Mirrreyes en peligro de extinción

Nos queda claro que hay de todo en la viña del Señor, emos, chakas, metrosexuales, hipsters, cholos, chuntaros, satelucos, pipopes, tepichulos, guapiteños, ninis, chikibabys, bebitos emoxitos, godines, freakis, etc.  Pero ¿Y los Mirrreyes papawh? 

¿Siguen estando de moda? ¿Perdieron potencial? ¿Están en peligro de extinción? ¿El look de Mirrrey ya fue? ¿Mirrreyes vemos, lobukis no sabemos? 

Si eres de los que aborrecen, despepita y pensaste que los Mirrreyes ya estaban medio pasadones de moda... déjenme decirles que: ¡NO! Los Mirrreyes siguen apoderándose de muchos de los lugares nice, popis, bares, pubs, antros, Starbucks, etc. de hecho en Guadalajara, Monterrey, Puebla y ciudades aledañas al DF, el término “Mirrrey” está más que de moda, esto quiere decir que se han estado reproduciendo como Gremlins, se contagian y están en apogeo para poder conquistar el mundo de una vez por todas, ok no.

 Recuerda que para ser un Mirrrey no tienes que ser un fresa cualquiera, hay niveles. Algunas reglas para ser y seguir siendo Mirrrey han cambiado, algunas siguen igual:

Un Mirrrey no tiene tiempo para la cruda.

La marca Aropostale, Zara, 725 Originals, Cherooke, no es de Mirrreyes.

A un Mirrrey no le afecta que lo terminen, corten, manden por las cocas, etc. al contrario, se hace un Mirrrey más fuerte.

 

Los Mirrreyes no festejan los triunfos en el Ángel, ellos festejan en la glorieta de Bosques de las Lomas.

Los Mirrreyes ya no usan Blackberry ni de broma, es más, es un pecado portarlo.

Un Mirrrey no se preocupa por la cruda.

Todo Mirrrey forzosamente tiene que tener cutis de pompi de bebe.

Es de Mirrreyes unirse para realizar buenas causas… salir a conquistar lobukis.

Un papaloy NO compra en el oulet.

Un Mirrrey lee libros de autoayuda como “Quien me ha robado mi jamón serrano”.

Es de Mirrreyes tomar champagne para reflexionar.

Un Mirrrey tiene todo bajo control, va a trabajar, al cole, al gym y por supuesto: a tocar el cielo.

Un Mirrrey no piropea para conquistar, un Mirrrey dice frases como: “oh, confundí tu sonrisa con la luna”.

Un Mirrrey que está en la oficinirri escucha a Luis Miguel para desestresarse.

Los Mirrreyes no preguntan dónde queda tal calle, ellos sacan su GPS, google maps para llegar a cualquier lado, así sea al oxxo mas cercano.

Y así, varias características más que sería imposible mencionar por aquí y nunca acabaría, solamente recuerden algo importante: Existe una delgada línea entre ser Mirrrey y ser ridículo.

Si tu objetivo es convertirte en un Mirrrey ten mucho cuidado y no caigas en ser el típico “wannabe Mirrrey” es el güey súper castroso, prole, patarrajado, bajado del cerro a tamborazos que ¡ah como jode con que es Mirrrey!  Se desabrocha 6 botones de la camisa (se deben desabrochar sólo 3)  mostrando sus tres pelos en pecho y hablan como si tuvieran la típica “papa atorada”, se bajan del pesero y se ponen perfumito para que no los cachen con olor a smog. ¡FAIL!

Tal parece que esto de los Mirrreyes no es una moda pasajera.

Mirrreyes, Mirrreyes… everywhere.

 

0
comentarios
Ver comentarios