Caso Aguayo. Tarde (me disculpo), aquí la respuesta del abogado Beristain al magistrado Huber Olea Contró

Sergio Aguayo
Sergio Beristain y Sergio Aguayo Saúl López / Cuartoscuro

Olea Contró da explicaciones infantiles sobre un grave conflicto de interés.

Grave error de Federico Arreola

Tarde, por error, se publica hoy una respuesta —al magistrado José Francisco Huber Olea Contró— de Héctor Beristain, abogado defensor del intelectual Sergio Aguayo. Me disculpo y explico las razones de mi equivocación.

Hagamos historia. El 4 de febrero de este año, el magistrado Huber publicó en SDP Noticias una carta sobre el caso Aguayo, en la que justificaba la decisión que tomó, con otros magistrados, de condenar a Sergio Aguayo a pagar, por daño moral, una indemnización por 10 millones de pesos al ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira.

Días después, el señor Aguayo, colaborador del diario Reforma, me envió por mail la respuesta de su abogado al magistrado Huber. Honestamente hablando, el mail de Aguayo se fue a la bandeja de correo spam de mi cuenta de GMail, es decir, no lo vi en su momento. No fue culpa ni de Aguayo ni de su abogado, sino mía. Yo sabía que la respuesta iba a llegar y, al no recibirla, debí haber preguntado qué pasaba con la misma. No lo hice. Espero que Sergio Aguayo y el abogado Héctor Beristain me disculpen.

Ayer, borrando mensajes, descubrí la existencia de la respuesta en mi computadora. Informé de inmediato a Sergio Aguayo, desde  luego disculpándome, que hoy publicaría el texto de su abogado. Me dijo: “Gracias aunque a estas alturas el coronavirus copa todos los sentidos”.

Es verdad, la pandemia es ahora mismo lo importante. Juzgados y tribunales civiles y hasta la Suprema Corte han cerrado, por vacaciones, sí, pero también por la necesidad de quedarnos todos en casa. No abrirán inmediatamente después de Semana Santa, sino en mayo —si bien nos va a los mexicanos. El caso Aguayo, como muchos otros, si ya estaba en la agenda del poder judicial, seguramente será pospuesto. Pero algún día, cuando controlemos al coronavirus, todo el mundo volverá, si no a la normalidad, al trabajo, y entonces se discutirá nuevamente en los medios el caso Aguayo.

Tiene sentido, por lo tanto, publicar, así sea con un enorme retraso, la respuesta de Héctor Beristain. Me gusta buscar lo bueno en lo malo. Quiero pensar que, con más tiempo libre, es probable que en este momento puedan leerla con mayor cuidado que en febrero los interesados en el tema, especialmente las personas que en el poder judicial dirán la última palabra. Me comprometo, además, a volver a publicar el escrito del abogado Beristain en cuando el asunto vuelva a estar en los medios.

Como la leyó en su momento en su noticiero de Radio Fórmula, pediré a Ciro Gómez que dé a conocer la respuesta del abogado de Aguayo.

Respuesta al magistrado José Francisco Huber Olea Contró de Héctor Beristain, defensor de Sergio Aguayo

12 de febrero de 2020, Ciudad de México.

En los últimos días el magistrado Huber Olea Contró se ha justificado acusándome de llevar a cabo una mala defensa de Sergio Aguayo. Le respondo.

1. Lo realizado por la defensa Pro Bono de Sergio Aguayo.

En julio de 2016 el Bufete Beristain y asociados se enteró de la demanda del ex gobernador Humberto Moreira contra Sergio Aguayo. Le ofrecimos nuestros servicios pro bono por creer que la libertad de expresión es esencial en una sociedad democrática. La calidad de nuestro trabajo se demuestra en tres hechos.

a) Experiencia acumulada. Hemos defendido a Lydia Cacho por la publicación de su libro Los Demonios del Edén, a Olga Wornat por la demanda en su contra de Manuel Bribiesca Sahagún, a Anabel Hernández acusada por Tomás Yarrington y recientemente a Penguin Random House en el litigio de Joaquín Vargas contra Carmen Aristegui por la publicación del prólogo del libro La casa Blanca de Peña Nieto. En todos esos casos hemos obtenido resultados favorables producto de nuestro trabajo y dedicación y porque hemos sabido apoyar nuestros alegatos en leyes, tratados y jurisprudencias nacionales e internacionales.

b) La experiencia mencionada en el párrafo anterior la hemos aplicado en el juicio de Humberto Moreira vs Sergio Aguayo. En total hemos elaborado y presentado unos 300 recursos ante la justicia capitalina y federal. Entre otros documentos estaría la confesional del actor Humberto Moreira, un instrumento notarial con infinidad de notas, artículos en periódicos, revistas e internet, de medios nacionales y extranjeros, sobre la condición de figura pública del actor Humberto Moreira y de sus actividades, informes de la Auditoría Superior de Coahuila, de ONG ́s, fundaciones, del propio Congreso de la Unión y un largo etcétera. También presentamos libros originales sobre violaciones de derechos humanos, diversas pruebas supervenientes (nuevas) relacionadas a juicios en Estados Unidos en contra de colaboradores del actor Moreira, la reapertura de la investigación ante la Audiencia Nacional Española, entre otros. Logramos revocar la admisión de una prueba que pretendía ventilar las cuentas y saldos de Sergio Aguayo, toda vez que la misma no era idónea para probar daño moral alguno y por ser información confidencial. Impugnamos todas las resoluciones que nos eran adversas y en el camino logramos que el primer Juez que llevaba el caso, se excusara por su clara y manifiesta parcialidad hacia los intereses de la parte actora.

c) La mejor validación de nuestro trabajo la hizo el juez 16° de lo Civil Francisco Castillo González quien falló a favor de Sergio Aguayo en marzo de 2019 absolviéndolo de todas las prestaciones reclamadas por Humberto Moreira. El juez argumentó que la ley ordena que el actor debe probar los hechos constitutivos de su acción y cuando no lo hace su acción no puede prosperar independientemente de que la parte demandada haya o no opuesto excepciones y defensas.

2. La mala sentencia del Magistrado Huber Olea Contró

Propongo, como explicación alternativa, que el magistrado está buscando justificar una sentencia pésimamente fundamentada y argumentada. Sentencia que además condenaba a mi representado a pagar 10 millones de pesos. Sustento lo anterior en los siguientes hechos.

a) Si uno revisa lo publicado hasta la fecha sobre el fallo de Huber, en solo una carta y una columna se habla de una mala defensa. En la carta del magistrado Huber Olea Contró enviada a Federico Arreola, de SDP Noticias, y en un texto de Arreola se afirma que he llevado una mala defensa. Sin embargo, ninguno da evidencia para sustentar lo dicho.

b) Otras 48 columnas critican la sentencia de la Sexta Sala de lo Civil elaborada por el magistrado Huber Olea Contró. Selecciono frases de aquellas elaboradas por abogados.

√ Pedro Salazar Ugarte. Columna “Moreira vs. Aguayo” del 5 de febrero de 2020 para El Financiero:

“Los argumentos del juzgador –que, entre otras cosas, pide a la SCJN corregir su decisión si ésta ha sido equivocada– son un fresco de la deformidad jurídica en la que estamos entrampados. El núcleo de su razonamiento merece reproducción y desmentido.”

“...para decidir lo que decidió, el magistrado tuvo que ignorar la ley, las interpretaciones y los tratados que consideró el primer juez que conoció el caso. Y sí: eso fue lo que hizo.”

El magistrado “eligió el derecho que le permitió sancionar sin razón y sin proporción. Su decisión es inconstitucional, inconvencional e ilegal al mismo tiempo.”

√ Ana Cristina Ruelas. Columna “Pútrido sistema de justicia” del 26 de enero de 2020 para Reforma:

“La sentencia y, ahora, la fianza solicitada, muestran cómo en nuestro país el Estado de derecho es una quimera, la ley y su protección son violadas repetidamente al servicio de los grupos políticos y de presión.”

“Aguayo es víctima de la manipulación y el mal uso del sistema de justicia. El tiempo le dará la razón, la demanda de Humberto Moreira no tiene mérito alguno...”

√ Luis Carlos Plata. Columna “Un Moreira ante la Corte” del 30 de enero de 2020 para Zócalo:

“En este mismo espacio se publicó el pasado 13 de octubre que Rubén Moreira, hermano de Humberto y también exgobernador, concedió a finales de 2017 un fíat para ejercer en el distrito notarial de Saltillo a un hermano del juzgador que dictó la sentencia en contra de Aguayo. Jean Paul Huber Olea Contró es el notario, y Francisco José Huber Olea Contró el magistrado.”

√ Antonio Fernández. Columna “El problema de los juicios por daño moral” del 31 de enero para La Razón:

√ “Después de conocer la definición de daño moral no entiendo como el juez y los magistrados, que resolvieron el juicio interpuesto por Humberto Moreira en contra de Sergio Aguayo, pudieron determinar que se le causó un daño moral, y que además el daño moral causado fue por la cantidad de diez millones de pesos; qué estudios actuariales hicieron, qué parte de su persona se afectó. Por ello resulta totalmente absurda y deja a la interrogante de por qué resolvieron de esta forma.”

Si uno toma estas columnas como referente se podría concluir que Huber Olea Contró es un mal abogado. Otra explicación sería su deseo de favorecer a Humberto Moreira.

3. Consideraciones adicionales

a) Conflicto de interés. Olea Contró da explicaciones infantiles sobre un grave conflicto de interés. Argumenta, sin dar evidencias, que tiene 20 años de no ver a su hermano Jean Paul que recibió el 28 de noviembre de 2017 la Patente de la Notaria 124 de Saltillo, Coahuila del gobernador Rubén Moreira Valdés, gobernador de Coahuila. Es una información aparecida en el “Periódico Oficial del Estado de Coahuila” de fecha 28 de noviembre de 2017. Esa es una evidente causa de conflicto de interés. Es irrelevante si tenía 20 años de no ver a su hermano o toda la vida, ya que como lo dice la propia ley: “cuando la norma no distingue, el juzgador no debe hacerlo”.

b) Se extralimita al escribir que condenó a Aguayo a pagar 10 millones de pesos por incluir “una información falsa”, al decir en su texto que Moreira “se pasará once años en prisión”. El magistrado cita deliberadamente mal. Aguayo escribió “De ser condenado [Moreira], se pasará once años en la prisión” española. Por otro lado, Aguayo fue demandado por Moreira por la frase “hedor a corrupción”.

Podría seguir dando ejemplos sobre la pobreza de la sentencia con la cual Huber Olea Contró condenó a mi representado a pagar 10 millones de pesos o sobre la manera deliberada como miente, distorsiona los hechos y me acusa de ser un mal abogado para justificarse. Me parece innecesario.

El Consejo de la Judicatura deberá decidir si Huber Olea Contró es un mal abogado o si tras su sentencia está la intención deliberada de favorecer a Humberto Moreira. Será la justicia federal la que decidirá, eventualmente, si mi representado le causó daño moral o no a Humberto Moreira.

0
comentarios
Ver comentarios