Dos años de Iguala: Ríos Piter, otro mediador de la tragedia; Murillo, desmentido

Armando Ríos Piter y José Luis Abarca
Armando Ríos Piter y José Luis AbarcaInternet

 

Mañana se cumplen dos años de la tragedia ocurrida en Iguala en la que 43 estudiantes de la normal Isidro Burgos de Ayotzinapa fueron levantados por el grupo delictivo Guerreros Unidos, los desaparecieron y hasta la fecha no hay claridad en las investigaciones realizadas tanto por el ex procurador Jesús Murillo Karam como el fantasioso Grupo Interdisciplinario de Expertos que manipuló desde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el frustrado candidato a la CNDH Emilio Álvarez Icaza.

El gobernador de Guerrero Héctor Astudillo declaró ayer de manera tajante: “Mientras no se sepa qué sucedió y dónde están los normalistas, será complicado aceptar lo que se ha dicho sobre el lamentable caso que es una herida abierta en Guerrero”.

Como siempre los oportunistas, para este lastimoso asunto, verdaderos buitres, no faltan.

El senador Armando Ríos Piter, que primero fue priísta, luego panista y ahora es un simpatizante de MORENA disfrazado de perredista, trató de inculpar en su cuenta de twitter a los gobiernos estatal y federal de la inseguridad que vive Guerrero y convertirse ahora en defensor de la causa de los normalistas de Ayotzinapa.

Ríos Piter, al igual que el quien fuera secretario de seguridad pública del ahora preso ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca, el ex gobernador Ángel Heladio Aguirre Rivero y el ex procurador Jesús Murillo Karam, son las piezas claves para que la PGR de  Arely Gómez culmine con una investigación realista del lamentable suceso.

Ríos Piter, hasta antes de lo ocurrido en Iguala con los normalistas de Ayotzinapa, era el candidato in péctore al gobierno guerrerense tanto de Ángel Heladio Aguirre Rivero como del apoyo financiero de este último, el ex jefe de gobierno capitalino Marcelo Ebrard, hoy en huida VIP, por París, Londres y varias ciudades de Estados Unidos donde promueve la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

El gobernador Héctor Astudillo le dijo en respuesta a los tuits del paradójicamente autoapodado El Jaguar, que era un cobarde.

Dos años de Iguala: Ríos Piter, otro mediador de la tragedia; Murillo, desmentido

Ríos Piter cabildeaba su candidatura en reuniones con Marcelo Ebrard en el restaurante Matisse de la colonia Condesa, lugar de preferencia de los principales operadores de Marcelo al que se acogió el Jaguarcito.

De Ríos Piter Son conocidos sus bandazos políticos cuando las cosas se le salen de su zona de confort.

Fue condiscípulo de Luis Videgaray: estudió Derecho en la UNAM y Economía en el ITAM y en esa época militó durante varios en años en el PRI. Luego pasó al PAN cuando creyó que el foxismo para terminar en el PRD cuando confiaba que Zeferino Torreblanca tenía capacidad de imponerlo como candidato.

En ese entonces, 2005, Ríos Piter  fue captado en una fotografía que se tomó cuando era Secretario de Desarrollo Rural con el entonces líder de los ganaderos en el estado, Rogaciano Alba Álvarez, el ex socio del mencionado Aguirre Rivero.

Alba Álvarez era conocido como socio de los Beltrán Leyva, ex aliado de los Templarios y detenido en Jalisco, donde estaba protegido por el CJNG.  Sin embargo, “El Jaguar” acusó al PRI de estar detrás de la foto para impedirle ser gobernador.

El año pasado pudo ser el candidato a la gubernatura de Guerrero pero ya no quiso porque flotaba en el ambiente mediático todas las veces que acompañó al matrimonio de José Luis Abarca – María de los Ángeles Pineda Villa, que no fueron pocas. Acusó a los Chuchos y al ex gobernador Ángel Aguirre Rivero de condicionarles un pacto de impunidad  para proteger sus negocios sucios a cambio de su apoyo.

Por esa misma razón declinó cuando lo mencionaron entre las alternativas para presidir al PRD nacional, pues sus acusaciones contra los Chuchos y Aguirre Rivero quedaron marcadas como una traición.

Esa declinación para presidir el PRD es otra raya más de su cobardía para el Jaguar.

Confiaba en que Videgaray ganaría la candidatura del PRI la Presidencia de la República y que podría regresar al PRI.

Ríos Píter pretendió venderse como uno de los grandes aliados del entonces secretario de Hacienda cabildeando para su proyecto en el Senado.

Pero al ver la crisis que la visita de Trump a México le causó a Videgaray, el Jaguar fue el primero en desmarcarse y en volverse un rudito crítico de quien por años presumió como su amigo.

El Jaguar aprovechó el espacio de López Dóriga para desmarcarse y verse muy furioso por la visita de Trump.

Así es Ríos Píter y así será siempre.

Por eso no resultó sorprendente que ahora que vienen los “juicios” por lo que pasó en Iguala hace dos años, sea el primero en tratar de ser tan crítico y en acusar  desde su cuenta de Twitter, “@EnriqueOchoaR @EPN ¿Con 1,797 Homicidios dolosos en lo que va del gob de @HectorAstudillo el PRI recuperó a Guerrero? #NoMásCorrupción”.

De ese número de homicidios, se olvida Ríos Piter, el más alto porcentaje se ha dado en municipios gobernados por el PRD, especialmente en Acapulco donde “desgobierna” su amigo Evodio Velázquez.

El gobernador, Héctor Astudillo,  le respondió de manera contundente: “Violencia que generaron amigos tuyos, como Abarca. Ya se te olvidó. Cobarde”.

El senador guardará silencio, como ha guardado silencio durante dos años por la parte de corresponsabilidad que tuvo en el ascenso del matrimonio Abarca-Pineda, pero también en la extraña sociedad con el ex edil de Cancún (Benito Juárez), su también paisano  y también señalado de oscuros intereses, “Greg” Sánchez, en un negocio llamado “Corporativo El Jaguar S.A. de CV”, que tiene presencia en Quintana Roo y Nayarit. Aunque el senador en su momento desmintió la relación y retó a la PGR a que lo investigaran, el tema se mantuvo por un pacto de silencio de los dos perredistas.

Un dato más es que a Ríos Piter ya le ha visto la “vocación” minera.

Principalmente en la Montaña indígena, la zona Norte, zona Centro, la Sierra de la Tierra Caliente (donde recientemente trascendió el secuestro de nueve empleados de una minera) y Costa Grande de Guerrero, donde se mueve y camina con apoyos económicos importantes.

Son más de 20 mil calentanos desplazados porque grupos delictivos quieren el control territorial de las zonas mineras y donde Ríos Píter brilla por su ausencia física, pero sí es uno de los principales impulsores de una reforma a la  Ley Minera para facilitar más las “inversiones” de chinos y canadienses.

En 2015, según datos de la Secretaría de Economía, habían en la región 710 proyectos.

De Ríos Piter, solo basta leer las notas aparecidas en diario El Sur, con firma del periodista Sergio Ferrer, para darse cuenta, de la forma en que este Senador del PRD, trató de influir entre los indígenas de la Montaña de Guerrero para imponerles la devastación de sus tierras y recursos naturales con las empresas mineras extranjeras.

La ofensiva de Ríos Píter para desmarcarse de la tragedia de iguala le salió mal, pues sus denuncias se han topado con la memoria de su triste trayectoria de veleta política, donde en lugar de rugir sólo logra maullar tibiamente.

Ayotzinapa sigue siendo una herida para Guerrero mientras no se llegue a una verdadera investigación con resultados creíbles.

Mientras tanto los buitres como El Jaguarcito Ríos Piter, sigue sobrevolando sobre los presumibles cadáveres de los normalistas de Ayotzinapa a los que mientras no se encuentren los restos, nadie como el carroñero de Ríos Piter puede dar por muertos.

 

0
comentarios
Ver comentarios