Columnas

Andrés Manuel, hablemos de vacunas: ¿por qué con Putin sí y con Biden no?

AMLO y equipo hablando con Joe BidenTwitter / @lopezobrador_

Te suplico, presidente AMLO, que no te inyecten —ni inyecten a tu apreciada familia— esa cosa orgullo del autoritario ruso. No es confiable.

Presidente López Obrador:

No es el mejor periodismo escribir cartas que el destinatario no lee. Pero a mí me gusta. No espero, por lo tanto, respuestas a mis preguntas de buena fe. Eso sí,  Andrés Manuel,  de todo corazón deseo derrotes pronto al covid-19.

Primera pregunta a AMLO, sobre Putin y su vacuna:

¿Por qué en la llamada que sostuviste con el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, le pediste —compradas, no regaladas— 24 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, que no ha sido aprobada por ninguna de las verdaderamente importantes agencias reguladoras de medicinas y productos biológicos, como la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) o la EMA (agencia Europea de Medicamentos)?

Segunda pregunta a AMLO, sobre Biden y sus vacunas:

¿Por qué en la llamada que sostuviste con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no hiciste lo mismo que el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, es decir, comprometerlo a que venda a México —nada de regalos: podemos pagar— decenas de millones de dosis de las vacunas Pfizer y Moderna y otras que se han desarrollado en ese país, que hay consenso son las más confiables del mundo y han pasado o pasarán todas las pruebas de la FDA y la EMA y el resto de las agencias regulatorias?

Tercera pregunta a AMLO, sobre Merkel y la vacuna de Putin:

¿Sabías que la prestigiada y sin duda más importante líder mundial Angela Merkel, de Alemania, en una conversación telefónica con el ruso Vladimir Putin, se comprometió a apoyar la entrada de la Sputnik V en la Unión Europea…, pero con una sencilla condición: “si la EMA autoriza esta vacuna, entonces podemos hablar de una producción conjunta o de su aplicación”, o sea, primero verificar si tal producto cumple con las normas mínimas de calidad: ya después negociar lo que se pueda? 

Cuarta pregunta a AMLO, sobre Cofepris:

¿Tenía sentido que nuestra Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios aprobara a las carreras, esto es, sin mayor estudio, la vacuna rusa, algo que podría traducirse en un problema de salud pública en México si la Sputnik V presentara problemas o, como se ha dicho con insistencia, no inmunizara adecuadamente a las personas de mayor edad?

Quinta pregunta a AMLO, sobre los problemas de fabricación de la Sputnik V:

¿Ya te enteraste de que presenta serios problemas la producción de todas las vacunas fuera de Estados Unidos, es decir, que los fabricantes no tienen forma de cumplir a tiempo con la enorme demanda, algo que si es bastante grave en el caso de las plantas de Pfizer y AstraZeneca en Europa y Asia, resulta mucho más complicado en Rusia, que nomás no tiene capacidad —ni la posibilidad de aumentarla en su territorio en el corto plazo— para producir todas las vacunas Sputnik V que han pedido algunos países, como México, resignados a jugársela con un producto no autorizado en el mundo desarrollado; es decir, que parece improbable que Putin pueda cumplir, más allá de las pocas vacunas que pronto llegarán a nuestra nación, con las 24 millones de dosis que el presidente ruso se ha comprometido a entregar a las autoridades sanitarias mexicanas en un plazo razonable —de ahí la petición de Putin a Merkel de que las fabricas alemanas produzcan la famosa, aunque de dudosa calidad, vacuna rusa? 

Sexta pregunta a AMLO, sobre la fabricación de vacunas y la seguridad nacional de Estados Unidos:

¿Si sabes que Estados Unidos ha acaparado la mayor parte de la fabricación de las mejores vacunas y que puede incrementar su capacidad de producción con muchos menos problemas que las naciones de Europa, algo que en mi opinión hacía absolutamente lógico que negociaras la adquisición de vacunas con el presidente Biden —usando el argumento de que a los estadounidenses les conviene que nos vacunemos, ya que diariamente miles de mexicanos visitan Estados Unidos por turismo, negocio, de compras o por la razón que sea, y que también cada día muchos miles de gringos viajan a México para visitar nuestras playas, atender obligaciones profesionales o por cualquier otro motivo—; es decir, no valía la pena intentar decirle a Biden que la sociedad de Estados Unidos no estará plenamente inmunizada si no se vacuna a la mayor parte de la población mexicana, algo que naturalmente convierte en un asunto de seguridad nacional para el vecino país el proyecto de vender a México los productos biológicos de Pfizer o Moderna?

0-0-0-0

Andrés Manuel, pregunto porque nadie en el gobierno ha sabido explicar convincentemente que la vacuna rusa es segura. Y no se logrado elaborar un mínimo argumento en ese sentido simple y sencillamente porque los expertos en el tema ignoran lo fundamental sobre la Sputnik V. Desde luego, no espero respuestas de tu parte ni que leas esta carta; por lo tanto, no te enterarás de la decisión que ya he tomado: confiaré en la Sputnik V solo cuando la aprueben en Europa o Estados Unidos. Solo entonces. Si no llega ese momento no recomendaré a nadie que se deje aplicar tal vacuna. Te suplico, presidente, que no te dejes inyectar —ni dejes que inyecten a tu apreciada familia— con esa cosa que tanto promueve Putin. Es mi convicción.