El Rincón del Chamán. ¿De veras ya tocamos fondo?

Desempleo Inegi marzo 2020
Desempleo.Crisanta Espinosa / Cuartoscuro

En el mejor de los casos la recuperación de la actividad económica tardará al menos dos años

Más negra que la noche ―diría Esteban Rojas @estebamex―, así pinta la recesión en el país ante el desplome de la actividad económica, pues a pesar del extraño optimismo oficial, el 2020 será prácticamente un año perdido. Y en un descuido, el sexenio completo.

Los datos del INEGI confirman que la profundidad de la crisis y la fuerte contracción del Producto Interno Bruto (PIB) han sido mucho mayores de la que esperábamos, ya que hizo palidecer el desplome de -5.8 por ciento en el inicio del sexenio de Ernesto Zedillo, en 1995, aunque Salinas nunca quiso admitir su responsabilidad en esa crisis.

La actividad económica del país cayó en el segundo trimestre de este año -17.3 por ciento (-18.9 respecto al mismo periodo de 2019), dato que perfila un tercero y cuarto trimestres todavía a la baja, para cerrar 2020 con un PIB de entre -8 y -12 por ciento, de acuerdo con estimaciones de Gerardo Esquivel, del Banxico.

En el mejor de los casos la recuperación de la actividad económica tardará al menos dos años ―considera Esquivel―, estamos hablando del año 2023, no como las fantasías de quien ha asegurado por enésima ocasión que lo peor ya pasó y ya nos estamos recuperando.

Cómo viene la crisis

Gerardo Esquivel (@esquivel), vicegobernador de Banxico, difundió esta semana un extraordinario artículo, "Los impactos económicos de la pandemia en México", en el que en sintonía con la información del INEGI prevé que la caída del primer semestre de 2020 será superior al 10 por ciento.

También anticipa que el tercer trimestre podríamos mantener una caída de entre -8 y -12 por ciento y en el cuarto trimestre de entre -4 y -8 por ciento.

De tal manera que en todo 2020 el PIB sufrirá una caída que puede ir del -8.8 al -10.5 por ciento. Sopas.

Bajo estos escenarios será difícil que logremos la recuperación como “palomita”, tipo Nike, como la soñó Arturo Herrera.

No vemos claro

Lo que nos preocupa es que no vemos claridad en lo que hará el gobierno federal para recuperar los más de 1.5 millones de empleos perdidos y crear el millón que cada año se generan como demanda natural por el crecimiento de la población.

Tampoco sabemos cómo viene el Presupuesto Federal 2021, que de por sí fue ultrarecortado en 2020, se antoja otra trasquilada de programas en las dependencias de gobierno. Si hace unos meses les quitaron las computadoras, no habría de extrañarnos que ahora les quiten hasta las sillas.

El gobierno federal no ha metido las manos para apoyar al sector productivo. El dato de las empresas (privadas) que no recibieron apoyo fue brutal, 92.3 por ciento.

Pero eso no queda ahí, no se ha contabilizado aún el número de empresas y negocios que han bajado su cortina, muchas de manera permanente.

De acuerdo con un estudio de Forbes, 57 por ciento de las empresas ven expectativas de recuperarse hasta el año 2022 o después, 33 por ciento cree que podrá hacerlo el próximo año.

La baja en las inversiones seguirá ―el mismo estudio de Forbes―, de tal suerte que 21 por ciento de las empresas podría reducirlas a la mitad, en tanto que el 14 por ciento serán más drásticas del 50 hasta el 75 por ciento.

Aunque el discurso oficial asegura que su estrategia evita un deterioro de la calidad de vida de los mexicanos, el camino de la desigualdad se profundiza.

El dato más reciente del Coneval mostró que el desempleo vino acompañado de un incremento en los índices de la pobreza laboral ―porcentaje de la población con un ingreso inferior al costo de la canasta básica―, que pasó de 35.7 a 54.9 por ciento en el primer trimestre del año. Y en esa situación están hoy 69 millones de mexicanos.

Los datos más conservadores apuntan a que el número de pobres aumentará en poco más de 9 millones de mexicanos, de tal manera que podríamos llegar a tener 70 millones de pobres en México.

Un dato revelador es que los apoyos del gobierno representan el 30 por ciento de los ingresos de las familias más pobres, importante pero insuficiente pues no resuelven los problemas de fondo, reconoce Coneval (La Jornada 6-07-20).

Columnómetro de Aquiles Baeza

1.- ¿En qué cabeza cabe?

Como se vea, el anuncio de que sí habrá Grito de Independencia en el Zócalo y desfile militar, que incluye la parafernalia de 500 personas portando antorchas, es una irresponsabilidad en esta etapa de la pandemia.

Para mediados de septiembre el semáforo de la pandemia para la Ciudad de México seguramente seguirá en naranja.

Claudia Sheinbaum tendrá que hacer valer la racionalidad y no responder solo a caprichos. Como si no hubiera temas más importantes que atender. Como diría Juanga, ¿pero qué necesidad?

2.- Memelandia en tres tiempos.

Uno. ¿No le parece un culto a la personalidad lo de las 500 antorchas en el Zócalo?

―La propuesta fue mía.

―Mmmm, er, bueno, la verdad es que sí Juárez viviera, moriría de envidia.

Dos. ¿Cómo se dice cuando el presidente truena los dedos en lenguaje premoderno?

―Bendito chasquido.

3.- El INE determinó que las elecciones estatales para renovar el Congreso en Coahuila y 84 alcaldías en Hidalgo, pospuestas por la contingencia sanitaria, se realizarán el próximo 18 de octubre. Buen acuerdo.

4.- Este sábado arranca la edición virtual de la Feria Nacional del Libro de Zacatecas, coordinada por el Instituto Zacatecano de Cultura y la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (CANIEM). Se desarrollará del 1 al 17 de agosto y rendirá homenaje al escritor zacatecano Severino Salazar. Están programadas alrededor de 90 actividades, que incluyen presentaciones de libros, conversatorios, conferencias, narraciones orales y actividades para niños.

0
comentarios
Ver comentarios