan que les llegó la crisis. Así lo manifiestan en un apartado de petición de fondeo: “Buscamos fortalecer la plataforma digital de etcétera para consolidar nuestra labor como analistas de los medios de comunicación y ahora, ante todo, para contribuir a que México no dé un paso atrás en su historia, entre otros retrocesos, contra las libertades.

“Consideramos un imperativo político y ético, incluso moral, hacer todo lo que esté a nuestro alcance para preservar la libertad de expresión. Está en ustedes la posibilidad de que este esfuerzo tenga más vigor y trascienda”.

Los dueños de etcétera no explican qué es dar un paso atrás en la historia como retroceso. Si es, como exponen, sólo un paso atrás, entonces se colige que es regresar a las políticas del sexenio de Enrique Peña Nieto; si es un paso más alargado, a las del panismo presidencial antidemocrático. O, ¿a qué se refieren?

etcetera
Los dueños de etcétera no explican qué es dar un paso atrás en la historia como retroceso.Etcetera

A los dueños de etcétera les gusta llenarse la boca con las palabras “libertad” y “libertades”, sobre todo cuando se trata de libertad de expresión. Por eso es contradictorio que renuncien a esa libertad, aunque es explicable. Su propuesta de fondeo es absurda: fondearse para preservar la libertad de expresión… a la cual renuncian.

Veamos lo que publica Marco Levario Turcott en Twitter:

marco levario
Marco LevarioTwitter

Al renunciar a la libertad de expresión que pretenden preservar, la simulación de etcétera y Levario Turcott se clarifica. Simulan defender la libertad de expresión, pero no la ejercen. Chapuceros, responsabilizan a la Presidencia de la República y a Jesús Ramírez Cuevas de su propia irresponsabilidad periodística.

Pierre Bourdieu (Intelectuales, política y poder, Editorial Eudeba, p. 184) afirma que “No hay democracia efectiva sin verdadero contra-poder crítico”. Levario Turcott no se erige en contra-poder crítico, su periodismo merolico raya en la charlatanería informativa, sólo hay que ver sus videos en Twitter para comprobarlo. Bourdieu cita a Aristóteles: nociones o tesis con las cuales se argumenta, pero sobre las cuales no se argumenta. Así simplifica Levario Turcott sus “críticas”. Bajo esa torpe justificación de no asistir a las mañaneras, los corresponsales de guerra podrían renunciar ir a las zonas de conflicto… porque hay guerra, o los reporteros que cubren las notas del narco preferirían no ejercer su trabajo periodístico… porque los pueden matar. Aunque extrema, he aquí la diferencia entre los periodistas, los reporteros, y los merolicos del periodismo.

Lo de etcétera y Marco es propaganda o se desea antipropaganda de la 4T, pero que no embauquen diciendo que hacen periodismo o defienden la libertad de expresión cuando renuncian a ella, a la circulación de las ideas, al examen de este gobierno a través de provocar la rendición de cuentas en las mañaneras.

En fin, tal vez me convierta en donante de etcétera, le echo un cinco al piano y que siga el vacilón… y sus vaciladas.

0
comentarios
Ver comentarios