Las pruebas de Joaquín Vargas, ¿juega Slim en esto?, el trabajo de Aristegui

En la columna Templo Mayor, de Reforma, se asegura que “los asesores de Felipe Calderón no calcularon bien la dimensión y las implicaciones del pleito con MVS” sobre todo porque, sostienen sus redactores, si “Joaquín Vargas dice tener pruebas de las presiones y chantajes por parte de agentes gubernamentales, de seguro no está bromeando… El próximo lunes podría salir al aire la primera de muchas sorpresas que tiene preparadas MVS para responder al gobierno calderonista. ¡Agárrense!”.

Eso es lo que se comenta, también, en círculos empresariales de Monterrey en los que Joaquín Vargas tiene buenos amigos y aliados.

El caso es que, si existen, las pruebas de los chantajes del gobierno federal en su contra deberá presentarlas muy pronto el accionista de referencia de MVS, ya que las secretarías de Hacienda y Comunicaciones y Transportes se han lanzado muy duro a golpearlo mediáticamente, tal como ha expresado Ciro Gómez Leyva en su columna de este viernes publicada en Milenio: “Hacienda y de Comunicaciones y
Transportes difundieron que al precio planteado por la concesión, 27 mil millones de pesos (unos 2 mil millones de dólares), MVS respondió con una oferta de 104 millones (unos 8 millones de dólares). Supongo que el gobierno federal no puede estar jugando con esta información y que, si ya divulgó el resultado, divulgará también los documentos de la fallida negociación: oficios, actas, sellos, firmas”.

En SDPNoticias, el columnista José Luis Camacho menciona investigaciones financieras de Televisa que evidencian, se supone, “el dominio que tiene Carlos Slim Helú, el hombre más rico del mundo, sobre Dish y por ese atajo también sobre Joaquín Vargas y MVS”.

Algo estará tratando de armar en ese sentido el equipo de Emilio Azcárraga ya que un periodista de Televisa, Carlos Loret de Mola, en su columna de El Universal, transmitió un claro mensaje al final de su más reciente texto publicado: “Está buena la polémica, pero ¿no tiene nada que decir el más rico de todos?”.

Curioso resulta que Televisa trate de implicar en el escándalo al empresario más acaudalado, sin duda, pero también más inteligente y representativo de los buenos negocios que se dan en México.

En fin.

Qué tiradero está dejando Felipe Calderón. No solo un país cada día más ensangrentado, sino fuertes conflictos en las cúpulas empresariales.

No le va a resultar sencillo a Enrique Peña Nieto ordenar, si fuera posible, semejante caos.

¿Y Carmen Aristegui? Ella no tiene problema. Es una mujer libre, sensata, prudente, educada, agradable, sencilla y, sobre todo, profesional. Solo ha hecho su trabajo, que es el de difundir noticias, investigaciones y opiniones periodísticas, y lo seguirá haciendo. Y no se va a dejar usar ni por unos ni por otros.

0
comentarios
Ver comentarios