El desmemoriado @FelipeCalderon

Felipe Calderón aseguró que Pemex alcanzó ya una tasa de más del cien por ciento en la restitución de reservas probadas, con lo cual se garantiza la producción permanente de hidrocarburos, su “viabilidad de largo plazo”, y con ello seguirá siendo palanca del desarrollo nacional.

 

RECORDATORIO: la producción de hidrocarburos no se realiza en México, vendemos crudo y compramos gasolinas, diesel y gas. Pemex no seguirá siendo palanca del desarrollo nacional porque NO LO HA SIDO, el dinero que se obtiene de la venta del crudo no se invierte en infraestructura, NI UNA REFINERÍA, tampoco en ciencia y tecnología. Los excedentes van derechito al despilfarro que el gobierno hace del dinero que podría invertir en mejorar la educación, reactivar la economía, crear empleos, combatir la pobreza y mejorar las condiciones de vida de millones de mexicanos.

 

Felipe Calderón aseguró que de continuar la tendencia registrada a principios de la década pasada, cuando la tasa de reposición era de sólo 22 por ciento, “muy pronto se hubieran agotado tales reservas” y se hubiese debilitado la espina dorsal de la actividad económica “que da ingreso a los mexicanos”.

 

RECORDATORIO: la actividad petrolera no es la espina dorsal de la actividad económico, porque los gobiernos neoliberales así lo han decidido, y tampoco da ingresos a los mexicanos puesto que la pobreza ha aumentado de manera descomunal, no hay reactivación económica y en consecuencia tampoco hay empleos. Todo se va en altos salarios a la burguesía en el poder y en la corrupción de funcionarios y gobernantes, y aún así quieren comprometer la renta petrolera.

 

Felipe Calderón dijo que el tratado suscrito recientemente con el gobierno de Estados Unidos, para explotar los yacimientos transfronterizos de hicrocarburos, de ser aprobado por el Senado garantizará los derechos soberanos de México sobre su petróleo y gas localizados en esos yacimientos, y se evitará el temor de muchos mexicanos de que fueran extraídos unilateralmente mediante el llamado “efecto popote”.

 

RECORDATORIO: el Senado cuenta con mayoría PRIANISTA así que de seguro y como siempre lo van a aprobar. El dichoso acuerdo firmado por Hillary Clintón y Patricia Espinosa, lo que hará es dar certeza jurídica a las empresas estadounidenses para trabajar del lado mexicano a sus anchas. La sustracción de petróleo por el subsuelo, el llamado efecto popote, sólo lo puede determinar un estudio geológico serio, que por cierto México no ha hecho. A diferencia de nosotros, Estados Unidos ya tiene un perfil geológico del subsuelo de dos campos americanos, Port Acres y Port Arthur, y no necesitan sacar el hidrocarburo con popote mientras los gobiernos entreguistas de México les abren las puertas de par en par.

 

Felipe Calderón dijo que desde el comienzo de su administración se propuso explorar la vasta  riqueza que se encuentra en el subsuelo marino en el Golfo de México. Por eso era imperativo impulsar la reforma de Pemex.

 

RECORDATORIO: lo único que se propuso Calderón desde el primer día de su administración fue legitimarse mediante una guerra estúpida que ha cobrado la vida de más de 50 mil mexicanos, si se hubiese propuesto explorar el tesoro profundo con el que intentó privatizar Pemex en 2008, ya tendría un estudio geológico como el que tiene Estados Unidos.

 

Felipe Calderón dijo que la producción de hidrocarburos se ha estabilizado.

 

RECORDATORIO: debe quedarnos muy claro que la extracción de crudo NO es producción de hidrocarburos. Como bien dice Andrés Manuel López Obrador, vendemos naranjas baratas y compramos jugo de naranja caro. Para producir o industrializar nuestro petróleo tenemos que construir infraestructura y dejar de sangrar a Pemex con la carga tributaria que bien pueden pagar las empresas consentidas del régimen, excusadas de esa responsabilidad fiscal por los gobiernos priístas y panistas.

 

Con las tonteras que declara Calderón quiere convencernos de que Pemex está a salvo, para entregarla al mejor postor. Lo que no le pasa por la cabeza es que quienes no estamos a salvo somos los mexicanos que vemos al país hecho añicos y a un paso del no retorno.

0
comentarios
Ver comentarios