Columnas

Entre Veredas. En contingencia

Hugo López-GatellCortesía

Decir que México podría tener una catástrofe financiera por el tema del COVID-19 no está alejada de la realidad


"No entiendo por qué la gente se asusta de las nuevas ideas. A mi me asustan las viejas"
John Cage

VOX POPULI

El tema del COVID-19 en México será devastador no en el ámbito de la salud, sino en el tema económico que vendrá a pegarle a todo tipo de comercio tanto formal e informal en el país, y esto sin duda es preocupante.

Ante una economía estancada, con poca inversión, con enfoque del gobierno de México hacia estar manteniendo a los más pobres en lugar de crear condiciones que beneficien a la población pone a muchos a temblar.

Decir que México podría tener una catástrofe financiera por el tema del COVID-19 no está alejada de la realidad, pues hasta el momento ante una inminente fase 3 que está próxima a ocurrir por el número de contagios, de parte del gobierno federal lo único que dice es que no dejemos de salir.

Pero dejando eso de lado, la ignorancia del presidente Andrés Manuel López Obrador con respecto a este tema, es sublime, pues ayer durante la mañanera anunció una visita de estado al municipio de Navolato en Sinaloa.

Esto a pesar de que en Sinaloa horas más tarde se declara medidas necesarias para poder bloquear la posibilidad de que los contagios subieran ante el temor que la curva que está por ocurrir en los próximos días se evite.

La discordancia que hay entre la secretaría de Salud que hasta el momento, lo extraño es que el mismo secretario de Salud federal Jorge Carlos Alcocer Varela ni siquiera se le vea presente en alguna sesión de esta contingencia, de hecho a la reunión de gabinete ni siquiera llegó.

Si bien es cierto, Hugo López-Gatell Ramírez, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud ha estado informando como es debido y es un médico profesional y preparado con doctorado en una de las mejores universidades del mundo, el encargado de la Salud de México ni por dignidad aparece.

Fuera de eso, el gobierno federal está rezagado en la información, López Orador confunde severamente a la gente, o más bien es lo que pretende hacer y desconocemos porque si el sistema de Salud en el país quedaría rezagado en un contagio masivo.

El presidente de México ha sido duramente criticado en otros países por la forma tan, pero tan relajada que hay en materia de prevención, es como si quisiera que México cayera en esta crisis y buscar ser el salvador en este aspecto.

Esto está pegando seriamente a la imagen del gobierno, y sin querer politizarlo, le puede afectar las elecciones, porque, insistimos, no vemos razón para que el presidente señale que se tome esto con calma.

En el video que compartió desde Oaxaca, donde repartió besos y abrazos, vemos a un López Obrador que se quiere ver como relajado, para no causar la impresión de que si tiene preocupación y que con ello "caiga" el endeble liderazgo que tiene.

Y las cosas son más preocupantes, pues la intención del presidente es incrementar las "Tandas del Bienestar" ayudar a los que viven día a día, y no cuidar a las grandes empresas ante esta crisis, pese a que ellas generarán los empleos luego de estas crisis.

Es decir que la intención de López Obrador sigue siendo populista, cuidando a los más necesitados, lo cual tampoco está mal, pero tampoco es el centro del universo, tanto así que ayer dijo que dará un anuncio en materia económica para paliar la situación.

En suma, la alerta se despertó luego del llamado "escudo protector" de la honestidad y el combate a la corrupción, y no se ve indicios de él de hacer el llamado. Ahora queda esperar a quienes todavía creen en él, a que les de la indicación de ya no salir.

Tiempo al tiempo, ojalá y que los "detractores" nos equivoquemos. Pero, si ocurre un contagio masivo tampoco nos alegraríamos por haber acertado. El tema es preocupante, y ¿el presidente? relajado, relajado, relajado.

 

MEDIDAS

En Sinaloa el gobernador Quirino Ordaz Coppel no lo pensó dos veces, mediante un anuncio luego de recorrer lo que será el nuevo hospital general de Culiacán, dio el anuncio de que se tomarían medidas para prevenir el contagio.

Sinaloa mantiene a raya, hasta el momento al COVID-19 al marcar sólo cuatro contagios, todos de ellos importados, y donde los resultados de casos sospechosos han resultado, por fortuna negativos en los estudios.

Hasta el corte de ayer se tenían registrados 11 nuevos casos sospechosos de esta enfermedad, en algunas de las ciudades más importantes del estado, lo que marca algo importante, la gente está acudiendo o reportando que siente los síntomas y quiere cuidarse.

Pero no ha pasado de allí, pese a eso, el gobernador dejó en claro que se cierra la vida nocturna en el estado, cines, antros, bares, donde el tumulto de gente es mayor, esto mientras pasa la contingencia, ya dentro de la fase 2.

El gobernador sabe que habrá muchos contras en la medida, derivado de que es un sector importante de la economía, más en los centros turísticos como Mazatlán, o las zonas comerciales de Culiacán y Ahome.

Pero la medida debe de tomarse, el gobernador luego de la situación que pasó, emprendió medidas más fuertes, y tomadas, por alerta de la Organización Mundial de la Salud, pues ya marca al país en la fase de tomar acciones por parte del gobierno.

La medida no es nada sencilla, y los empresarios propietarios o socios de este sector saben que es por el bien de la población, el problema es que todavía no saben cómo se hará para paliar las pérdidas que habrá por esto.

El asunto es que el gobernador ya giró la instrucción, una medida que no debe de tomarse a la ligera, pero para esto también el gobierno entra en su parte al posponer el pago de impuestos durante este periodo.

En Sinaloa se toman estas medidas, que todo indica que son a tiempo, hay que evitar las aglomeraciones y mantener una distancia para evitar más contagios.

Esto es sólo el comienzo.

 

MITOTE

Ante el pánico que ocurre por el tema del COVID-19 en Los Mochis parece que no se toman en serio el tema y andan generando pánico en las redes al señalar que hubo un contagio masivo en una boda ocurrida en la Marina de Topolobampo.

Se aseguró que dos de los asistentes viajaron de Estados Unidos a la boda, y que estuvieron en contacto con todos los asistentes en una boda masiva en esta zona exclusiva de Topolobampo.

Pues bien, se dijo que cientos de personas podrían tener el COVID-19 por estas personas, y el mitote se armó en grande.

El reporte movilizó al sector Salud en Sinaloa y resultó que sólo fue un rumor grande que algunos medios de comunicación se fueron con la finta y publicaron la información sin tener la fuente oficial.

Tanto fue mitote que el mismo secretario de Salud en Sinaloa, Efrén Encinas Torres ni siquiera mencionó el caso de Los Mochis en su resumen, siguen 11 sospechosos, y los mismos confirmados que están aislados.

No hay que fomentar la psicosis.

[email protected]

Facebook: MarcoALizarragaEV

Twitter: @PeriodistaMarco