22 de septiembre de 2021 | 22:54
Opinión

Andrés Manuel: gajes del oficio, guajes sin oficio

A López Obrador no le molestan los insultos; digan lo que digan sus detractores, es un demócrata
AMLO en vuelo
Compartir en

Los insultos al presidente

Casi nunca, por no decir nunca, la estridencia se torna en elocuencia. Difícilmente el grito es argumento. La consigna no se convierte en tesis, ni alcanza la hipótesis. En un vuelo de Aeroméxico insultaron al presidente Andrés Manuel López Obrador, Guadalajara en un llano. El único llano que importa es el de Juan Rulfo.

Creo, no sé, que a López Obrador no le molestan los insultos; digan lo que digan sus detractores, es un demócrata. A veces tan autoritario como Benito Juárez; también laxo como Francisco I. Madero. Y sí: el viento a Juárez. ¿Es nota periodística los insultos al presidente? Sí y no. Prefiero que la derecha se ocupe de los reclamos del feminismo. Los juguetes rabiosos son eso, juguetes.

Cito a Andrés Manuel: 

“Son gajes del oficio, imagínense si me pongo preocupado por los insultos, recibo muchos insultos porque tengo que llevar a cabo cambios, para encabezar un movimiento de transformación. Así como hay personas inconformes, hay muchos otros que están conformes, así es la democracia, a diferencia de la dictadura”.

AMLO.

¿Hay que hacerle caso a los chicos, a los guajes? Sí. No representan, pero hay inconformes. Gobernar es desencantar. Tengo otros datos, ¿quiénes de los asientos del aeronave callaron a los insultantes? A veces no hay que preocuparse por quienes vociferan sino por los silenciosos. Gobernar es desencantar.

El activismo de la derecha no se manifiesta en las plazas ni en las calles. Quisieron hacerlo, no les da. El activismo de la derecha tiene su correlato en algunos medios de comunicación que cada vez son menos negocio periodístico, como El Universal y Reforma. No me interesa corregirles la plana porque, de plano, están aplanados.

Los demasiados errores de la 4T son evidentes. Nuestro presidente no entiende la Cuarta Ola del feminismo, el Covid en nuestro país ha sido un desastre; del inicial 6 mil tendremos más de 200 mil muertos. 

La madurez de un gobierno se refleja en la autocrítica. Contra el neoliberalismo salinista, hay qué ver y oír. 

Más allá de los guajes, más acá de los gajes. Gobernar en democracia es autocrítica. Eso.