6 de diciembre de 2021 | 12:17
Opinión de Esdena Bañuelos

    María Mezcal canta a los héroes, las heroínas de Corazón Blanco

    México está despertando, ya son la mayoría los que están dispuestos a defender al personal médico y de enfermería de los ataques
    Médicos, médicas
    Compartir en

    Todos conocemos a algún doctor, alguna doctora, desde quienes trabajan en las consultas gratuitas, hasta los especialistas que sentimos inalcanzables por los precios. Siempre los vemos como personas lejanas, hasta cierto punto, profesionales a quienes a pesar de sus estudios, muchas veces nulificamos, pues nos automedicamos y si no nos contestan el whats en el instante o nos cobran, nos molestamos.

    En tiempos de pandemia, ellos y ellas, más todos los que trabajan en servicios hospitalarios, se convierten en nuestra barrera, el muro que recibe las balas, los golpes, en donde nos recargamos para descansar. Pero también, parece que “algunos”, después de protegerse y encontrar refugio, a ese muro le avientan piedras, lo patean, lo rayan, le hacen hoyos y se enojan por no ser capaz de mantenerse en pie.

    Es muy raro, pero veo esa actitud en varios momentos sociales, como si fuera parte de una cultura educacional mexicana que solo demuestra falta de valores, lo necesitados que estamos de herramientas de inteligencia emocional, lo urgidos de solidaridad, lo vacíos que nos sentimos.

    ¿Por qué los mexicanos pensamos que actuando siempre igual, tendremos resultados diferentes?

    ¿Por qué, a veces, somos tan malagradecidos?

    Sencillo, porque somos un pueblo históricamente oprimido, cuyos gobernantes se mueven por sus propios intereses y prefieren tenernos ignorantes, para no pensar, para no despertar.

    Pero hay esperanza, México está despertando, ya son la mayoría los que están dispuestos a defender a los médicos y enfermeros de los ataques; somos más los que queremos ayudar a los demás y confiamos en que somos una sociedad fuerte, valiente y aguantadora, en palabras nuestras “somos chingones”.

    Así que a pesar de lo surreal que parece que “ciertas personas” ataquen a los que nos cuidan, también hay gente buena, apoyando, donando y haciendo que nuestro encierro sea más llevadero. Colaborando para tener un México Unido.

    Así que para aprovechar este conducto y a modo de recordatorio que también habemos personas agradecidas, la banda tapatía María Mezcal, hizo un gran homenaje a todas las personas que hacen que los servicios hospitalarios sigan funcionando. En nombre de todos nosotros, ellos les cantan, les dicen, les gritan “Te vemos” con el tema “Corazón Blanco”

    Ayudemos a que este mensaje común y que expresa el sentir de la mayoría, llegue a todas esas personas que se están arriesgando por nosotros. ¡Gracias infinitas!