Televisa, el PRI y la Historia de México

No es el primer proceso electoral donde la intervención del consorcio Televisión Vía Satélite S.A. de C.V. mejor conocido como Televisa interviene de manera fraudulenta para alterar la voluntad popular y por ende los resultados de las elecciones. Sin embargo, esto no es para sorprenderse, ya que la evolución histórica tanto del Partido Revolucionario Institucional como de dicha empresa de televisión ha sido paralela e incluyente entre las dos instituciones. 

Es de hacer notar que para 1929, año de la fundación del Partido Nacional Revolucionario (PNR), padre del actual PRI, la industria de la radio como medio de comunicación ya estaba establecida; tan es así, que el partido tenía su propia radiodifusora que dejó de prestar servicios hasta 1945. Un año después, en 1930, fue creada la XEW que se convirtió en la transmisora estrella de la empresa de Don Emilio Azcárraga Vidaurreta, que posteriormente formó la primera cadena de staciones de radio junto con la NBC para transmitir a todo el país. (Fátima Fernández Christlieb; 1998) 

1945 es un año clave para los medios de comunicación donde por vez primera se reúnen varias concesiones de radiodifusoras para integrarse en una sola compañía: Radio Programas de México S.A. de C.V. A partir de este momento el Gobierno de Miguel Alemán Valdés (del PRI, ya que a partir de 1940 dejó de llamarse Parido de la Revolución Mexicana) tuvo que intervenir para organizar las concesiones de televisión. Y así entregó todas las concesiones a la iniciativa privada para su explotación, incluso las frecuencias de su partido político, el PRI. 

Fue el gobierno del PRI, en manos de Miguel Alemán, quien otorgó los primeros permisos para transmitir televisión en México y entre ellos uno fue otorgado a Emilio Azcárraga Vidaurreta para hacerlo por el Canal 2, que hasta la fecha lleva el indicativo de XEW como su pionera estación radiofónica. Así el 1° de septiembre de 1950 se inician las transmisiones de la televisión en México con el informe de Gobierno del Presidente Alemán. (Fernando Mejía Barquera et al.; 1985) 

Pero la historia en conjunto entre el Revolucionario Institucional junto a la actual Televisa comienza en 1955 cuando Emilio Azcárraga Vidaurreta conjunta en una sola empresa los canales 2 (bajo su concesión), el 4 de Rómulo O´Farril y el 5 del finado Enrique González Camarena; bajo el nombre fue Telesistema Mexicano. Además, habría que agregar la empresa del ex presidente Miguel Alemán Valdés, que seguía siendo un connotado príista, Televisión Acapulco, en realidad esta televisora surgió bajo presión de miembros del gabinete alemanísta para que el PRI tuviera su propia difusión desde que el estado en 1946 le permitió hacerlo. 

Fue hasta 1962 cuando Telesistema Mexicano se fusiona con Televisión Acapulco y así integra una familia miltante del PRI en las filas del Consejo de Administración de la empresa de televisión donde la familia Azcárraga tenía el papel principal. De hacho ya formaba como accionista Emilio Azcárraga Milmo, padre de Emilio Azcárraga Jean actual presidente de Televisa. Así creció como empresa hasta 1972 cuando se fusionó con el canal 8 (Televisión Independiente de México) para pasar a llamarse Televisión Vía Satélite S.A. de C.V, su denominación actual. 

Siempre manteniendo a la familia Alemán como protagonistas de la empresa al llegar a tener el 34% de las acciones pero ahora bajo el apelativo de Televisa, siendo un grupo de poder con connotaciones dentro del PRI a gran nivel. Situación que se confirmó en 1997 cuando Miguel Alemán Velasco, hijo del ex presidente Alemán y director de la antigua Televisión Acapulco, vendió a la familia Azcárraga sus acciones pero dejando a sus hijos de apellidos Alemán Magnani como accionistas minoritarios de Televisa. 

El objetivo de Miguel Alemán Velasco era la gubernatura del Estado de Veracruz, dejando la máscara de empresario de los medios para pasar al contexto político. Su carrera política fue en ascenso al grado de ser considerado como precandidato a la presidencia de la República en el año 2000 y en el 2006. Nunca ha estado desligada la historia del PRI de la evolución histórica, técnica y de expansión de la empresa Televisa, han vivido en simbiosis desde la fundación de ambas instituciones. 

Cabría recordar la declaración de Emilio Azcárraga Milmo al decir que era “un soldado del Partido Revolucionario Institucional” pero la más preocupante que deja ver el objetivo de la televisora, mismo que ha mantenido en conjunto con el PRI, es aquella de: “nosotros (Televisa) hace programación para jodidos”. Esa es la verdad que tenemos en el país, una población sumida en la falta de educación, la eterna crisis económica y los programas de la televisión como punta de lanza de la ignorancia (“de los jodidos”, como diría  Azcárraga Milmo) 

Por ello no es de extrañarse que Televisa represente esos intereses oscuros del Partido Revolucionario Institucional al manipular todos los comicios electorales de 1988 a la fecha. Ya que su interés como empresa es tener cautivos a todos los televidentes que se pueda para ejercer el control económico. Para alterar la capacidad de las personas y promover la ignorancia para que la corrupción y la transa se mantengan como ejes de gobierno en el país. 

No es posible desligar la historia del PRI de la de Televisa, son uno mismo y así actúan contra la voluntad popular de los mexicanos para mantener su reino de prebendas, sin pago de impuestos y sobre todo de saqueo a la nación. 

Exijamos al TEPJF la invalidación de las elecciones.

Peleemos como pueblo nuestra soberanía, no a la imposición.

No al fraude electoral. 

Fuentes.

Fátima Fernández Christlieb. Los Medios de Difusión Masiva en México. Editorial Juan Pablos. México DF; 1998.

Fernando Mejía Barquera et al. Televisa el Quinto Poder. Editorial Claves Latinoamericanas. México DF; 1985. http://bit.ly/NCxorK

0
comentarios
Ver comentarios