Irreverente. Sus principales adversarios están adentro de la 4ª T

amlo nahle
No están fuera del gobierno los adversariosInternet

Rocío Nahle -Secretaria de Energía- niega que su compadre Arturo Quintanilla Hayek sea el ganón de un concurso

Una práctica más que común –“comuncísima”, diría la irreverente de mi Gaby- es que en México son creadas empresas con prestanombres que ocultan la identidad de los verdaderos dueños.

Esto también ocurre en otros países, pero como todavía vivimos en México, cito a mi abuela la financiera alvaradeña: “Por mí, los de otros lados se la pueden arrancar a pedacitos”.

Les platico: ¿A poco los notarios públicos y los titulares de los Registros Mercantiles de la Propiedad y del Comercio de todos los estados, piden a los que gestionan la constitución de empresas, que comprueben que son los verdaderos propietarios de esos negocios?

Claro que no.

A lo más que llegan es a solicitarles el INE, comprobante de domicilio, si acaso actas de nacimiento y tan tan, la nueva empresa queda legalmente constituida y saliendo de la Notaría, en friega a hacer cola en el SAT para darla de alta, obtener la homo clave, la firma electrónica fiscal, contratar a un proveedor de facturación electrónica y listo, a darle vuelo al negocio.

¿A poco los del SAT les piden a los nuevos “empresarios” que demuestren que son ellos los verdaderos dueños de la empresa?

Claro que no.

Ya con el alta fiscal y una copia simple del acta constitutiva -no certificada- los “emprendedores” van al banco y en tres patadas consiguen abrir una cuenta de cheques a nombre de la nueva sociedad.

El tiempo que se tardan en que les den las chequeras depende de que tan cuates sean del gerente de la sucursal, pero en realidad ni las van a necesitar, porque en un santiamén consiguen que con el número de cuenta les den su token para comenzar a hacer transferencias electrónicas.

¿A poco los del banco les piden que comprueben que son los verdaderos propietarios de ese negocio?

Claro que no.

Habiendo cumplimentado todos lo anteriores requisitos, los “empresarios” pueden participar en concursos y licitaciones abiertas, cerradas, semi abiertas, semi cerradas, por invitación controlada, restringida, sin invitación (o sea, de colados), a la inversa, en reversa y todas las alucinadas modalidades que los gobiernos inventan para colar a sus favoritos en el sistema corrupto de las compras amañadas en México y en otras partes del mundo.

¿A poco los que participan en dichas licitaciones deben demostrar que son los verdaderos dueños de las empresas concursantes?

Claro que no.

Y para muestra de lo anterior, un botón: Cuando hay emergencias sanitarias, las compras se dan sin licitación, como la que favoreció a León Manuel Bartlett Álvarez, hijo del director de la CFE, en el caso de los famosos abanicos mecánicos inflados a más del doble de su precio real, y que la delegada del IMSS en Hidalgo justificó diciendo que como ellos reciben papelería de personas morales y no físicas, pues no se dieron cuenta de que el real dueño de la empresa ganona, Cyber Robotics, es hijo del funcionario federal.

Quien se ostentó como apoderado general de dicha empresa es Alejandro Marina Vales y acreditó dicha personalidad mediante un acta constitutiva con el folio 414723 obtenido ante el Registro Mercantil de la CDMX el 20 de marzo del 2010.

Si la delegada del IMSS le hubiera rascado un poquito habría averiguado que donde sí aparece el hijo de Bartlett es en una empresa de las que se conocen como “filiales espejo”, registrada el 11 de marzo de 2019 en Panamá.

Ahí están el cachorro del director de la CFE y Marina Vales como apoderados generales, y tienen como supuestas accionistas a dos empleadas de un despacho legal especializado en crear empresas “offshore”, también conocidas como “de gaveta”, lo cual significa que no tienen instalaciones físicas y solo existen en el papel.

Claro que es demasiado pedirle a la delegada del IMSS en Hidalgo que supiera todo esto, pero como algunos periodistas le hacemos a la investigada y la publicamos, se le vino abajo el negociazo al hijo de Bartlett, y de no ser por eso, se hubiera embuchacado $114 millones de pesos a su abultadísima cuenta.

¿Por qué les platico todo esto? Porque resulta que Rocío Nahle -Secretaria de Energía- niega que su compadre Arturo Quintanilla Hayek sea el ganón de un concurso por invitación restringida con valor de $4,968.8 millones de pesos para el acondicionamiento de terrenos de la refinería Dos Bocas, asignado a la empresa Grupo Huerta Madre, S.A.P.I. de C.V., creada apenas en mayo de 2019 y que está asociada con la compañía holandesa Van Oord Dredging and Marine Contractors B.V.

Negar un compadrazgo es blasfemia.

Nahle no llega a tanto, pero si rechaza categóricamente que Quintanilla Hayek “tiene participación ni es integrante o accionista en dicho consorcio, como consta en el acta constitutiva” de la mentada madre esa de Huerta. Perdón, del Grupo Huerta Madre.

Y ¿saben qué? específicamente en eso tiene razón, porque su compadre no tiene vela legal en el entierro notarial que dio origen a la constitución de la empresa Grupo Huerta Madre, S.A.P.I. de C.V., con domicilio legal para oír y recibir notificaciones -así dice su acta constitutiva- en calle Árboles 101, local 32, colonia Heriberto Kehoe Vincent, CP 86030, de Villahermosa, Tabasco, el meritito estado del señor presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, como dice el inefable “Lord Molécula” cada vez que toma la palabra en las mañaneras.

Es cierto lo que dice Nahle, pues en el acta de invitación restringida No. PTI-ID-O-002/2019 de la filial de Pemex PTI Infraestructura de Desarrollo, SA. De CV, cuyo objeto es la conformación de plataformas para el proyecto de nueva refinería en Dos Bocas, Tabasco, firma como representante legal de Van Oord de México, SA de CV / Van Oord Dreding and Marine Contractors B.V y Grupo Huerta Madre S.A.A.P.I. de CV, un tal Jurgen Nieuwenhoven.

De su compadre Quintanilla Hayek, ni sus luces.

Con esto, va a estar cabroncísimo que los medios que señalan al compadre de Nahle como ganón de dicho concurso, demuestren que es dueño, integrante o accionista en cualquiera de los consorcios que se están llevando ese jugoso contrato.

En las actas constitutivas de Van Oord y de Huerta Madre, Quintanilla Hayek no aparece por ningún lado.

Pero, si tomamos en cuenta lo que les narré al principio, ¿a poco no se aplica aquí el principio milenario de que no basta que la mujer del César sea honesta; también tiene que parecerlo?

 

CAJÓN DE SASTRE

“Así, queda claro que los principales adversarios de MALO no están afuera de la 4T ni son los conservadores neoliberales a quienes les tira todos los días. Con Nahle, Bartlett y otros bribones se demuestra que sus enemigos los tiene adentro”, dice la irreverente de mi Gaby.

[email protected]

PLÁCIDO GARZA. Nominado a los Premios 2019 “María Moors Cabot” de la Universidad de Columbia de NY; “SIP, Sociedad Interamericana de Prensa” y “Nacional de Periodismo”. Es miembro de los Consejos de Administración de varias corporaciones. Exporta información a empresas y gobiernos de varios países. Escribe diariamente su columna “IRREVERENTE” para prensa y TV en más de 50 medios nacionales y extranjeros. Maestro en el ITESM, la U-ERRE y universidades extranjeras, de distinguidos comunicadores. Como montañista, ha conquistado las cumbres más altas de América.

0
comentarios
Ver comentarios