Columnas

Extinción de Luz y Fuerza por capricho

Lo que procede ahora es que la CFE recontrate a los 16 MIL 599 trabajadores que no aceptaron ser liquidados y que se mantuvieron luchando por sus derechos. Y la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA), señor Lozano,

El segundo tribunal colegiado en materia de trabajo acaba de publicar su SENTENCIA DEFINITIVA sobre la extinción de Luz y Fuerza del Centro, casi a tres años de que Calderón echó a la calle a más de 40 mil trabajadores, con sus respectivas familias.

El tribunal colegiado determinó AMPARAR a los electricistas porque no hubo causa de fuerza mayor para dar por terminadas las relaciones laborales, y al persistir éstas la CFE (empresa de clase mundial) se convirtió en PATRON SUSTITUTO de los trabajadores.

La resolución se dio en respuesta a la demanda No. 1337/2010, presentada por el Sindicato Mexicano de Electricistas, SME.

Lo que procede ahora es que la CFE recontrate a los 16 MIL 599 trabajadores que no aceptaron ser liquidados y que se mantuvieron luchando por sus derechos. Y la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA), señor Lozano, deberá dictar un nuevo laudo apegándose a lo que dictó el tribunal colegiado.

¿Qué dirán ahora los comunicadores oficialistas que se dedicaron a difamar a los trabajadores electricistas por las acciones de resistencia que tomaron ante semejante injusticia?

¿Qué van a declarar el presidente del empleo y su porro Javier Lozano sobre la CAUSA DE FUERZA MAYOR, que no existió, por la que dejaron sin empleo a más de 40 mil trabajadores?

¿Reconocerán algún día que fue injustificada la separación de los trabajadores de su empleo?

A fin de cuentas eso ya no es lo que importa, lo realmente trascendental es que después de tres años de lucha ininterrumpida los trabajadores recuperarán su empleo, que la CFE está obligada a dárselos.

Lástima que muchos de los electricistas hayan creído en las mentiras que divulgó el gobierno federal sobre los "grandes beneficios" de aceptar una miserable liquidación. Si hubiesen seguido luchando, con esta sentencia recuperarían el empleo que les fue arrebatado.

Aquí

se ve

la fuerza del SME.